GRANOLA de chocolate y coco

La Cocina de Morilands

GRANOLA de chocolate y coco

Esta semana se ha puesto a la venta el último y para mi más ansiado libro de la repostera más famosa de nuestro país, Alma Obregón.  Cuando ojeé el libro no pude resistirme a comprarlo ya que soy un gran seguidor de su cocina y además, este último libro es completo de recetas saludables, sin azúcares refinados y demás.

Y esto es lo que más me gusta desde hace un tiempo, comer y cuidarme en la medida de lo posible para estar bien de salud y conmigo mismo. Lo mejor no es hacer dietas estrictas, sino saber comer y valorar lo que ingieres para poder controlar su consumo. Pero lo más importante de todo, es disfrutar con las comidas del día a día sin tener que renunciar a esos bocados dulces que tanto nos gustan.

Pues bien, esta es la primera de las tantas recetas que prepararé de este libro. La granola la puedes combinar de miles de formas y preparar con muchísimos ingredientes a tu gusto. Yo he elegido esta porque me ha parecido super rica. Lleva chocolate y coco que son dos de mis ingredientes favoritos y además, le he añadido nueces pecanas que le dan un toque increíblemente rico.

Te saldrán unos buenos botes de granola que debes conservar en un bote de cristal bien cerrado o en un tupper hermético. Combínalos con yogur, batidos, queso fresco batido, fruta… y verás qué rica y sabrosa queda.

Vamos con la receta…

GRANOLA de chocolate y coco

Necesitarás…

  • 400 gr de copos de avena.
  • 80 gr de aceite de coco (derretido).
  • 80 gr de sirope de agave.
  • 80 gr de pepitas de chocolate negro de un 70% mínimo y sin azúcares añadidos.
  • 30 gr de semillas de chia.
  • 80 gr de coco rallado o desecado.
  • Nueces pecanas (opcional).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 140ºC calor arriba y abajo.
  2. Prepara una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado.
  3. En un bol amplio, vierte los copos de avena y añade el aceite de coco y el sirope de agave. Mezcla bien para que todos los copos queden bien impregnados.
  4. Vierte esta mezcla en la bandeja de horno y extiende lo más uniformemente posible. Hornea durante 25 minutos aproximadamente. Una vez pasado este tiempo, abre el horno, remueve los copos y deja unos 5 minutos más para que se tuesten por igual.
  5. Saca la granola del horno y vierte en el mismo bol de antes.
  6. Añade ahora el chocolate negro (yo lo corto de la tableta directamente, en trocitos pequeños). Mezcla bien para que se funda el chocolate.
  7. Finalmente, incorpora la chía y el coco y vuelve a mezcla bien. Agrega también las nueces pecanas si lo deseas.
  8. Deja enfriar por completo y una vez a temperatura ambiente, envasa en tarros de cristal o en tuppers con cierre hermético.

Algunas consideraciones…

  • En el blog puedes encontrar otras recetas de granola casera. Busca poniendo “granola” en la casilla de buscar o en el índice de recetas.
  • Las semillas de chía las puedes encontrar en muchísimos supermercados, herbolarios y tiendas ecológicas, pero yo os recomiendo las que  uso de My body genius y que me encantan, además de la mantequilla de cacahuete y otros productos que me parecen ideales.
  • El aceite de coco se encuentra cada vez con más facilidad. En esta receta hay que usarlo derretido; para ello, introduce unos segundos en el microondas y lo tendrás listo. Es algo caro pero muy saludable y tiene una gran versatilidad a la hora de preparaciones culinarias.
La Cocina de Morilands

GRANOLA de chocolate y coco

GRANOLA de chocolate y coco

Esta semana se ha puesto a la venta el último y para mi más ansiado libro de la repostera más famosa de nuestro país, Alma Obregón.  Cuando ojeé el libro no pude resistirme a comprarlo ya que soy un gran seguidor de su cocina y además, este último libro es completo de recetas saludables, sin azúcares refinados y demás.

Y esto es lo que más me gusta desde hace un tiempo, comer y cuidarme en la medida de lo posible para estar bien de salud y conmigo mismo. Lo mejor no es hacer dietas estrictas, sino saber comer y valorar lo que ingieres para poder controlar su consumo. Pero lo más importante de todo, es disfrutar con las comidas del día a día sin tener que renunciar a esos bocados dulces que tanto nos gustan.

Pues bien, esta es la primera de las tantas recetas que prepararé de este libro. La granola la puedes combinar de miles de formas y preparar con muchísimos ingredientes a tu gusto. Yo he elegido esta porque me ha parecido super rica. Lleva chocolate y coco que son dos de mis ingredientes favoritos y además, le he añadido nueces pecanas que le dan un toque increíblemente rico.

Te saldrán unos buenos botes de granola que debes conservar en un bote de cristal bien cerrado o en un tupper hermético. Combínalos con yogur, batidos, queso fresco batido, fruta… y verás qué rica y sabrosa queda.

Vamos con la receta…

GRANOLA de chocolate y coco

Necesitarás…

  • 400 gr de copos de avena.
  • 80 gr de aceite de coco (derretido).
  • 80 gr de sirope de agave.
  • 80 gr de pepitas de chocolate negro de un 70% mínimo y sin azúcares añadidos.
  • 30 gr de semillas de chia.
  • 80 gr de coco rallado o desecado.
  • Nueces pecanas (opcional).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 140ºC calor arriba y abajo.
  2. Prepara una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado.
  3. En un bol amplio, vierte los copos de avena y añade el aceite de coco y el sirope de agave. Mezcla bien para que todos los copos queden bien impregnados.
  4. Vierte esta mezcla en la bandeja de horno y extiende lo más uniformemente posible. Hornea durante 25 minutos aproximadamente. Una vez pasado este tiempo, abre el horno, remueve los copos y deja unos 5 minutos más para que se tuesten por igual.
  5. Saca la granola del horno y vierte en el mismo bol de antes.
  6. Añade ahora el chocolate negro (yo lo corto de la tableta directamente, en trocitos pequeños). Mezcla bien para que se funda el chocolate.
  7. Finalmente, incorpora la chía y el coco y vuelve a mezcla bien. Agrega también las nueces pecanas si lo deseas.
  8. Deja enfriar por completo y una vez a temperatura ambiente, envasa en tarros de cristal o en tuppers con cierre hermético.

Algunas consideraciones…

  • En el blog puedes encontrar otras recetas de granola casera. Busca poniendo “granola” en la casilla de buscar o en el índice de recetas.
  • Las semillas de chía las puedes encontrar en muchísimos supermercados, herbolarios y tiendas ecológicas, pero yo os recomiendo las que  uso de My body genius y que me encantan, además de la mantequilla de cacahuete y otros productos que me parecen ideales.
  • El aceite de coco se encuentra cada vez con más facilidad. En esta receta hay que usarlo derretido; para ello, introduce unos segundos en el microondas y lo tendrás listo. Es algo caro pero muy saludable y tiene una gran versatilidad a la hora de preparaciones culinarias.

Esta semana se ha puesto a la venta el último y para mi más ansiado libro de la repostera más famosa de nuestro país, Alma Obregón.  Cuando ojeé el libro no pude resistirme a comprarlo ya que soy un gran seguidor de su cocina y además, este último libro es completo de recetas saludables, sin azúcares refinados y demás.

Y esto es lo que más me gusta desde hace un tiempo, comer y cuidarme en la medida de lo posible para estar bien de salud y conmigo mismo. Lo mejor no es hacer dietas estrictas, sino saber comer y valorar lo que ingieres para poder controlar su consumo. Pero lo más importante de todo, es disfrutar con las comidas del día a día sin tener que renunciar a esos bocados dulces que tanto nos gustan.

Pues bien, esta es la primera de las tantas recetas que prepararé de este libro. La granola la puedes combinar de miles de formas y preparar con muchísimos ingredientes a tu gusto. Yo he elegido esta porque me ha parecido super rica. Lleva chocolate y coco que son dos de mis ingredientes favoritos y además, le he añadido nueces pecanas que le dan un toque increíblemente rico.

Te saldrán unos buenos botes de granola que debes conservar en un bote de cristal bien cerrado o en un tupper hermético. Combínalos con yogur, batidos, queso fresco batido, fruta… y verás qué rica y sabrosa queda.

Vamos con la receta…

GRANOLA de chocolate y coco

Necesitarás…

  • 400 gr de copos de avena.
  • 80 gr de aceite de coco (derretido).
  • 80 gr de sirope de agave.
  • 80 gr de pepitas de chocolate negro de un 70% mínimo y sin azúcares añadidos.
  • 30 gr de semillas de chia.
  • 80 gr de coco rallado o desecado.
  • Nueces pecanas (opcional).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 140ºC calor arriba y abajo.
  2. Prepara una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado.
  3. En un bol amplio, vierte los copos de avena y añade el aceite de coco y el sirope de agave. Mezcla bien para que todos los copos queden bien impregnados.
  4. Vierte esta mezcla en la bandeja de horno y extiende lo más uniformemente posible. Hornea durante 25 minutos aproximadamente. Una vez pasado este tiempo, abre el horno, remueve los copos y deja unos 5 minutos más para que se tuesten por igual.
  5. Saca la granola del horno y vierte en el mismo bol de antes.
  6. Añade ahora el chocolate negro (yo lo corto de la tableta directamente, en trocitos pequeños). Mezcla bien para que se funda el chocolate.
  7. Finalmente, incorpora la chía y el coco y vuelve a mezcla bien. Agrega también las nueces pecanas si lo deseas.
  8. Deja enfriar por completo y una vez a temperatura ambiente, envasa en tarros de cristal o en tuppers con cierre hermético.

Algunas consideraciones…

  • En el blog puedes encontrar otras recetas de granola casera. Busca poniendo “granola” en la casilla de buscar o en el índice de recetas.
  • Las semillas de chía las puedes encontrar en muchísimos supermercados, herbolarios y tiendas ecológicas, pero yo os recomiendo las que  uso de My body genius y que me encantan, además de la mantequilla de cacahuete y otros productos que me parecen ideales.
  • El aceite de coco se encuentra cada vez con más facilidad. En esta receta hay que usarlo derretido; para ello, introduce unos segundos en el microondas y lo tendrás listo. Es algo caro pero muy saludable y tiene una gran versatilidad a la hora de preparaciones culinarias.




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: