Ternera en salsa en crock-pot

La Cocina de Morilands

Ternera en salsa en crock-pot

No sé si conocéis la olla de cocción lenta Crock-pot. Yo la llevo viendo desde hace tiempo en diferentes blogs de cocina de los que sigo, en algunas redes sociales y desde ese momento empecé a interesarme cada vez más por ella.

Para l@s que no tengáis ni idea de qué es y de cómo funciona, os voy a comentar un poco sobre ello y veréis qué interesante es esta olla.

Aunque en España lleva relativamente poco tiempo por nuestras cocinas, en EEUU hace más de cuarenta años que las tienen funcionando y con una larga trayectoria en recetas, trucos y consejos. El slow cooker (cocción lenta) consiste en una carcasa que se enchufa a la corriente eléctrica y dentro lleva una cazuela de cerámica (en algunos modelos) u otra olla que es donde se cocina la comida. Cocina de manera lenta todo tipo de preparaciones, siendo las carnes y las legumbres sus platos estrella. Es como cocinar al estilo de nuestras abuelas, de manera muy tradicional y lenta para que los guisos queden lo más ricos, saludables y conserven todos sus nutrientes.

Además, tiene dos funciones: alta y baja, de manera que cocinas en una de esas posiciones y aunque tarde muchas horas en cocinar, puedes estar tranquil@ que no te estará consumiendo la energía que imaginas y la factura no llegará más elevada de lo normal. La gente se extraña cuando les cuento que unas lentejas o unas carrilleras de cerdo en salsa están 8 horas en baja. Tan sólo tienes que organizar tus horarios y las comidas que vas a preparar y ponerla en marcha. Son muchas las recetas que son de echar todo a la olla (sin ningún paso previo) y ponerla a funcionar; mientras tanto, puedes estar durmiendo, trabajando o pasando la tarde tranquilamente con tu familia y/o amigos.

No os cuento más sobre la slow cooker. Tan sólo os diré que yo la uso todas las semanas y preparo recetas como: lentejas estofadas, carrilleras al oporto, ternera en salsa, olla gitana, asado de paletilla, etc.

Ahora vamos con esta receta que tenía ya ganas de compartir con vosotr@s… Poco a poco os iré poniendo más cosillas. Os comento también que hay un blog estrella sobre todo lo que tiene que ver con el Slow Cooker y donde podrás encontrar multitud de recetas, información y consejos. Se llama Crockpotting.

TERNERA EN SALSA en Crock-pot

Necesitarás…

  • 700 gr de ternera en tacos.
  • 1 zanahoria grande.
  • 150 gr de guisantes frescos o congelados.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Harina.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 rama de tomillo seco.
  • 1 hoja de laurel.
  • Pimienta.
  • Sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, corta la ternera en dados (si no la has comprado así) y enharínala ligeramente. Quita la harina sobrante y reserva.
  2. Vierte aceite en una sartén y dora la carne removiéndola para que se vaya sellando bien por todos los lados.
  3. Mientras tanto, corta la cebolla muy fina y pela los ajos.
  4. Pela también la cebolla y córtala en rodajas finas.
  5. A continuación, añade la cebolla y ajos enteros a la sartén y deja unos minutos hasta que empiece a verse transparente. Agrega el vino blanco y deja que reduzca durante 5 minutos aproximadamente.
  6. Incorpora la zanahoria y los guisantes y deja que se cocine todo durante 5 minutos aproximadamente.
  7. Pasado este tiempo, vuelca toda esta preparación en la olla de cocción lenta, pon el tomillo y el laurel sobre la carne y cocina durante 7 horas en baja.
  8. Cuando vaya por las 6 horas comprueba el grado de cocción de tu carne y apaga o deja 1 hora más dependiendo de la potencia de tu olla y de tus gustos personales. La carne debe estar tierna y melosa y si no es así, debes dejarla un poco más.
  9. Al terminar, remueve con un cucharón para que la carne se impregne bien con la salsa y quede esta bien distribuida.
  10. Puedes preparar unas patatas fritas o cocidas para acompañar este plato.

Fuente: Crockpotting

La Cocina de Morilands

Ternera en salsa en crock-pot

Ternera en salsa en crock-pot

No sé si conocéis la olla de cocción lenta Crock-pot. Yo la llevo viendo desde hace tiempo en diferentes blogs de cocina de los que sigo, en algunas redes sociales y desde ese momento empecé a interesarme cada vez más por ella.

Para l@s que no tengáis ni idea de qué es y de cómo funciona, os voy a comentar un poco sobre ello y veréis qué interesante es esta olla.

Aunque en España lleva relativamente poco tiempo por nuestras cocinas, en EEUU hace más de cuarenta años que las tienen funcionando y con una larga trayectoria en recetas, trucos y consejos. El slow cooker (cocción lenta) consiste en una carcasa que se enchufa a la corriente eléctrica y dentro lleva una cazuela de cerámica (en algunos modelos) u otra olla que es donde se cocina la comida. Cocina de manera lenta todo tipo de preparaciones, siendo las carnes y las legumbres sus platos estrella. Es como cocinar al estilo de nuestras abuelas, de manera muy tradicional y lenta para que los guisos queden lo más ricos, saludables y conserven todos sus nutrientes.

Además, tiene dos funciones: alta y baja, de manera que cocinas en una de esas posiciones y aunque tarde muchas horas en cocinar, puedes estar tranquil@ que no te estará consumiendo la energía que imaginas y la factura no llegará más elevada de lo normal. La gente se extraña cuando les cuento que unas lentejas o unas carrilleras de cerdo en salsa están 8 horas en baja. Tan sólo tienes que organizar tus horarios y las comidas que vas a preparar y ponerla en marcha. Son muchas las recetas que son de echar todo a la olla (sin ningún paso previo) y ponerla a funcionar; mientras tanto, puedes estar durmiendo, trabajando o pasando la tarde tranquilamente con tu familia y/o amigos.

No os cuento más sobre la slow cooker. Tan sólo os diré que yo la uso todas las semanas y preparo recetas como: lentejas estofadas, carrilleras al oporto, ternera en salsa, olla gitana, asado de paletilla, etc.

Ahora vamos con esta receta que tenía ya ganas de compartir con vosotr@s… Poco a poco os iré poniendo más cosillas. Os comento también que hay un blog estrella sobre todo lo que tiene que ver con el Slow Cooker y donde podrás encontrar multitud de recetas, información y consejos. Se llama Crockpotting.

TERNERA EN SALSA en Crock-pot

Necesitarás…

  • 700 gr de ternera en tacos.
  • 1 zanahoria grande.
  • 150 gr de guisantes frescos o congelados.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Harina.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 rama de tomillo seco.
  • 1 hoja de laurel.
  • Pimienta.
  • Sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, corta la ternera en dados (si no la has comprado así) y enharínala ligeramente. Quita la harina sobrante y reserva.
  2. Vierte aceite en una sartén y dora la carne removiéndola para que se vaya sellando bien por todos los lados.
  3. Mientras tanto, corta la cebolla muy fina y pela los ajos.
  4. Pela también la cebolla y córtala en rodajas finas.
  5. A continuación, añade la cebolla y ajos enteros a la sartén y deja unos minutos hasta que empiece a verse transparente. Agrega el vino blanco y deja que reduzca durante 5 minutos aproximadamente.
  6. Incorpora la zanahoria y los guisantes y deja que se cocine todo durante 5 minutos aproximadamente.
  7. Pasado este tiempo, vuelca toda esta preparación en la olla de cocción lenta, pon el tomillo y el laurel sobre la carne y cocina durante 7 horas en baja.
  8. Cuando vaya por las 6 horas comprueba el grado de cocción de tu carne y apaga o deja 1 hora más dependiendo de la potencia de tu olla y de tus gustos personales. La carne debe estar tierna y melosa y si no es así, debes dejarla un poco más.
  9. Al terminar, remueve con un cucharón para que la carne se impregne bien con la salsa y quede esta bien distribuida.
  10. Puedes preparar unas patatas fritas o cocidas para acompañar este plato.

Fuente: Crockpotting

No sé si conocéis la olla de cocción lenta Crock-pot. Yo la llevo viendo desde hace tiempo en diferentes blogs de cocina de los que sigo, en algunas redes sociales y desde ese momento empecé a interesarme cada vez más por ella.

Para l@s que no tengáis ni idea de qué es y de cómo funciona, os voy a comentar un poco sobre ello y veréis qué interesante es esta olla.

Aunque en España lleva relativamente poco tiempo por nuestras cocinas, en EEUU hace más de cuarenta años que las tienen funcionando y con una larga trayectoria en recetas, trucos y consejos. El slow cooker (cocción lenta) consiste en una carcasa que se enchufa a la corriente eléctrica y dentro lleva una cazuela de cerámica (en algunos modelos) u otra olla que es donde se cocina la comida. Cocina de manera lenta todo tipo de preparaciones, siendo las carnes y las legumbres sus platos estrella. Es como cocinar al estilo de nuestras abuelas, de manera muy tradicional y lenta para que los guisos queden lo más ricos, saludables y conserven todos sus nutrientes.

Además, tiene dos funciones: alta y baja, de manera que cocinas en una de esas posiciones y aunque tarde muchas horas en cocinar, puedes estar tranquil@ que no te estará consumiendo la energía que imaginas y la factura no llegará más elevada de lo normal. La gente se extraña cuando les cuento que unas lentejas o unas carrilleras de cerdo en salsa están 8 horas en baja. Tan sólo tienes que organizar tus horarios y las comidas que vas a preparar y ponerla en marcha. Son muchas las recetas que son de echar todo a la olla (sin ningún paso previo) y ponerla a funcionar; mientras tanto, puedes estar durmiendo, trabajando o pasando la tarde tranquilamente con tu familia y/o amigos.

No os cuento más sobre la slow cooker. Tan sólo os diré que yo la uso todas las semanas y preparo recetas como: lentejas estofadas, carrilleras al oporto, ternera en salsa, olla gitana, asado de paletilla, etc.

Ahora vamos con esta receta que tenía ya ganas de compartir con vosotr@s… Poco a poco os iré poniendo más cosillas. Os comento también que hay un blog estrella sobre todo lo que tiene que ver con el Slow Cooker y donde podrás encontrar multitud de recetas, información y consejos. Se llama Crockpotting.

TERNERA EN SALSA en Crock-pot

Necesitarás…

  • 700 gr de ternera en tacos.
  • 1 zanahoria grande.
  • 150 gr de guisantes frescos o congelados.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Harina.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 rama de tomillo seco.
  • 1 hoja de laurel.
  • Pimienta.
  • Sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, corta la ternera en dados (si no la has comprado así) y enharínala ligeramente. Quita la harina sobrante y reserva.
  2. Vierte aceite en una sartén y dora la carne removiéndola para que se vaya sellando bien por todos los lados.
  3. Mientras tanto, corta la cebolla muy fina y pela los ajos.
  4. Pela también la cebolla y córtala en rodajas finas.
  5. A continuación, añade la cebolla y ajos enteros a la sartén y deja unos minutos hasta que empiece a verse transparente. Agrega el vino blanco y deja que reduzca durante 5 minutos aproximadamente.
  6. Incorpora la zanahoria y los guisantes y deja que se cocine todo durante 5 minutos aproximadamente.
  7. Pasado este tiempo, vuelca toda esta preparación en la olla de cocción lenta, pon el tomillo y el laurel sobre la carne y cocina durante 7 horas en baja.
  8. Cuando vaya por las 6 horas comprueba el grado de cocción de tu carne y apaga o deja 1 hora más dependiendo de la potencia de tu olla y de tus gustos personales. La carne debe estar tierna y melosa y si no es así, debes dejarla un poco más.
  9. Al terminar, remueve con un cucharón para que la carne se impregne bien con la salsa y quede esta bien distribuida.
  10. Puedes preparar unas patatas fritas o cocidas para acompañar este plato.

Fuente: Crockpotting





5 Comentarios a “Ternera en salsa en crock-pot”

  1. Riquísimo! Yo tengo la olla desde hace un año y pico y me encanta sobre todo para carnes y legumbres. Te ha quedado con una pinta buenísima 🙂

    En la cocina de Sara, febrero 5, 2019, 10:32 pm | Responder a este comentario
  2. Yo también la tengo y la uso un montón. Haré tu receta. Gracias por compartir.

    Ana, febrero 12, 2019, 3:22 pm | Responder a este comentario
  3. Jeje es muy adictiva. Yo empecé con una y en menos de un mes tenía tres de distintos tamaños. Me quedo por tu blog 🙂

    mj, abril 8, 2019, 1:20 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: