MUFFINS LIGEROS de calabaza especiada

La Cocina de Morilands

MUFFINS LIGEROS de calabaza especiada

Ya han acabado las vacaciones escolares para l@s que nos dedicamos a este maravilloso mundo de la docencia y mañana volvemos a la rutina de todos los días; aunque estos primeros días tocan reuniones, montaje de clases, programaciones y demás cositas, enseguida tenemos a los más pequeños alegrando las aulas, los pasillos y los patios. Son la esencia de todo colegio y los que hacen que cada momento en el cole sea único e irrepetible.

Además, esta última semana de agosto ha sido muy diferente en cuanto al tiempo atmosférico se refiere; menuda semanita de lluvias, cielos nublados y bajadas de temperaturas. Esto ha hecho que dejar las vacaciones no haya sido tan doloroso, jejeje.

Aunque sé que en verano a algun@s os cuesta encender el horno, os dejo una receta que lo requiere, pero que agradeceréis en esos momentos dulces que nos alegran el día. Son unos muffins bastante ligeros que no son nada empachosos y que quedan esponjosos y muy tiernos. Yo los preparé de una tirada y luego los congelé para ir sacando conforme me van apeteciendo.

MUFFINS LIGEROS de calabaza especiada

Necesitarás…

  • 200 ml de bebida de avena o de almendra.
  • 180 gr de harina integral de trigo de cultivo ecológico.
  • 100 gr de azúcar integral de caña tipo panela.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1 pizca de clavo molido.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 2 cucharadas de sirope de agave.
  • 85 ml de aceite de girasol.
  • 240 gr de puré de calabaza.
  • 2 huevos.
  • 1 puñado de copos de avena enteros.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara el puré de calabaza o cómpralo del que venden enlatado que es bien socorrido y tiene una muy buena calidad. Si lo preparas casero, corta la calabaza en trocitos pequeños y cocina al vapor o en el microondas hasta que esté blandita. Una vez en su punto, tritura para que quede un puré liso y lo más homogéneo posible y quítale todo el exceso de agua que pueda contener. Reserva.
  2. Precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  3. Por otro lado, mezcla todos los ingredientes sólidos en un bol: azúcar, harina, levadura, bicarbonato y las especias. Reserva.
  4. Ahora en otro bol, mezcla todos los ingredientes líquidos. Empieza mezclando la calabaza hecha puré con el aceite de girasol. Añade el sirope de agave y los huevos y vuelve a mezclar. Finalmente, añade la bebida de avena o almendra (al gusto) y mezcla para homogeneizar todos los ingredientes.
  5. Llegados a este punto, sólo nos queda mezclar los ingredientes sólidos con los líquidos. Ve añadiendo poco a poco y mezcla con unas varillas hasta que todos estén bien integrados y obtengas una mezcla lisa y homogénea.
  6. Prepara un molde metálico con las cavidades para magdalenas y coloca las cápsulas de papel en cada uno de los huecos.
  7. Con ayuda de una cuchara de helado o con una manga pastelera, ve llenando las cápsulas de papel con esta mezcla llenando hasta las 3/4 partes.
  8. Finalmente, espolvorea un poco de copos de avena en la superficie de cada muffin y lleva al horno durante 25 minutos aproximadamente o hasta comprobar que están listos pinchando con un palillo o cake tester.
  9. Saca la bandeja del horno y deja reposar unos minutos sobre una rejilla.
  10. Finalmente, saca los muffins del molde y deja enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.

Fuente: Alma Obregón.

La Cocina de Morilands

MUFFINS LIGEROS de calabaza especiada

MUFFINS LIGEROS de calabaza especiada

Ya han acabado las vacaciones escolares para l@s que nos dedicamos a este maravilloso mundo de la docencia y mañana volvemos a la rutina de todos los días; aunque estos primeros días tocan reuniones, montaje de clases, programaciones y demás cositas, enseguida tenemos a los más pequeños alegrando las aulas, los pasillos y los patios. Son la esencia de todo colegio y los que hacen que cada momento en el cole sea único e irrepetible.

Además, esta última semana de agosto ha sido muy diferente en cuanto al tiempo atmosférico se refiere; menuda semanita de lluvias, cielos nublados y bajadas de temperaturas. Esto ha hecho que dejar las vacaciones no haya sido tan doloroso, jejeje.

Aunque sé que en verano a algun@s os cuesta encender el horno, os dejo una receta que lo requiere, pero que agradeceréis en esos momentos dulces que nos alegran el día. Son unos muffins bastante ligeros que no son nada empachosos y que quedan esponjosos y muy tiernos. Yo los preparé de una tirada y luego los congelé para ir sacando conforme me van apeteciendo.

MUFFINS LIGEROS de calabaza especiada

Necesitarás…

  • 200 ml de bebida de avena o de almendra.
  • 180 gr de harina integral de trigo de cultivo ecológico.
  • 100 gr de azúcar integral de caña tipo panela.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1 pizca de clavo molido.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 2 cucharadas de sirope de agave.
  • 85 ml de aceite de girasol.
  • 240 gr de puré de calabaza.
  • 2 huevos.
  • 1 puñado de copos de avena enteros.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara el puré de calabaza o cómpralo del que venden enlatado que es bien socorrido y tiene una muy buena calidad. Si lo preparas casero, corta la calabaza en trocitos pequeños y cocina al vapor o en el microondas hasta que esté blandita. Una vez en su punto, tritura para que quede un puré liso y lo más homogéneo posible y quítale todo el exceso de agua que pueda contener. Reserva.
  2. Precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  3. Por otro lado, mezcla todos los ingredientes sólidos en un bol: azúcar, harina, levadura, bicarbonato y las especias. Reserva.
  4. Ahora en otro bol, mezcla todos los ingredientes líquidos. Empieza mezclando la calabaza hecha puré con el aceite de girasol. Añade el sirope de agave y los huevos y vuelve a mezclar. Finalmente, añade la bebida de avena o almendra (al gusto) y mezcla para homogeneizar todos los ingredientes.
  5. Llegados a este punto, sólo nos queda mezclar los ingredientes sólidos con los líquidos. Ve añadiendo poco a poco y mezcla con unas varillas hasta que todos estén bien integrados y obtengas una mezcla lisa y homogénea.
  6. Prepara un molde metálico con las cavidades para magdalenas y coloca las cápsulas de papel en cada uno de los huecos.
  7. Con ayuda de una cuchara de helado o con una manga pastelera, ve llenando las cápsulas de papel con esta mezcla llenando hasta las 3/4 partes.
  8. Finalmente, espolvorea un poco de copos de avena en la superficie de cada muffin y lleva al horno durante 25 minutos aproximadamente o hasta comprobar que están listos pinchando con un palillo o cake tester.
  9. Saca la bandeja del horno y deja reposar unos minutos sobre una rejilla.
  10. Finalmente, saca los muffins del molde y deja enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.

Fuente: Alma Obregón.

Ya han acabado las vacaciones escolares para l@s que nos dedicamos a este maravilloso mundo de la docencia y mañana volvemos a la rutina de todos los días; aunque estos primeros días tocan reuniones, montaje de clases, programaciones y demás cositas, enseguida tenemos a los más pequeños alegrando las aulas, los pasillos y los patios. Son la esencia de todo colegio y los que hacen que cada momento en el cole sea único e irrepetible.

Además, esta última semana de agosto ha sido muy diferente en cuanto al tiempo atmosférico se refiere; menuda semanita de lluvias, cielos nublados y bajadas de temperaturas. Esto ha hecho que dejar las vacaciones no haya sido tan doloroso, jejeje.

Aunque sé que en verano a algun@s os cuesta encender el horno, os dejo una receta que lo requiere, pero que agradeceréis en esos momentos dulces que nos alegran el día. Son unos muffins bastante ligeros que no son nada empachosos y que quedan esponjosos y muy tiernos. Yo los preparé de una tirada y luego los congelé para ir sacando conforme me van apeteciendo.

MUFFINS LIGEROS de calabaza especiada

Necesitarás…

  • 200 ml de bebida de avena o de almendra.
  • 180 gr de harina integral de trigo de cultivo ecológico.
  • 100 gr de azúcar integral de caña tipo panela.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1 pizca de clavo molido.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 2 cucharadas de sirope de agave.
  • 85 ml de aceite de girasol.
  • 240 gr de puré de calabaza.
  • 2 huevos.
  • 1 puñado de copos de avena enteros.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara el puré de calabaza o cómpralo del que venden enlatado que es bien socorrido y tiene una muy buena calidad. Si lo preparas casero, corta la calabaza en trocitos pequeños y cocina al vapor o en el microondas hasta que esté blandita. Una vez en su punto, tritura para que quede un puré liso y lo más homogéneo posible y quítale todo el exceso de agua que pueda contener. Reserva.
  2. Precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  3. Por otro lado, mezcla todos los ingredientes sólidos en un bol: azúcar, harina, levadura, bicarbonato y las especias. Reserva.
  4. Ahora en otro bol, mezcla todos los ingredientes líquidos. Empieza mezclando la calabaza hecha puré con el aceite de girasol. Añade el sirope de agave y los huevos y vuelve a mezclar. Finalmente, añade la bebida de avena o almendra (al gusto) y mezcla para homogeneizar todos los ingredientes.
  5. Llegados a este punto, sólo nos queda mezclar los ingredientes sólidos con los líquidos. Ve añadiendo poco a poco y mezcla con unas varillas hasta que todos estén bien integrados y obtengas una mezcla lisa y homogénea.
  6. Prepara un molde metálico con las cavidades para magdalenas y coloca las cápsulas de papel en cada uno de los huecos.
  7. Con ayuda de una cuchara de helado o con una manga pastelera, ve llenando las cápsulas de papel con esta mezcla llenando hasta las 3/4 partes.
  8. Finalmente, espolvorea un poco de copos de avena en la superficie de cada muffin y lleva al horno durante 25 minutos aproximadamente o hasta comprobar que están listos pinchando con un palillo o cake tester.
  9. Saca la bandeja del horno y deja reposar unos minutos sobre una rejilla.
  10. Finalmente, saca los muffins del molde y deja enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.

Fuente: Alma Obregón.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: