TARTA TATIN de ciruelas rojas

La Cocina de Morilands

TARTA TATIN de ciruelas rojas

tatindeciruelasblog

El otoño ya se está oliendo, al fin. Ha refrescado y ya se puede salir a la calle a cualquier hora del día en manga corta o con una chaqueta fina; tenía ganas, de verdad. El mes de septiembre es uno de los que más me gustan ya que los días aún son largos, no hace tanto calor como en agosto y además, la actividad callejera se nota considerablemente.

Además, podemos encender el horno sin miedo al calor que desprende. Parece que la gente se va animando con las recetas de horno y nuestras cocinas empiezan a oler a repostería casera. ¿No os parece fascinante?

Pues yo hoy os traigo un clásico francés que ya conoceréis si seguís la actividad de este blog. Se trata de la tarta Tatin, una de las más preparadas en el país vecino y que tantas variaciones admite. Aunque la clásica y verdadera se prepara con manzanas (y podéis encontrar la receta aquí), yo en este caso la he variado y le he cambiado la manzana por ciruelas, que me encantan y que son ideales para el organismo.

Ojo con las ciruelas porque desprenden bastante líquido en el hojaldre y puede que nos pasemos si no nos gusta demasiado ese sabor. Una vez fría la tarta, yo le quité el exceso de líquido para que quedase más a mi gusto. Además, el caramelo líquido que preparamos previamente le aporta el dulzor necesario para contrastar con la acidez de la ciruela.

Os aviso que os tienen que gustar las ciruelas porque de lo contrario, el sabor no os llenará como es debido. Yo os animo a prepararla porque no tiene nada de complicación y tienes un postre diferente. Sirve con helado de tu sabor favorito y verás qué rico contraste.

Vamos con la receta.

TARTA TATIN de ciruelas rojas

Necesitarás…

  • 1 lámina de masa de hojaldre fresca.
  • 5-6 ciruelas rojas.
  • 75 gr de azúcar.
  • 15 gr de mantequilla.
  • Helado de vainilla (opcional).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, engrasa un molde de cerámica o cristal redondo con un poco de mantequilla o spray desmoldante. Reserva.
  2. Vierte en un cazo el azúcar y pon a calentar a fuego medio hasta que se funda y empiece a convertirse en caramelo. Dora el caramelo en el cazo sin mover demasiado ya que de lo contrario, endurecería. Retira del fuego.
  3. Agrega al caramelo la mantequilla y mueve bien con una cuchara de madera para que se integre bien. Vierte este caramelo en la base del molde que tenemos reservado.
  4. Lava y corta por la mitad las ciruelas, desechando el hueso central. Coloca las mitades de ciruela con la parte cortada pegada al caramelo y cubre con ellas toda la base del molde.
  5. Precalienta el horno a 200ºC calor arriba y abajo.
  6. Pon ahora la lámina de hojaldre sobre las manzanas y coloca de manera que quede bien redonda (mete los bordes sobrantes de masa hacia dentro). Pincha la masa con un tenedor y hornea durante 25-30 minutos. Si ves que el hojaldre se está tostando demasiado, cubre el molde con un trozo de papel de aluminio.
  7. Una vez pasado este tiempo, saca del horno y deja reposar unos 30 minutos.
  8. Para desmoldar, pasa un cuchillo por los laterales del molde para despegar cualquier parte que se hubiera quedado pegada y pon un plato de presentación más grande que el molde. Gira la tartera dándole la vuelta de manera que queden las ciruelas y el caramelo en la superficie y el hojaldre en la parte de abajo.
  9. Sirve una vez tibia acompañada de nata montada, crème fraîche y/o helado de tu sabor favorito.
La Cocina de Morilands

TARTA TATIN de ciruelas rojas

TARTA TATIN de ciruelas rojas

tatindeciruelasblog

El otoño ya se está oliendo, al fin. Ha refrescado y ya se puede salir a la calle a cualquier hora del día en manga corta o con una chaqueta fina; tenía ganas, de verdad. El mes de septiembre es uno de los que más me gustan ya que los días aún son largos, no hace tanto calor como en agosto y además, la actividad callejera se nota considerablemente.

Además, podemos encender el horno sin miedo al calor que desprende. Parece que la gente se va animando con las recetas de horno y nuestras cocinas empiezan a oler a repostería casera. ¿No os parece fascinante?

Pues yo hoy os traigo un clásico francés que ya conoceréis si seguís la actividad de este blog. Se trata de la tarta Tatin, una de las más preparadas en el país vecino y que tantas variaciones admite. Aunque la clásica y verdadera se prepara con manzanas (y podéis encontrar la receta aquí), yo en este caso la he variado y le he cambiado la manzana por ciruelas, que me encantan y que son ideales para el organismo.

Ojo con las ciruelas porque desprenden bastante líquido en el hojaldre y puede que nos pasemos si no nos gusta demasiado ese sabor. Una vez fría la tarta, yo le quité el exceso de líquido para que quedase más a mi gusto. Además, el caramelo líquido que preparamos previamente le aporta el dulzor necesario para contrastar con la acidez de la ciruela.

Os aviso que os tienen que gustar las ciruelas porque de lo contrario, el sabor no os llenará como es debido. Yo os animo a prepararla porque no tiene nada de complicación y tienes un postre diferente. Sirve con helado de tu sabor favorito y verás qué rico contraste.

Vamos con la receta.

TARTA TATIN de ciruelas rojas

Necesitarás…

  • 1 lámina de masa de hojaldre fresca.
  • 5-6 ciruelas rojas.
  • 75 gr de azúcar.
  • 15 gr de mantequilla.
  • Helado de vainilla (opcional).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, engrasa un molde de cerámica o cristal redondo con un poco de mantequilla o spray desmoldante. Reserva.
  2. Vierte en un cazo el azúcar y pon a calentar a fuego medio hasta que se funda y empiece a convertirse en caramelo. Dora el caramelo en el cazo sin mover demasiado ya que de lo contrario, endurecería. Retira del fuego.
  3. Agrega al caramelo la mantequilla y mueve bien con una cuchara de madera para que se integre bien. Vierte este caramelo en la base del molde que tenemos reservado.
  4. Lava y corta por la mitad las ciruelas, desechando el hueso central. Coloca las mitades de ciruela con la parte cortada pegada al caramelo y cubre con ellas toda la base del molde.
  5. Precalienta el horno a 200ºC calor arriba y abajo.
  6. Pon ahora la lámina de hojaldre sobre las manzanas y coloca de manera que quede bien redonda (mete los bordes sobrantes de masa hacia dentro). Pincha la masa con un tenedor y hornea durante 25-30 minutos. Si ves que el hojaldre se está tostando demasiado, cubre el molde con un trozo de papel de aluminio.
  7. Una vez pasado este tiempo, saca del horno y deja reposar unos 30 minutos.
  8. Para desmoldar, pasa un cuchillo por los laterales del molde para despegar cualquier parte que se hubiera quedado pegada y pon un plato de presentación más grande que el molde. Gira la tartera dándole la vuelta de manera que queden las ciruelas y el caramelo en la superficie y el hojaldre en la parte de abajo.
  9. Sirve una vez tibia acompañada de nata montada, crème fraîche y/o helado de tu sabor favorito.

tatindeciruelasblog

El otoño ya se está oliendo, al fin. Ha refrescado y ya se puede salir a la calle a cualquier hora del día en manga corta o con una chaqueta fina; tenía ganas, de verdad. El mes de septiembre es uno de los que más me gustan ya que los días aún son largos, no hace tanto calor como en agosto y además, la actividad callejera se nota considerablemente.

Además, podemos encender el horno sin miedo al calor que desprende. Parece que la gente se va animando con las recetas de horno y nuestras cocinas empiezan a oler a repostería casera. ¿No os parece fascinante?

Pues yo hoy os traigo un clásico francés que ya conoceréis si seguís la actividad de este blog. Se trata de la tarta Tatin, una de las más preparadas en el país vecino y que tantas variaciones admite. Aunque la clásica y verdadera se prepara con manzanas (y podéis encontrar la receta aquí), yo en este caso la he variado y le he cambiado la manzana por ciruelas, que me encantan y que son ideales para el organismo.

Ojo con las ciruelas porque desprenden bastante líquido en el hojaldre y puede que nos pasemos si no nos gusta demasiado ese sabor. Una vez fría la tarta, yo le quité el exceso de líquido para que quedase más a mi gusto. Además, el caramelo líquido que preparamos previamente le aporta el dulzor necesario para contrastar con la acidez de la ciruela.

Os aviso que os tienen que gustar las ciruelas porque de lo contrario, el sabor no os llenará como es debido. Yo os animo a prepararla porque no tiene nada de complicación y tienes un postre diferente. Sirve con helado de tu sabor favorito y verás qué rico contraste.

Vamos con la receta.

TARTA TATIN de ciruelas rojas

Necesitarás…

  • 1 lámina de masa de hojaldre fresca.
  • 5-6 ciruelas rojas.
  • 75 gr de azúcar.
  • 15 gr de mantequilla.
  • Helado de vainilla (opcional).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, engrasa un molde de cerámica o cristal redondo con un poco de mantequilla o spray desmoldante. Reserva.
  2. Vierte en un cazo el azúcar y pon a calentar a fuego medio hasta que se funda y empiece a convertirse en caramelo. Dora el caramelo en el cazo sin mover demasiado ya que de lo contrario, endurecería. Retira del fuego.
  3. Agrega al caramelo la mantequilla y mueve bien con una cuchara de madera para que se integre bien. Vierte este caramelo en la base del molde que tenemos reservado.
  4. Lava y corta por la mitad las ciruelas, desechando el hueso central. Coloca las mitades de ciruela con la parte cortada pegada al caramelo y cubre con ellas toda la base del molde.
  5. Precalienta el horno a 200ºC calor arriba y abajo.
  6. Pon ahora la lámina de hojaldre sobre las manzanas y coloca de manera que quede bien redonda (mete los bordes sobrantes de masa hacia dentro). Pincha la masa con un tenedor y hornea durante 25-30 minutos. Si ves que el hojaldre se está tostando demasiado, cubre el molde con un trozo de papel de aluminio.
  7. Una vez pasado este tiempo, saca del horno y deja reposar unos 30 minutos.
  8. Para desmoldar, pasa un cuchillo por los laterales del molde para despegar cualquier parte que se hubiera quedado pegada y pon un plato de presentación más grande que el molde. Gira la tartera dándole la vuelta de manera que queden las ciruelas y el caramelo en la superficie y el hojaldre en la parte de abajo.
  9. Sirve una vez tibia acompañada de nata montada, crème fraîche y/o helado de tu sabor favorito.




2 Comentarios a “TARTA TATIN de ciruelas rojas”

  1. La hice ayer y ya no queda nada , está bueniiiiisima!!! Tengo pendiente hacer la tatin de cebolla, ahora, como muy bien explicas tú, ya apetece encender el horno. Besos

    Marga, octubre 2, 2016, 5:39 pm | Responder a este comentario
    • Anda, me alegra que te haya gustado. Ya sabes que la Tarte Tatin se puede preparar con muchas variedades, y las saladas son muy apetecibles. Prueba la de cebolla y verás qué rica. Graciaaaassss

      Juanfra, octubre 2, 2016, 10:21 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: