BRIOCHE nanterre

La Cocina de Morilands

BRIOCHE nanterre

briochenanterreblog

En mis numerosos viajes a Francia en estos tres últimos años, siempre he tenido predilección por un determinado tipo de bollería o como allí se llama, “viennoiserie“. Unas veces he comido cruasanes hasta decir basta, en otras ocasiones han sido las caracolas con pasas, el pastel vasco, etc. Una de mis últimas adicciones fueron los brioches, en todas sus variedades: natural, con mantequilla, parisina, alsaciana… y la que este verano probé por primera vez, la tarta Tropézienne que pronto prepararé y dejaré por aquí.

Es verdad que preparar un brioche no tiene nada de complicación, tan sólo son los tiempos de espera y reposo de la masa; pero cuando lo tienes en el horno cociéndose y empiezas a oler, sabes que el disfrute cuando lo comas será máximo y te animarás a preparar uno y otro más. Os lo aseguro, los brioches son adictivos y enganchan.

Y por si pensaba que me iba a quedar sin azúcar perlado, este verano compré varios botes para tener provisiones; así que si os ponéis a prepararlo y no tenéis o no encontráis, siempre podréis poneros en contacto conmigo que yo os doy un poco.

briochenanterre1blog

Vamos con la receta, os encantará.

BRIOCHE nanterre

Necesitarás…

  • 260 gr de harina de repostería.
  • 10 gr de levadura fresca de panadería.
  • 20 ml de leche.
  • 40 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 3 huevos
  • 1 yema de huevo.
  • 125 gr de mantequilla.
  • Azúcar perlado.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, corta la mantequilla en trocitos pequeños y deja a temperatura ambiente para que se ablande.
  2. Diluye la levadura fresca en 10 ml de leche tibia (30ºC como máximo).
  3. Bate los huevos y reserva.
  4. En un bol amplio, vierte la harina y deja en el centro un hueco. Reparte el azúcar y la sal en los laterales sobre la harina y en el hueco que hemos dejado, vierte la levadura diluida con la leche y los huevos batidos.
  5. Mezcla esta masa con una cuchara de madera, a mano o con el gancho de tu máquina amasadora a velocidad baja y durante 5 minutos. Continúa el amasado aumentando la velocidad a media durante 4-5 minutos y hasta comprobar que la masa se despega del fondo del bol.
  6. Baja de nuevo la velocidad a medio-baja (no al mínimo) y ve incorporando la mantequilla poco a poco mientras continúas mezclando. Continúa amasando hasta obtener una masa homogénea y con la mantequilla incorporada por completo en la masa.
  7. La masa no debe estar pegajosa, ha de estar en un punto exacto en el que no se pegue demasiado a las manos pero que no lleve exceso de harina. Si compruebas que está algo pegajosa, agrega un poco más de harina comprobando que está en el punto exacto y que puedas trabajar con ella.
  8. Vierte esta masa en un bol limpio y tapa con film transparente. Deja reposar a temperatura ambiente durante 1-2 horas para que crezca su volumen. Pasado este tiempo, desgasifica aplastando delicadamente con las manos y vuelve a poner film para dejar reposar en la nevera un mínimo de 1-2 horas (yo la dejé toda la noche).
  9. Engrasa el molde de cake en el que vayas a preparar el brioche con spray desmoldante o con un poco de mantequilla. Reserva.
  10. Forma bolas de masa de aproximadamente el mismo tamaño y colócalas en el molde que teníamos engrasado. Vuelve a dejar reposar esta masa a temperatura ambiente durante 2 horas aproximadamente (la masa debe subir hasta llenar todo el volumen del molde).
  11. Precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  12. Mezcla en un bol pequeño la yema de huevo con los 10 ml de leche restantes y pincela suavemente la superficie de la masa. Espolvorea el azúcar perlado por toda la superficie y hornea durante 20 minutos.
  13. Saca del horno y deja enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.
  14. Corta en porciones y toma sólo, con chocolate, o incluso tostado con mantequilla y mermelada.
La Cocina de Morilands

BRIOCHE nanterre

BRIOCHE nanterre

briochenanterreblog

En mis numerosos viajes a Francia en estos tres últimos años, siempre he tenido predilección por un determinado tipo de bollería o como allí se llama, “viennoiserie“. Unas veces he comido cruasanes hasta decir basta, en otras ocasiones han sido las caracolas con pasas, el pastel vasco, etc. Una de mis últimas adicciones fueron los brioches, en todas sus variedades: natural, con mantequilla, parisina, alsaciana… y la que este verano probé por primera vez, la tarta Tropézienne que pronto prepararé y dejaré por aquí.

Es verdad que preparar un brioche no tiene nada de complicación, tan sólo son los tiempos de espera y reposo de la masa; pero cuando lo tienes en el horno cociéndose y empiezas a oler, sabes que el disfrute cuando lo comas será máximo y te animarás a preparar uno y otro más. Os lo aseguro, los brioches son adictivos y enganchan.

Y por si pensaba que me iba a quedar sin azúcar perlado, este verano compré varios botes para tener provisiones; así que si os ponéis a prepararlo y no tenéis o no encontráis, siempre podréis poneros en contacto conmigo que yo os doy un poco.

briochenanterre1blog

Vamos con la receta, os encantará.

BRIOCHE nanterre

Necesitarás…

  • 260 gr de harina de repostería.
  • 10 gr de levadura fresca de panadería.
  • 20 ml de leche.
  • 40 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 3 huevos
  • 1 yema de huevo.
  • 125 gr de mantequilla.
  • Azúcar perlado.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, corta la mantequilla en trocitos pequeños y deja a temperatura ambiente para que se ablande.
  2. Diluye la levadura fresca en 10 ml de leche tibia (30ºC como máximo).
  3. Bate los huevos y reserva.
  4. En un bol amplio, vierte la harina y deja en el centro un hueco. Reparte el azúcar y la sal en los laterales sobre la harina y en el hueco que hemos dejado, vierte la levadura diluida con la leche y los huevos batidos.
  5. Mezcla esta masa con una cuchara de madera, a mano o con el gancho de tu máquina amasadora a velocidad baja y durante 5 minutos. Continúa el amasado aumentando la velocidad a media durante 4-5 minutos y hasta comprobar que la masa se despega del fondo del bol.
  6. Baja de nuevo la velocidad a medio-baja (no al mínimo) y ve incorporando la mantequilla poco a poco mientras continúas mezclando. Continúa amasando hasta obtener una masa homogénea y con la mantequilla incorporada por completo en la masa.
  7. La masa no debe estar pegajosa, ha de estar en un punto exacto en el que no se pegue demasiado a las manos pero que no lleve exceso de harina. Si compruebas que está algo pegajosa, agrega un poco más de harina comprobando que está en el punto exacto y que puedas trabajar con ella.
  8. Vierte esta masa en un bol limpio y tapa con film transparente. Deja reposar a temperatura ambiente durante 1-2 horas para que crezca su volumen. Pasado este tiempo, desgasifica aplastando delicadamente con las manos y vuelve a poner film para dejar reposar en la nevera un mínimo de 1-2 horas (yo la dejé toda la noche).
  9. Engrasa el molde de cake en el que vayas a preparar el brioche con spray desmoldante o con un poco de mantequilla. Reserva.
  10. Forma bolas de masa de aproximadamente el mismo tamaño y colócalas en el molde que teníamos engrasado. Vuelve a dejar reposar esta masa a temperatura ambiente durante 2 horas aproximadamente (la masa debe subir hasta llenar todo el volumen del molde).
  11. Precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  12. Mezcla en un bol pequeño la yema de huevo con los 10 ml de leche restantes y pincela suavemente la superficie de la masa. Espolvorea el azúcar perlado por toda la superficie y hornea durante 20 minutos.
  13. Saca del horno y deja enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.
  14. Corta en porciones y toma sólo, con chocolate, o incluso tostado con mantequilla y mermelada.

briochenanterreblog

En mis numerosos viajes a Francia en estos tres últimos años, siempre he tenido predilección por un determinado tipo de bollería o como allí se llama, “viennoiserie“. Unas veces he comido cruasanes hasta decir basta, en otras ocasiones han sido las caracolas con pasas, el pastel vasco, etc. Una de mis últimas adicciones fueron los brioches, en todas sus variedades: natural, con mantequilla, parisina, alsaciana… y la que este verano probé por primera vez, la tarta Tropézienne que pronto prepararé y dejaré por aquí.

Es verdad que preparar un brioche no tiene nada de complicación, tan sólo son los tiempos de espera y reposo de la masa; pero cuando lo tienes en el horno cociéndose y empiezas a oler, sabes que el disfrute cuando lo comas será máximo y te animarás a preparar uno y otro más. Os lo aseguro, los brioches son adictivos y enganchan.

Y por si pensaba que me iba a quedar sin azúcar perlado, este verano compré varios botes para tener provisiones; así que si os ponéis a prepararlo y no tenéis o no encontráis, siempre podréis poneros en contacto conmigo que yo os doy un poco.

briochenanterre1blog

Vamos con la receta, os encantará.

BRIOCHE nanterre

Necesitarás…

  • 260 gr de harina de repostería.
  • 10 gr de levadura fresca de panadería.
  • 20 ml de leche.
  • 40 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 3 huevos
  • 1 yema de huevo.
  • 125 gr de mantequilla.
  • Azúcar perlado.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, corta la mantequilla en trocitos pequeños y deja a temperatura ambiente para que se ablande.
  2. Diluye la levadura fresca en 10 ml de leche tibia (30ºC como máximo).
  3. Bate los huevos y reserva.
  4. En un bol amplio, vierte la harina y deja en el centro un hueco. Reparte el azúcar y la sal en los laterales sobre la harina y en el hueco que hemos dejado, vierte la levadura diluida con la leche y los huevos batidos.
  5. Mezcla esta masa con una cuchara de madera, a mano o con el gancho de tu máquina amasadora a velocidad baja y durante 5 minutos. Continúa el amasado aumentando la velocidad a media durante 4-5 minutos y hasta comprobar que la masa se despega del fondo del bol.
  6. Baja de nuevo la velocidad a medio-baja (no al mínimo) y ve incorporando la mantequilla poco a poco mientras continúas mezclando. Continúa amasando hasta obtener una masa homogénea y con la mantequilla incorporada por completo en la masa.
  7. La masa no debe estar pegajosa, ha de estar en un punto exacto en el que no se pegue demasiado a las manos pero que no lleve exceso de harina. Si compruebas que está algo pegajosa, agrega un poco más de harina comprobando que está en el punto exacto y que puedas trabajar con ella.
  8. Vierte esta masa en un bol limpio y tapa con film transparente. Deja reposar a temperatura ambiente durante 1-2 horas para que crezca su volumen. Pasado este tiempo, desgasifica aplastando delicadamente con las manos y vuelve a poner film para dejar reposar en la nevera un mínimo de 1-2 horas (yo la dejé toda la noche).
  9. Engrasa el molde de cake en el que vayas a preparar el brioche con spray desmoldante o con un poco de mantequilla. Reserva.
  10. Forma bolas de masa de aproximadamente el mismo tamaño y colócalas en el molde que teníamos engrasado. Vuelve a dejar reposar esta masa a temperatura ambiente durante 2 horas aproximadamente (la masa debe subir hasta llenar todo el volumen del molde).
  11. Precalienta el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  12. Mezcla en un bol pequeño la yema de huevo con los 10 ml de leche restantes y pincela suavemente la superficie de la masa. Espolvorea el azúcar perlado por toda la superficie y hornea durante 20 minutos.
  13. Saca del horno y deja enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.
  14. Corta en porciones y toma sólo, con chocolate, o incluso tostado con mantequilla y mermelada.




4 Comentarios a “BRIOCHE nanterre”

  1. Una receta extraordinaria! La he seguido al pie de la letra y me ha saludo un brioche buenisimo, súper recomendable! Tus recetas nunca me fallan! Muchísimas gracias por el trabajo que haces y por tus buenas ideas en la cocina. Un besazo!

    isabel, octubre 8, 2016, 10:26 pm | Responder a este comentario
  2. La masa me ha quedado dura, supongo que por exceso de harina; aunque la verdad , las recetas que llevan levadura, nunca me suben, pero yo sigo insistiendo.

    Carmen María, octubre 9, 2016, 5:01 pm | Responder a este comentario
    • Qué raro!!! ¿Has echado más de la que pone la receta? Si usas exactamente la que te indico no debe de quedarte dura, todo lo contrario. Debes dejar que fermenten en sus tiempos para que la masa se trabaje en todas sus fases. Inténtalo de nuevo. Un saludo

      Juanfra, octubre 10, 2016, 8:06 am | Responder a este comentario
  3. Me encantan tus recetas, puedo hacer la con thermomix?

    Loliya, octubre 15, 2016, 11:23 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: