BOLITAS ENERGÉTICAS sin horno

La Cocina de Morilands

BOLITAS ENERGÉTICAS sin horno

No os imagináis la maravilla de receta que os comparto en este post. Se trata de unas bolitas energéticas que os encantarán porque son sabrosísimas y además, saludables al 100%.

Utilizando buenos ingredientes (como veréis en la receta) obtendréis un resultado simple y delicioso. Yo desde que las he probado, no paro de prepararlas porque para mi han sido un verdadero descubrimiento.

Son perfectas para tomarlas cuando vas a practicar algún deporte, para ir de excursión o como picoteo entre horas. Prepáralas del tamaño que más te convenga y se convertirán en un bocado delicioso para esos momentos en los que el cuerpo te pide energía extra.

Puedes guardarlas en un recipiente hermético, en la nevera (si las vas a consumir pronto) o incluso congelarlas. Me parecen una opción ideal para sustituir esos tentempiés que se usan a veces como barritas energéticas procesadas y compradas. Siempre lo casero será 1000 veces mejor.

BOLITAS ENERGÉTICAS sin horno

Necesitarás…

  • 100 gr de nueces mondanas o de pecán.
  • 4 cucharadas soperas de coco rallado.
  • 1 cucharadita y media de aceite de coco.
  • 7-8 dátiles medjool.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 2 pizcas de sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, abre los dátiles por la mitad, retira y desecha el hueso.
  2. Vierte todos los ingredientes de la receta en una picadora o en tu robot de cocina habitual y tritura bien hasta conseguir una masa densa y homogénea. Puedes ir haciendo pausas y mezclando un poco con una espátula para ayudar a bajar de las paredes los restos que quedan y continuar triturando.
  3. Una vez conseguida una mezcla lo más homogénea posible, retira a un bol y forma una bola grande. Deja reposar en la nevera unos 10-15 minutos.
  4. Pasado este tiempo, forma pequeñas bolas con las manos del tamaño deseado (cuanto más pequeñas las hagas, más cantidad de bolitas saldrán).
  5. Colócalas en un recipiente hermético y deja reposar en la nevera hasta el momento de consumirlas.

Algunas consideraciones…

  • Puedes congelarlas y así conservarlas incluso varios meses. Si optas por esta opción, guarda bien en una bolsa de cierre zip o en un recipiente bien cerrado para alejarlo de olores en el congelador.
  • La textura y densidad de los dátiles medjool es importante en esta receta ya que los ingredientes se adhieren bien entre ellos y esto hace que la consistencia de las bolas sea agradable al paladar.
La Cocina de Morilands

BOLITAS ENERGÉTICAS sin horno

BOLITAS ENERGÉTICAS sin horno

No os imagináis la maravilla de receta que os comparto en este post. Se trata de unas bolitas energéticas que os encantarán porque son sabrosísimas y además, saludables al 100%.

Utilizando buenos ingredientes (como veréis en la receta) obtendréis un resultado simple y delicioso. Yo desde que las he probado, no paro de prepararlas porque para mi han sido un verdadero descubrimiento.

Son perfectas para tomarlas cuando vas a practicar algún deporte, para ir de excursión o como picoteo entre horas. Prepáralas del tamaño que más te convenga y se convertirán en un bocado delicioso para esos momentos en los que el cuerpo te pide energía extra.

Puedes guardarlas en un recipiente hermético, en la nevera (si las vas a consumir pronto) o incluso congelarlas. Me parecen una opción ideal para sustituir esos tentempiés que se usan a veces como barritas energéticas procesadas y compradas. Siempre lo casero será 1000 veces mejor.

BOLITAS ENERGÉTICAS sin horno

Necesitarás…

  • 100 gr de nueces mondanas o de pecán.
  • 4 cucharadas soperas de coco rallado.
  • 1 cucharadita y media de aceite de coco.
  • 7-8 dátiles medjool.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 2 pizcas de sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, abre los dátiles por la mitad, retira y desecha el hueso.
  2. Vierte todos los ingredientes de la receta en una picadora o en tu robot de cocina habitual y tritura bien hasta conseguir una masa densa y homogénea. Puedes ir haciendo pausas y mezclando un poco con una espátula para ayudar a bajar de las paredes los restos que quedan y continuar triturando.
  3. Una vez conseguida una mezcla lo más homogénea posible, retira a un bol y forma una bola grande. Deja reposar en la nevera unos 10-15 minutos.
  4. Pasado este tiempo, forma pequeñas bolas con las manos del tamaño deseado (cuanto más pequeñas las hagas, más cantidad de bolitas saldrán).
  5. Colócalas en un recipiente hermético y deja reposar en la nevera hasta el momento de consumirlas.

Algunas consideraciones…

  • Puedes congelarlas y así conservarlas incluso varios meses. Si optas por esta opción, guarda bien en una bolsa de cierre zip o en un recipiente bien cerrado para alejarlo de olores en el congelador.
  • La textura y densidad de los dátiles medjool es importante en esta receta ya que los ingredientes se adhieren bien entre ellos y esto hace que la consistencia de las bolas sea agradable al paladar.

No os imagináis la maravilla de receta que os comparto en este post. Se trata de unas bolitas energéticas que os encantarán porque son sabrosísimas y además, saludables al 100%.

Utilizando buenos ingredientes (como veréis en la receta) obtendréis un resultado simple y delicioso. Yo desde que las he probado, no paro de prepararlas porque para mi han sido un verdadero descubrimiento.

Son perfectas para tomarlas cuando vas a practicar algún deporte, para ir de excursión o como picoteo entre horas. Prepáralas del tamaño que más te convenga y se convertirán en un bocado delicioso para esos momentos en los que el cuerpo te pide energía extra.

Puedes guardarlas en un recipiente hermético, en la nevera (si las vas a consumir pronto) o incluso congelarlas. Me parecen una opción ideal para sustituir esos tentempiés que se usan a veces como barritas energéticas procesadas y compradas. Siempre lo casero será 1000 veces mejor.

BOLITAS ENERGÉTICAS sin horno

Necesitarás…

  • 100 gr de nueces mondanas o de pecán.
  • 4 cucharadas soperas de coco rallado.
  • 1 cucharadita y media de aceite de coco.
  • 7-8 dátiles medjool.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 2 pizcas de sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, abre los dátiles por la mitad, retira y desecha el hueso.
  2. Vierte todos los ingredientes de la receta en una picadora o en tu robot de cocina habitual y tritura bien hasta conseguir una masa densa y homogénea. Puedes ir haciendo pausas y mezclando un poco con una espátula para ayudar a bajar de las paredes los restos que quedan y continuar triturando.
  3. Una vez conseguida una mezcla lo más homogénea posible, retira a un bol y forma una bola grande. Deja reposar en la nevera unos 10-15 minutos.
  4. Pasado este tiempo, forma pequeñas bolas con las manos del tamaño deseado (cuanto más pequeñas las hagas, más cantidad de bolitas saldrán).
  5. Colócalas en un recipiente hermético y deja reposar en la nevera hasta el momento de consumirlas.

Algunas consideraciones…

  • Puedes congelarlas y así conservarlas incluso varios meses. Si optas por esta opción, guarda bien en una bolsa de cierre zip o en un recipiente bien cerrado para alejarlo de olores en el congelador.
  • La textura y densidad de los dátiles medjool es importante en esta receta ya que los ingredientes se adhieren bien entre ellos y esto hace que la consistencia de las bolas sea agradable al paladar.




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: