MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate

La Cocina de Morilands

MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate

Uno de mis propósitos de este año que estamos ha sido comer mejor y de una manera más sana así que no os asustéis si a partir de ahora os encontráis en el blog recetas diferentes, más saludables y con algunos ingredientes que os parecerán algo raros.

Lo de poner vegetales en la repostería no es nada nuevo en este blog ya que la famosa Carrot Cake es una de las recetas más demandadas y con más visitas; también podéis encontrar recetas con calabaza y calabacín y os puedo asegurar que la jugosidad que le aportan a sus recetas es única.

Estos bizcochitos con calabacín, sin lactosa y con harina de espelta han sido mi última preparación repostera. Creo que los voy a preparar más a menudo porque me han parecido deliciosos y muy saludables. Podéis preparar un bizcocho tipo plum-cake, uno redondo o como yo lo he hecho, en formato mini.

También os diré que suelo congelar para ir tirando de bizcocho cuando se me antoja y poder disfrutar de una repostería de calidad en el momento que me apetezca. Si no tienes prisa, descongélalos a temperatura ambiente y si no, unos minutos en el microondas y listo.

Vamos con la receta, espero que os guste.

MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate

Necesitarás…

  • 190 ml de aceite de girasol.
  • 3 huevos medianos.
  • 150 gr de azúcar blanco.
  • 150 gr de azúcar moreno.
  • La ralladura de 2 naranjas.
  • 1 vaina de vainilla o 1 cucharadita de vainilla en pasta (opcional).
  • 360 gr de calabacín rallado.
  • 340 gr de harian de espelta.
  • 1 cucharadita y media de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 pizca de sal.
  • 130 gr de chocolate negro sin azúcar troceado.

Para el sirope de calado

  • 80 ml de zumo de naranja.
  • 80 gr de azúcar blanco.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  2. Engrasa el molde que vayamos a usar con spray desmoldante o con mantequilla.
  3. Ralla el calabacín y reserva.
  4. Mezcla en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reserva.
  5. Corta el chocolate en trocitos pequeños y añade al bol con la harina. Mezcla y reserva.
  6. En un bol aparte, mezcla los dos tipos de azúcar con la ralladura de las naranjas (mezcla con los dedos para que la ralladura suelte todo su aceite).
  7. Añade al azúcar los huevos, el aceite y la vainilla y bate para integrar bien todos estos ingredientes.
  8. Incorpora el calabacín rallado y mezcla con una espátula.
  9. Ve agregando ahora la harina y mezcla poco a poco con una espátula y con movimientos envolventes hasta que consigas una mezcla homogénea.
  10. Reparte esta masa en el molde que hayas elegido y lleva al horno durante 1 hora aproximadamente o hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester (dependerá del tamaño del molde el que tarde más o menos en la cocción; si usas un molde como el mío, tardarán unos 40 minutos aproximadamente).
  11. Mientras está en el horno, prepara el sirope de naranja. Vierte el zumo de naranja y el azúcar en un cazo y pon a calentar hasta que llegue a ebullición. Remueve bien hasta conseguir que espese un poco y se forme un almíbar. Reserva.
  12. Nada más sacar los bizcochos del horno,  en caliente, pincha la superficie con un palillo y pincela el almíbar generosamente.
  13. Deja templar y desmolda para que enfríe por completo.

Fuente: Qué cosa tan dulce

La Cocina de Morilands

MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate

MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate

Uno de mis propósitos de este año que estamos ha sido comer mejor y de una manera más sana así que no os asustéis si a partir de ahora os encontráis en el blog recetas diferentes, más saludables y con algunos ingredientes que os parecerán algo raros.

Lo de poner vegetales en la repostería no es nada nuevo en este blog ya que la famosa Carrot Cake es una de las recetas más demandadas y con más visitas; también podéis encontrar recetas con calabaza y calabacín y os puedo asegurar que la jugosidad que le aportan a sus recetas es única.

Estos bizcochitos con calabacín, sin lactosa y con harina de espelta han sido mi última preparación repostera. Creo que los voy a preparar más a menudo porque me han parecido deliciosos y muy saludables. Podéis preparar un bizcocho tipo plum-cake, uno redondo o como yo lo he hecho, en formato mini.

También os diré que suelo congelar para ir tirando de bizcocho cuando se me antoja y poder disfrutar de una repostería de calidad en el momento que me apetezca. Si no tienes prisa, descongélalos a temperatura ambiente y si no, unos minutos en el microondas y listo.

Vamos con la receta, espero que os guste.

MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate

Necesitarás…

  • 190 ml de aceite de girasol.
  • 3 huevos medianos.
  • 150 gr de azúcar blanco.
  • 150 gr de azúcar moreno.
  • La ralladura de 2 naranjas.
  • 1 vaina de vainilla o 1 cucharadita de vainilla en pasta (opcional).
  • 360 gr de calabacín rallado.
  • 340 gr de harian de espelta.
  • 1 cucharadita y media de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 pizca de sal.
  • 130 gr de chocolate negro sin azúcar troceado.

Para el sirope de calado

  • 80 ml de zumo de naranja.
  • 80 gr de azúcar blanco.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  2. Engrasa el molde que vayamos a usar con spray desmoldante o con mantequilla.
  3. Ralla el calabacín y reserva.
  4. Mezcla en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reserva.
  5. Corta el chocolate en trocitos pequeños y añade al bol con la harina. Mezcla y reserva.
  6. En un bol aparte, mezcla los dos tipos de azúcar con la ralladura de las naranjas (mezcla con los dedos para que la ralladura suelte todo su aceite).
  7. Añade al azúcar los huevos, el aceite y la vainilla y bate para integrar bien todos estos ingredientes.
  8. Incorpora el calabacín rallado y mezcla con una espátula.
  9. Ve agregando ahora la harina y mezcla poco a poco con una espátula y con movimientos envolventes hasta que consigas una mezcla homogénea.
  10. Reparte esta masa en el molde que hayas elegido y lleva al horno durante 1 hora aproximadamente o hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester (dependerá del tamaño del molde el que tarde más o menos en la cocción; si usas un molde como el mío, tardarán unos 40 minutos aproximadamente).
  11. Mientras está en el horno, prepara el sirope de naranja. Vierte el zumo de naranja y el azúcar en un cazo y pon a calentar hasta que llegue a ebullición. Remueve bien hasta conseguir que espese un poco y se forme un almíbar. Reserva.
  12. Nada más sacar los bizcochos del horno,  en caliente, pincha la superficie con un palillo y pincela el almíbar generosamente.
  13. Deja templar y desmolda para que enfríe por completo.

Fuente: Qué cosa tan dulce

Uno de mis propósitos de este año que estamos ha sido comer mejor y de una manera más sana así que no os asustéis si a partir de ahora os encontráis en el blog recetas diferentes, más saludables y con algunos ingredientes que os parecerán algo raros.

Lo de poner vegetales en la repostería no es nada nuevo en este blog ya que la famosa Carrot Cake es una de las recetas más demandadas y con más visitas; también podéis encontrar recetas con calabaza y calabacín y os puedo asegurar que la jugosidad que le aportan a sus recetas es única.

Estos bizcochitos con calabacín, sin lactosa y con harina de espelta han sido mi última preparación repostera. Creo que los voy a preparar más a menudo porque me han parecido deliciosos y muy saludables. Podéis preparar un bizcocho tipo plum-cake, uno redondo o como yo lo he hecho, en formato mini.

También os diré que suelo congelar para ir tirando de bizcocho cuando se me antoja y poder disfrutar de una repostería de calidad en el momento que me apetezca. Si no tienes prisa, descongélalos a temperatura ambiente y si no, unos minutos en el microondas y listo.

Vamos con la receta, espero que os guste.

MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate

Necesitarás…

  • 190 ml de aceite de girasol.
  • 3 huevos medianos.
  • 150 gr de azúcar blanco.
  • 150 gr de azúcar moreno.
  • La ralladura de 2 naranjas.
  • 1 vaina de vainilla o 1 cucharadita de vainilla en pasta (opcional).
  • 360 gr de calabacín rallado.
  • 340 gr de harian de espelta.
  • 1 cucharadita y media de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 pizca de sal.
  • 130 gr de chocolate negro sin azúcar troceado.

Para el sirope de calado

  • 80 ml de zumo de naranja.
  • 80 gr de azúcar blanco.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  2. Engrasa el molde que vayamos a usar con spray desmoldante o con mantequilla.
  3. Ralla el calabacín y reserva.
  4. Mezcla en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reserva.
  5. Corta el chocolate en trocitos pequeños y añade al bol con la harina. Mezcla y reserva.
  6. En un bol aparte, mezcla los dos tipos de azúcar con la ralladura de las naranjas (mezcla con los dedos para que la ralladura suelte todo su aceite).
  7. Añade al azúcar los huevos, el aceite y la vainilla y bate para integrar bien todos estos ingredientes.
  8. Incorpora el calabacín rallado y mezcla con una espátula.
  9. Ve agregando ahora la harina y mezcla poco a poco con una espátula y con movimientos envolventes hasta que consigas una mezcla homogénea.
  10. Reparte esta masa en el molde que hayas elegido y lleva al horno durante 1 hora aproximadamente o hasta comprobar que está listo pinchando con un palillo o cake tester (dependerá del tamaño del molde el que tarde más o menos en la cocción; si usas un molde como el mío, tardarán unos 40 minutos aproximadamente).
  11. Mientras está en el horno, prepara el sirope de naranja. Vierte el zumo de naranja y el azúcar en un cazo y pon a calentar hasta que llegue a ebullición. Remueve bien hasta conseguir que espese un poco y se forme un almíbar. Reserva.
  12. Nada más sacar los bizcochos del horno,  en caliente, pincha la superficie con un palillo y pincela el almíbar generosamente.
  13. Deja templar y desmolda para que enfríe por completo.

Fuente: Qué cosa tan dulce





4 Comentarios a “MINI BIZCOCHOS con calabacín y chocolate”

  1. Juanfra, una maravilla de receta, como siempre. Habrá que prepararse para estas recetas más saludables. Un abrazo, y felicidades por este magnífico blog.

    Maite, Febrero 9, 2017, 9:07 pm | Responder a este comentario
  2. El toque jugoso que dan los vegetales es delicioso.
    Un abrazo

    Anna Hallado, Febrero 11, 2017, 8:11 am | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: