BIZCOCHO de calabaza con semillas

La Cocina de Morilands

BIZCOCHO de calabaza con semillas

Al fin ha llegado el tan ansiado y esperado otoño; este fin de semana parece que han bajado bastante las temperaturas y ya podemos usar los abrigos y ropa de temporada como ha de ser. ¡Ayyy!!!, qué ganas de que llegase el fresquito y poder funcionar sin calores y sin saber qué ropa usar.

A mi el otoño me gusta, aunque el invierno aún más. Ahora ya apetece pasear abrigados y comprar un cartucho de castañas de los puestos callejeros, tomar un chocolate a la taza bien caliente acompañado de unos churros, entrar a cualquier sitio a refugiarte del frío… y cómo no, encender el horno para preparar ricos bizcochos caseros.

La propuesta que os traigo hoy viene cargada de una de las verduras estrella del otoño, la calabaza. La repostería con calabaza me parece de lo más irresistible. Queda tan bien en cheesecakes, bizcochos, tartaletas, galletas… que yo la usaría en todo lo que preparo.

Así que aprovecha que enciendes el horno para cualquier cosa y pon unos trozos de calabaza a asar. Luego, trituras y consigues un rico puré para estas preparaciones. Aclaro en este punto que el puré de calabaza que digo no es más que calabaza asada y triturada, no es el típico puré cocinado que nos tomamos con cuchara. También podrás prepararlo al microondas y aplastando muy bien la pulpa. Una vez tengas el puré, deja reposar para que suelte todo el agua y puedas desecharlo antes de usarlo. De una manera u otra, prepara 300 gr que los necesitarás para este rico bizcocho.

Vamos con la receta…

BIZCOCHO de calabaza con semillas

Necesitarás…

  • 300 gr de pulpa de calabaza.
  • 4 huevos medianos.
  • 300 gr de azúcar moreno de caña integral (panela).
  • 200 ml de aceite de girasol.
  • 200 ml de bebida de soja o de avena.
  • 200 gr de harina de trigo.
  • 100 gr de harina integral de trigo.
  • 100 gr de harina integral de avena.
  • 15 gr de levadura química.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  •  100 gr de mezcla de semillas variadas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  2. Engrasa un molde cuadrado o rectangular de unos 24 cms aproximadamente con spray desmoldante o con un poco de aceite o mantequilla. Reserva.
  3. Prepara la pulpa de calabaza. Puedes asarla en el horno o en el microondas y una vez lista, tritura bien hasta obtener un puré liso y homogéneo. Deja reposar para que suelte todo el líquido sobrante y deséchalo. También puedes usar el que venden enlatado que no tiene conservantes.
  4. Separa las claras de las yemas de huevo. Bate en un bol las claras con una pizca de sal hasta que estén semi-montadas. Añade la mitad de la panela mientras continúas batiendo y conseguirás un merengue ligero. Reserva.
  5. Por otro lado, pon las yemas en otro bol con la panela restante y la vainilla y bate hasta conseguir una mezcla homogénea. Añade la pulpa de calabaza y mezcla bien para integrar.
  6. Añade el aceite y la leche y vuelve a batir para incorporar bien ambos ingredientes.
  7. A continuación, añade las harinas, la levadura y la canela mezclando bien hasta incorporar todos los ingredientes y conseguir una mezcla homogénea.
  8. Finalmente, agrega el merengue inicial que teníamos reservado y ve incorporando delicadamente con una espátula de silicona y con movimientos envolventes para que quede una mezcla lisa y homogénea.
  9. Vierte esta mezcla en el molde reservado y alisa bien la superficie con una espátula.
  10. Sobre un paño de cocina, levanta el molde unos centímetros varias veces y déjalo caer para que de esta manera se eliminen las burbujas que puedan quedarse en la masa.
  11. Espolvorea por la superficie las semillas y hornea durante 1 hora aproximadamente hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester.
  12. Saca del horno y deja enfriar a temperatura ambiente antes de desmoldar y cortar en trozos.

Algunas consideraciones…

  • Si lo deseas, puedes cambiar el aceite de girasol por aceite de oliva suave.
  • También puedes usar  leche semidesnatada o la bebida vegetal que más te guste.
  • Los botes de puré de calabaza puedes comprarlos en tiendas especializadas y/o de repostería creativa.
  • Te aconsejo tener el puré listo con anterioridad para que esté frío y se le haya podido retirar el líquido sobrante.
  • Si no tienes o no te gusta la harina de avena, puedes ponerle los 200 gr de harina integral de trigo o incluso cambiar por espelta integral.
  • La mezcla de semillas variadas son muy fáciles de encontrar en muchos supermercados o incluso en tiendas bio.
  • Dependerá del calor del horno y tamaño de tu molde que el bizcocho esté listo en un tiempo u otro. Revisa el grado de cocción a partir de los 40 minutos, pero nunca abras el horno antes de que hayan pasado los primeros 35 minutos.
  • Si te ha gustado esta receta puedes compartirla en tus RRSS y dejar un comentario aquí y en la página de facebook o instagram.

Fuente: Tarthélémy

La Cocina de Morilands

BIZCOCHO de calabaza con semillas

BIZCOCHO de calabaza con semillas

Al fin ha llegado el tan ansiado y esperado otoño; este fin de semana parece que han bajado bastante las temperaturas y ya podemos usar los abrigos y ropa de temporada como ha de ser. ¡Ayyy!!!, qué ganas de que llegase el fresquito y poder funcionar sin calores y sin saber qué ropa usar.

A mi el otoño me gusta, aunque el invierno aún más. Ahora ya apetece pasear abrigados y comprar un cartucho de castañas de los puestos callejeros, tomar un chocolate a la taza bien caliente acompañado de unos churros, entrar a cualquier sitio a refugiarte del frío… y cómo no, encender el horno para preparar ricos bizcochos caseros.

La propuesta que os traigo hoy viene cargada de una de las verduras estrella del otoño, la calabaza. La repostería con calabaza me parece de lo más irresistible. Queda tan bien en cheesecakes, bizcochos, tartaletas, galletas… que yo la usaría en todo lo que preparo.

Así que aprovecha que enciendes el horno para cualquier cosa y pon unos trozos de calabaza a asar. Luego, trituras y consigues un rico puré para estas preparaciones. Aclaro en este punto que el puré de calabaza que digo no es más que calabaza asada y triturada, no es el típico puré cocinado que nos tomamos con cuchara. También podrás prepararlo al microondas y aplastando muy bien la pulpa. Una vez tengas el puré, deja reposar para que suelte todo el agua y puedas desecharlo antes de usarlo. De una manera u otra, prepara 300 gr que los necesitarás para este rico bizcocho.

Vamos con la receta…

BIZCOCHO de calabaza con semillas

Necesitarás…

  • 300 gr de pulpa de calabaza.
  • 4 huevos medianos.
  • 300 gr de azúcar moreno de caña integral (panela).
  • 200 ml de aceite de girasol.
  • 200 ml de bebida de soja o de avena.
  • 200 gr de harina de trigo.
  • 100 gr de harina integral de trigo.
  • 100 gr de harina integral de avena.
  • 15 gr de levadura química.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  •  100 gr de mezcla de semillas variadas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  2. Engrasa un molde cuadrado o rectangular de unos 24 cms aproximadamente con spray desmoldante o con un poco de aceite o mantequilla. Reserva.
  3. Prepara la pulpa de calabaza. Puedes asarla en el horno o en el microondas y una vez lista, tritura bien hasta obtener un puré liso y homogéneo. Deja reposar para que suelte todo el líquido sobrante y deséchalo. También puedes usar el que venden enlatado que no tiene conservantes.
  4. Separa las claras de las yemas de huevo. Bate en un bol las claras con una pizca de sal hasta que estén semi-montadas. Añade la mitad de la panela mientras continúas batiendo y conseguirás un merengue ligero. Reserva.
  5. Por otro lado, pon las yemas en otro bol con la panela restante y la vainilla y bate hasta conseguir una mezcla homogénea. Añade la pulpa de calabaza y mezcla bien para integrar.
  6. Añade el aceite y la leche y vuelve a batir para incorporar bien ambos ingredientes.
  7. A continuación, añade las harinas, la levadura y la canela mezclando bien hasta incorporar todos los ingredientes y conseguir una mezcla homogénea.
  8. Finalmente, agrega el merengue inicial que teníamos reservado y ve incorporando delicadamente con una espátula de silicona y con movimientos envolventes para que quede una mezcla lisa y homogénea.
  9. Vierte esta mezcla en el molde reservado y alisa bien la superficie con una espátula.
  10. Sobre un paño de cocina, levanta el molde unos centímetros varias veces y déjalo caer para que de esta manera se eliminen las burbujas que puedan quedarse en la masa.
  11. Espolvorea por la superficie las semillas y hornea durante 1 hora aproximadamente hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester.
  12. Saca del horno y deja enfriar a temperatura ambiente antes de desmoldar y cortar en trozos.

Algunas consideraciones…

  • Si lo deseas, puedes cambiar el aceite de girasol por aceite de oliva suave.
  • También puedes usar  leche semidesnatada o la bebida vegetal que más te guste.
  • Los botes de puré de calabaza puedes comprarlos en tiendas especializadas y/o de repostería creativa.
  • Te aconsejo tener el puré listo con anterioridad para que esté frío y se le haya podido retirar el líquido sobrante.
  • Si no tienes o no te gusta la harina de avena, puedes ponerle los 200 gr de harina integral de trigo o incluso cambiar por espelta integral.
  • La mezcla de semillas variadas son muy fáciles de encontrar en muchos supermercados o incluso en tiendas bio.
  • Dependerá del calor del horno y tamaño de tu molde que el bizcocho esté listo en un tiempo u otro. Revisa el grado de cocción a partir de los 40 minutos, pero nunca abras el horno antes de que hayan pasado los primeros 35 minutos.
  • Si te ha gustado esta receta puedes compartirla en tus RRSS y dejar un comentario aquí y en la página de facebook o instagram.

Fuente: Tarthélémy

Al fin ha llegado el tan ansiado y esperado otoño; este fin de semana parece que han bajado bastante las temperaturas y ya podemos usar los abrigos y ropa de temporada como ha de ser. ¡Ayyy!!!, qué ganas de que llegase el fresquito y poder funcionar sin calores y sin saber qué ropa usar.

A mi el otoño me gusta, aunque el invierno aún más. Ahora ya apetece pasear abrigados y comprar un cartucho de castañas de los puestos callejeros, tomar un chocolate a la taza bien caliente acompañado de unos churros, entrar a cualquier sitio a refugiarte del frío… y cómo no, encender el horno para preparar ricos bizcochos caseros.

La propuesta que os traigo hoy viene cargada de una de las verduras estrella del otoño, la calabaza. La repostería con calabaza me parece de lo más irresistible. Queda tan bien en cheesecakes, bizcochos, tartaletas, galletas… que yo la usaría en todo lo que preparo.

Así que aprovecha que enciendes el horno para cualquier cosa y pon unos trozos de calabaza a asar. Luego, trituras y consigues un rico puré para estas preparaciones. Aclaro en este punto que el puré de calabaza que digo no es más que calabaza asada y triturada, no es el típico puré cocinado que nos tomamos con cuchara. También podrás prepararlo al microondas y aplastando muy bien la pulpa. Una vez tengas el puré, deja reposar para que suelte todo el agua y puedas desecharlo antes de usarlo. De una manera u otra, prepara 300 gr que los necesitarás para este rico bizcocho.

Vamos con la receta…

BIZCOCHO de calabaza con semillas

Necesitarás…

  • 300 gr de pulpa de calabaza.
  • 4 huevos medianos.
  • 300 gr de azúcar moreno de caña integral (panela).
  • 200 ml de aceite de girasol.
  • 200 ml de bebida de soja o de avena.
  • 200 gr de harina de trigo.
  • 100 gr de harina integral de trigo.
  • 100 gr de harina integral de avena.
  • 15 gr de levadura química.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  •  100 gr de mezcla de semillas variadas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  2. Engrasa un molde cuadrado o rectangular de unos 24 cms aproximadamente con spray desmoldante o con un poco de aceite o mantequilla. Reserva.
  3. Prepara la pulpa de calabaza. Puedes asarla en el horno o en el microondas y una vez lista, tritura bien hasta obtener un puré liso y homogéneo. Deja reposar para que suelte todo el líquido sobrante y deséchalo. También puedes usar el que venden enlatado que no tiene conservantes.
  4. Separa las claras de las yemas de huevo. Bate en un bol las claras con una pizca de sal hasta que estén semi-montadas. Añade la mitad de la panela mientras continúas batiendo y conseguirás un merengue ligero. Reserva.
  5. Por otro lado, pon las yemas en otro bol con la panela restante y la vainilla y bate hasta conseguir una mezcla homogénea. Añade la pulpa de calabaza y mezcla bien para integrar.
  6. Añade el aceite y la leche y vuelve a batir para incorporar bien ambos ingredientes.
  7. A continuación, añade las harinas, la levadura y la canela mezclando bien hasta incorporar todos los ingredientes y conseguir una mezcla homogénea.
  8. Finalmente, agrega el merengue inicial que teníamos reservado y ve incorporando delicadamente con una espátula de silicona y con movimientos envolventes para que quede una mezcla lisa y homogénea.
  9. Vierte esta mezcla en el molde reservado y alisa bien la superficie con una espátula.
  10. Sobre un paño de cocina, levanta el molde unos centímetros varias veces y déjalo caer para que de esta manera se eliminen las burbujas que puedan quedarse en la masa.
  11. Espolvorea por la superficie las semillas y hornea durante 1 hora aproximadamente hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester.
  12. Saca del horno y deja enfriar a temperatura ambiente antes de desmoldar y cortar en trozos.

Algunas consideraciones…

  • Si lo deseas, puedes cambiar el aceite de girasol por aceite de oliva suave.
  • También puedes usar  leche semidesnatada o la bebida vegetal que más te guste.
  • Los botes de puré de calabaza puedes comprarlos en tiendas especializadas y/o de repostería creativa.
  • Te aconsejo tener el puré listo con anterioridad para que esté frío y se le haya podido retirar el líquido sobrante.
  • Si no tienes o no te gusta la harina de avena, puedes ponerle los 200 gr de harina integral de trigo o incluso cambiar por espelta integral.
  • La mezcla de semillas variadas son muy fáciles de encontrar en muchos supermercados o incluso en tiendas bio.
  • Dependerá del calor del horno y tamaño de tu molde que el bizcocho esté listo en un tiempo u otro. Revisa el grado de cocción a partir de los 40 minutos, pero nunca abras el horno antes de que hayan pasado los primeros 35 minutos.
  • Si te ha gustado esta receta puedes compartirla en tus RRSS y dejar un comentario aquí y en la página de facebook o instagram.

Fuente: Tarthélémy





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: