ANGEL FOOD CAKE con fruta de temporada

La Cocina de Morilands

ANGEL FOOD CAKE con fruta de temporada

Me encantan los AFC y los hago muy a menudo. A la muestra está en las distintas recetas que podéis encontrar en el índice del blog: sólo, con chocolate, con limón, con semillas de amapola… y no preparo más recetas porque suelo repetir una y otra vez las que ya me gustan y que ya compartí con vosotr@s.

Así que de vez en cuando me preparo uno de estos pequeños y me da para varios momentos dulces. Es tan tierno y esponjoso que cuando lo estás comiendo estás en otra dimensión. En serio, hasta que no lo pruebas no sabes lo que te has estado perdiendo.

Lo único malo que tiene es que se necesita un molde especial para prepararlo; un molde redondo con chimenea central y con unas patitas que sirven para dejarlo reposar boca abajo cuando lo sacamos del horno. El molde no se engrasa (a diferencia que con cualquier otro bizcocho) y hay que sacarlo ayudándose de una espátula que pasaremos en los laterales y en el aro central. Puedes comprarlo en tiendas de repostería creativa tanto físicas como on-line.

Una vez que le coges el truquillo, compruebas que no tiene nada de dificultad y que el resultado merece la pena.

La foto la hice en una de las tantas ocasiones que lo he preparado, hará unos 2 meses más o menos así que puede que ya no encontréis en el mercado cerezas, pero podéis ponerle cualquier otra fruta que más os guste.

Vamos con esta receta…

ANGEL FOOD CAKE con fruta de temporada

Necesitarás…

  • 9 claras de huevo (300 ml).
  • 180 gr de azúcar glas.
  • 90 gr de harina de repostería.
  • 1 cucharadita de cremor tártaro.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharadita de extracto de almendra.
  • 1 pizca de sal.
  • 250 ml de nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa.
  • 40 gr de azúcar glas.
  • Fruta de temporada: melocotón, ciruelas, cerezas…

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vierte las claras en el bol donde las vayas a montar y déjalas a temperatura ambiente mientras preparas el resto de ingredientes.
  2. Tamiza el azúcar por un lado y la harina por otro. Reserva.
  3. Pasado este tiempo, precalienta el horno a 175ºC calor arriba y abajo.
  4. Comienza batiendo las claras a velocidad media-alta durante 1 minuto hasta que estén espumosas.
  5. Incorpora ahora el cremor tártaro, la sal, el extracto de vainilla, el de almendra y el zumo de limón y continúa batiendo durante 2-3 minutos más hasta que se formen picos.
  6. Aumenta la velocidad del robot y ve incorporando el azúcar glas poco a poco hasta que se disuelva por completo. Deben formarse picos brillantes.
  7. Finalmente, añade la harina en dos veces mezclando con movimientos envolventes con una espátula de silicona.
  8. Vierte esta preparación en un molde pequeño de AFC sin engrasar nivelando la superficie con una cuchara o espátula.
  9. Introduce en el horno sobre la rejilla durante 35-40 minutos (no abras el horno hasta pasado este tiempo como mínimo) o hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester.
  10. Una vez horneado, saca del horno y deja reposar boca abajo sobre las “patitas” del molde durante 1 hora al menos.
  11. Una vez frío por completo, desmolda pasando una espátula lisa por los laterales y por el aro central para poder despegar el AFC. Separa también la base y coloca en un plato de presentación.
  12. Monta la nata en un bol a velocidad medio-alta hasta que esté bien montada. Coloca sobre la superficie del AFC y decora con las frutas seleccionadas.
La Cocina de Morilands

ANGEL FOOD CAKE con fruta de temporada

ANGEL FOOD CAKE con fruta de temporada

Me encantan los AFC y los hago muy a menudo. A la muestra está en las distintas recetas que podéis encontrar en el índice del blog: sólo, con chocolate, con limón, con semillas de amapola… y no preparo más recetas porque suelo repetir una y otra vez las que ya me gustan y que ya compartí con vosotr@s.

Así que de vez en cuando me preparo uno de estos pequeños y me da para varios momentos dulces. Es tan tierno y esponjoso que cuando lo estás comiendo estás en otra dimensión. En serio, hasta que no lo pruebas no sabes lo que te has estado perdiendo.

Lo único malo que tiene es que se necesita un molde especial para prepararlo; un molde redondo con chimenea central y con unas patitas que sirven para dejarlo reposar boca abajo cuando lo sacamos del horno. El molde no se engrasa (a diferencia que con cualquier otro bizcocho) y hay que sacarlo ayudándose de una espátula que pasaremos en los laterales y en el aro central. Puedes comprarlo en tiendas de repostería creativa tanto físicas como on-line.

Una vez que le coges el truquillo, compruebas que no tiene nada de dificultad y que el resultado merece la pena.

La foto la hice en una de las tantas ocasiones que lo he preparado, hará unos 2 meses más o menos así que puede que ya no encontréis en el mercado cerezas, pero podéis ponerle cualquier otra fruta que más os guste.

Vamos con esta receta…

ANGEL FOOD CAKE con fruta de temporada

Necesitarás…

  • 9 claras de huevo (300 ml).
  • 180 gr de azúcar glas.
  • 90 gr de harina de repostería.
  • 1 cucharadita de cremor tártaro.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharadita de extracto de almendra.
  • 1 pizca de sal.
  • 250 ml de nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa.
  • 40 gr de azúcar glas.
  • Fruta de temporada: melocotón, ciruelas, cerezas…

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vierte las claras en el bol donde las vayas a montar y déjalas a temperatura ambiente mientras preparas el resto de ingredientes.
  2. Tamiza el azúcar por un lado y la harina por otro. Reserva.
  3. Pasado este tiempo, precalienta el horno a 175ºC calor arriba y abajo.
  4. Comienza batiendo las claras a velocidad media-alta durante 1 minuto hasta que estén espumosas.
  5. Incorpora ahora el cremor tártaro, la sal, el extracto de vainilla, el de almendra y el zumo de limón y continúa batiendo durante 2-3 minutos más hasta que se formen picos.
  6. Aumenta la velocidad del robot y ve incorporando el azúcar glas poco a poco hasta que se disuelva por completo. Deben formarse picos brillantes.
  7. Finalmente, añade la harina en dos veces mezclando con movimientos envolventes con una espátula de silicona.
  8. Vierte esta preparación en un molde pequeño de AFC sin engrasar nivelando la superficie con una cuchara o espátula.
  9. Introduce en el horno sobre la rejilla durante 35-40 minutos (no abras el horno hasta pasado este tiempo como mínimo) o hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester.
  10. Una vez horneado, saca del horno y deja reposar boca abajo sobre las “patitas” del molde durante 1 hora al menos.
  11. Una vez frío por completo, desmolda pasando una espátula lisa por los laterales y por el aro central para poder despegar el AFC. Separa también la base y coloca en un plato de presentación.
  12. Monta la nata en un bol a velocidad medio-alta hasta que esté bien montada. Coloca sobre la superficie del AFC y decora con las frutas seleccionadas.

Me encantan los AFC y los hago muy a menudo. A la muestra está en las distintas recetas que podéis encontrar en el índice del blog: sólo, con chocolate, con limón, con semillas de amapola… y no preparo más recetas porque suelo repetir una y otra vez las que ya me gustan y que ya compartí con vosotr@s.

Así que de vez en cuando me preparo uno de estos pequeños y me da para varios momentos dulces. Es tan tierno y esponjoso que cuando lo estás comiendo estás en otra dimensión. En serio, hasta que no lo pruebas no sabes lo que te has estado perdiendo.

Lo único malo que tiene es que se necesita un molde especial para prepararlo; un molde redondo con chimenea central y con unas patitas que sirven para dejarlo reposar boca abajo cuando lo sacamos del horno. El molde no se engrasa (a diferencia que con cualquier otro bizcocho) y hay que sacarlo ayudándose de una espátula que pasaremos en los laterales y en el aro central. Puedes comprarlo en tiendas de repostería creativa tanto físicas como on-line.

Una vez que le coges el truquillo, compruebas que no tiene nada de dificultad y que el resultado merece la pena.

La foto la hice en una de las tantas ocasiones que lo he preparado, hará unos 2 meses más o menos así que puede que ya no encontréis en el mercado cerezas, pero podéis ponerle cualquier otra fruta que más os guste.

Vamos con esta receta…

ANGEL FOOD CAKE con fruta de temporada

Necesitarás…

  • 9 claras de huevo (300 ml).
  • 180 gr de azúcar glas.
  • 90 gr de harina de repostería.
  • 1 cucharadita de cremor tártaro.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharadita de extracto de almendra.
  • 1 pizca de sal.
  • 250 ml de nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa.
  • 40 gr de azúcar glas.
  • Fruta de temporada: melocotón, ciruelas, cerezas…

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vierte las claras en el bol donde las vayas a montar y déjalas a temperatura ambiente mientras preparas el resto de ingredientes.
  2. Tamiza el azúcar por un lado y la harina por otro. Reserva.
  3. Pasado este tiempo, precalienta el horno a 175ºC calor arriba y abajo.
  4. Comienza batiendo las claras a velocidad media-alta durante 1 minuto hasta que estén espumosas.
  5. Incorpora ahora el cremor tártaro, la sal, el extracto de vainilla, el de almendra y el zumo de limón y continúa batiendo durante 2-3 minutos más hasta que se formen picos.
  6. Aumenta la velocidad del robot y ve incorporando el azúcar glas poco a poco hasta que se disuelva por completo. Deben formarse picos brillantes.
  7. Finalmente, añade la harina en dos veces mezclando con movimientos envolventes con una espátula de silicona.
  8. Vierte esta preparación en un molde pequeño de AFC sin engrasar nivelando la superficie con una cuchara o espátula.
  9. Introduce en el horno sobre la rejilla durante 35-40 minutos (no abras el horno hasta pasado este tiempo como mínimo) o hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester.
  10. Una vez horneado, saca del horno y deja reposar boca abajo sobre las “patitas” del molde durante 1 hora al menos.
  11. Una vez frío por completo, desmolda pasando una espátula lisa por los laterales y por el aro central para poder despegar el AFC. Separa también la base y coloca en un plato de presentación.
  12. Monta la nata en un bol a velocidad medio-alta hasta que esté bien montada. Coloca sobre la superficie del AFC y decora con las frutas seleccionadas.




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: