TARTA de nata y fresa

La Cocina de Morilands

TARTA de nata y fresa

tartadenatayfresa2blog

Lo de que me gusta preparar tartas ya lo sabéis verdad??? Que me queden mejor ya lo voy intentando poco a poco, pero es imposible. Para la decoración de esta que véis hoy estuve probando con dos boquillas nuevas que me he comprado pero no me convencían del todo así que tuve que acabar con la de estrella cerrada grande que es infalible y da un resultado perfecto.

tartadenatayfresa5blog

Eso sí, algún día asistiré a algún curso de técnicas y decoración de tartas, me encantaría, ya que tengo que mejorar el acabado de los laterales, el manejo de boquillas y demás cositas. A lo que seguro que nunca iré será a aprender a trabajar el fondant; me parecen verdaderas obras de arte lo que la gente hace con él y cómo lo usan para decorar una tarta, pero en mi caso, no me atrae nada. Creo que me conformaré con ver esas maravillas preparadas por otras personas.

tartadenatayfresa4blog

La tarta de nata y fresa es ya un clásico. ¿A quién no le gusta la nata? A mi amiga Marina que no pudo probar la tarta porque iba llena. Además de ella, seguro que a todo el mundo le gusta un buen bol de fresas con nata o no es así?? jejejejejeje… es broma, seguro que habrá gente a la que no le guste la nata. Pero para l@s apasionad@s, esta tarta es ideal.

Se trata de un bizcocho de vainilla bien mojadito en un almíbar y relleno de mermelada de fresa y muuuucha nata. La decoración final lleva unas fresas frescas cubriendo la superficie de la tarta y listo. Es una maravilla para el paladar, os lo aseguro.

tartadenatayfresa3blog

Vamos con la receta.

1970618_10202561674296467_96005274_n

TARTA de nata y fresa

Necesitarás…

Para el bizcocho

  • 200 ml de aceite de girasol.
  • 200 gr de azúcar.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 2 cucharaditas de levadura química.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

Para el almíbar

  • 100 ml de agua.
  • 100 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

Para el relleno y decoración

  • 1 litro de nata para montar con un 35,1% de materia grasa.
  • 140 gr de azúcar glas.
  • 2 cucharadas grandes de queso crema tipo philadelphia.
  • Mermelada de fresa de calidad.
  • Fresas frescas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar tres moldes de 18 cm de diámetro, engrasándolos con spray desmoldante o con mantequilla. Reserva.
  2. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  3. Preparamos la masa del bizcocho. Tamiza la harina con la levadura. Reserva.
  4. En un bol amplio, bate el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén bien integrados. Ve incorporando la harina tamizada poco a poco mientras bates a velocidad baja.
  5. Una vez agregada toda la harina, añade la vainilla en pasta y mezcla hasta que la masa esté homogénea.
  6. Pesa la masa y distribuye de manera igualitaria en los tres moldes preparados de manera que tenga la misma cantidad en cada uno de ellos.
  7. Hornea durante 20-25  minutos aproximadamente o hasta que los bordes del bizcocho se separen del molde y al introducir un palillo salga limpio.
  8. Ahora es el momento de ir preparar el almíbar. En un cazo pon el azúcar y el agua y calienta hasta que la mezcla comience a hervir. Retira del fuego y agrega la vainilla en pasta. Mezcla bien y reserva.
  9. Cuando estén los bizcochos cocidos, saca del horno y deja enfriar 5 minutos en su molde. Una vez desmoldados y fríos iguala cada uno de los bizcochos con una lira o un cuchillo para que tengan el mismo tamaño. Reserva.
  10. Ahora vamos  a montar la nata. Vierte en un bol amplio el litro de nata y las cucharadas de queso crema. Comienza a batir y cuando esté semi-montada, agrega el azúcar glas. Continúa batiendo hasta conseguir una nata firme y con picos. Pasa toda la nata a una manga pastelera, cierra bien y reserva en la nevera.
  11. Ahora es el momento de montar la tarta. Coloca el primer bizcocho sobre el plato o fuente de presentación y pincha bien con un palillo. Cubre con una capa generosa de almíbar y sobre éste pon otra capa de mermelada de fresa. Pon una buena capa de nata montada y distribuye bien para que quede homogénea. Coloca ahora otro bizcocho y vuelve a hacer el mismo procedimiento: almíbar, mermelada y nata. Finalmente, pon el último bizcocho y cubre con una capa fina de nata para igualar la superficie y los laterales. Lleva a la nevera durante una media hora para que repose y «coja cuerpo».
  12. Ya sólo nos quedará la decoración final. Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla con forma de estrella cerrada, ve haciendo líneas verticales de abajo a arriba alrededor de toda la tarta. En la superficie forma rosetones con el resto de nata que te quede. Coloca unas fresas naturales (lavadas y secas) por toda la superficie y espolvorea un poco de azúcar glas y/o perlado.

Algunas consideraciones…

  • Es interesante pinchar los bizcochos con un palillo a la hora de impregnarlos con el almíbar porque de esta manera, el almíbar puede calar mejor. No hace falta emborrachar demasiado la tarta, pero sí que quede un poco mojada.
  • Para montar la nata podéis usar cualquier batidora eléctrica que tengáis en casa o incluso la thermomix. Yo he usado la kitchen aid y he montado en dos partes, 1/2 litro para el relleno y el otro 1/2 litro para la decoración exterior de la tarta.
  • La mermelada de fresa podéis hacerla casera y quedará incluso mejor. Si no es casera, intenta comprar una que sea de calidad ya que le dará un toque bastante interesante a la tarta.
  • Si no tienes vainilla en pasta puedes preparar el almíbar sacando las semillas de una vaina de vainilla y echándolas en el cazo junto con el azúcar y el agua para que coja el sabor.
  • Puedes usar extracto o esencia de vainilla para sustituir la pasta, pero es aconsejable usar ésta última. Si puedes conseguirla mejor, puesto que vamos a utilizarla en muchas recetas más.
  • Si te gusta otra decoración exterior puedes cambiar de boquilla o ponerle las fresas a tu gusto.
La Cocina de Morilands

TARTA de nata y fresa

TARTA de nata y fresa

tartadenatayfresa2blog

Lo de que me gusta preparar tartas ya lo sabéis verdad??? Que me queden mejor ya lo voy intentando poco a poco, pero es imposible. Para la decoración de esta que véis hoy estuve probando con dos boquillas nuevas que me he comprado pero no me convencían del todo así que tuve que acabar con la de estrella cerrada grande que es infalible y da un resultado perfecto.

tartadenatayfresa5blog

Eso sí, algún día asistiré a algún curso de técnicas y decoración de tartas, me encantaría, ya que tengo que mejorar el acabado de los laterales, el manejo de boquillas y demás cositas. A lo que seguro que nunca iré será a aprender a trabajar el fondant; me parecen verdaderas obras de arte lo que la gente hace con él y cómo lo usan para decorar una tarta, pero en mi caso, no me atrae nada. Creo que me conformaré con ver esas maravillas preparadas por otras personas.

tartadenatayfresa4blog

La tarta de nata y fresa es ya un clásico. ¿A quién no le gusta la nata? A mi amiga Marina que no pudo probar la tarta porque iba llena. Además de ella, seguro que a todo el mundo le gusta un buen bol de fresas con nata o no es así?? jejejejejeje… es broma, seguro que habrá gente a la que no le guste la nata. Pero para l@s apasionad@s, esta tarta es ideal.

Se trata de un bizcocho de vainilla bien mojadito en un almíbar y relleno de mermelada de fresa y muuuucha nata. La decoración final lleva unas fresas frescas cubriendo la superficie de la tarta y listo. Es una maravilla para el paladar, os lo aseguro.

tartadenatayfresa3blog

Vamos con la receta.

1970618_10202561674296467_96005274_n

TARTA de nata y fresa

Necesitarás…

Para el bizcocho

  • 200 ml de aceite de girasol.
  • 200 gr de azúcar.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 2 cucharaditas de levadura química.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

Para el almíbar

  • 100 ml de agua.
  • 100 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

Para el relleno y decoración

  • 1 litro de nata para montar con un 35,1% de materia grasa.
  • 140 gr de azúcar glas.
  • 2 cucharadas grandes de queso crema tipo philadelphia.
  • Mermelada de fresa de calidad.
  • Fresas frescas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar tres moldes de 18 cm de diámetro, engrasándolos con spray desmoldante o con mantequilla. Reserva.
  2. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  3. Preparamos la masa del bizcocho. Tamiza la harina con la levadura. Reserva.
  4. En un bol amplio, bate el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén bien integrados. Ve incorporando la harina tamizada poco a poco mientras bates a velocidad baja.
  5. Una vez agregada toda la harina, añade la vainilla en pasta y mezcla hasta que la masa esté homogénea.
  6. Pesa la masa y distribuye de manera igualitaria en los tres moldes preparados de manera que tenga la misma cantidad en cada uno de ellos.
  7. Hornea durante 20-25  minutos aproximadamente o hasta que los bordes del bizcocho se separen del molde y al introducir un palillo salga limpio.
  8. Ahora es el momento de ir preparar el almíbar. En un cazo pon el azúcar y el agua y calienta hasta que la mezcla comience a hervir. Retira del fuego y agrega la vainilla en pasta. Mezcla bien y reserva.
  9. Cuando estén los bizcochos cocidos, saca del horno y deja enfriar 5 minutos en su molde. Una vez desmoldados y fríos iguala cada uno de los bizcochos con una lira o un cuchillo para que tengan el mismo tamaño. Reserva.
  10. Ahora vamos  a montar la nata. Vierte en un bol amplio el litro de nata y las cucharadas de queso crema. Comienza a batir y cuando esté semi-montada, agrega el azúcar glas. Continúa batiendo hasta conseguir una nata firme y con picos. Pasa toda la nata a una manga pastelera, cierra bien y reserva en la nevera.
  11. Ahora es el momento de montar la tarta. Coloca el primer bizcocho sobre el plato o fuente de presentación y pincha bien con un palillo. Cubre con una capa generosa de almíbar y sobre éste pon otra capa de mermelada de fresa. Pon una buena capa de nata montada y distribuye bien para que quede homogénea. Coloca ahora otro bizcocho y vuelve a hacer el mismo procedimiento: almíbar, mermelada y nata. Finalmente, pon el último bizcocho y cubre con una capa fina de nata para igualar la superficie y los laterales. Lleva a la nevera durante una media hora para que repose y «coja cuerpo».
  12. Ya sólo nos quedará la decoración final. Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla con forma de estrella cerrada, ve haciendo líneas verticales de abajo a arriba alrededor de toda la tarta. En la superficie forma rosetones con el resto de nata que te quede. Coloca unas fresas naturales (lavadas y secas) por toda la superficie y espolvorea un poco de azúcar glas y/o perlado.

Algunas consideraciones…

  • Es interesante pinchar los bizcochos con un palillo a la hora de impregnarlos con el almíbar porque de esta manera, el almíbar puede calar mejor. No hace falta emborrachar demasiado la tarta, pero sí que quede un poco mojada.
  • Para montar la nata podéis usar cualquier batidora eléctrica que tengáis en casa o incluso la thermomix. Yo he usado la kitchen aid y he montado en dos partes, 1/2 litro para el relleno y el otro 1/2 litro para la decoración exterior de la tarta.
  • La mermelada de fresa podéis hacerla casera y quedará incluso mejor. Si no es casera, intenta comprar una que sea de calidad ya que le dará un toque bastante interesante a la tarta.
  • Si no tienes vainilla en pasta puedes preparar el almíbar sacando las semillas de una vaina de vainilla y echándolas en el cazo junto con el azúcar y el agua para que coja el sabor.
  • Puedes usar extracto o esencia de vainilla para sustituir la pasta, pero es aconsejable usar ésta última. Si puedes conseguirla mejor, puesto que vamos a utilizarla en muchas recetas más.
  • Si te gusta otra decoración exterior puedes cambiar de boquilla o ponerle las fresas a tu gusto.

tartadenatayfresa2blog

Lo de que me gusta preparar tartas ya lo sabéis verdad??? Que me queden mejor ya lo voy intentando poco a poco, pero es imposible. Para la decoración de esta que véis hoy estuve probando con dos boquillas nuevas que me he comprado pero no me convencían del todo así que tuve que acabar con la de estrella cerrada grande que es infalible y da un resultado perfecto.

tartadenatayfresa5blog

Eso sí, algún día asistiré a algún curso de técnicas y decoración de tartas, me encantaría, ya que tengo que mejorar el acabado de los laterales, el manejo de boquillas y demás cositas. A lo que seguro que nunca iré será a aprender a trabajar el fondant; me parecen verdaderas obras de arte lo que la gente hace con él y cómo lo usan para decorar una tarta, pero en mi caso, no me atrae nada. Creo que me conformaré con ver esas maravillas preparadas por otras personas.

tartadenatayfresa4blog

La tarta de nata y fresa es ya un clásico. ¿A quién no le gusta la nata? A mi amiga Marina que no pudo probar la tarta porque iba llena. Además de ella, seguro que a todo el mundo le gusta un buen bol de fresas con nata o no es así?? jejejejejeje… es broma, seguro que habrá gente a la que no le guste la nata. Pero para l@s apasionad@s, esta tarta es ideal.

Se trata de un bizcocho de vainilla bien mojadito en un almíbar y relleno de mermelada de fresa y muuuucha nata. La decoración final lleva unas fresas frescas cubriendo la superficie de la tarta y listo. Es una maravilla para el paladar, os lo aseguro.

tartadenatayfresa3blog

Vamos con la receta.

1970618_10202561674296467_96005274_n

TARTA de nata y fresa

Necesitarás…

Para el bizcocho

  • 200 ml de aceite de girasol.
  • 200 gr de azúcar.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 2 cucharaditas de levadura química.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

Para el almíbar

  • 100 ml de agua.
  • 100 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

Para el relleno y decoración

  • 1 litro de nata para montar con un 35,1% de materia grasa.
  • 140 gr de azúcar glas.
  • 2 cucharadas grandes de queso crema tipo philadelphia.
  • Mermelada de fresa de calidad.
  • Fresas frescas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar tres moldes de 18 cm de diámetro, engrasándolos con spray desmoldante o con mantequilla. Reserva.
  2. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  3. Preparamos la masa del bizcocho. Tamiza la harina con la levadura. Reserva.
  4. En un bol amplio, bate el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén bien integrados. Ve incorporando la harina tamizada poco a poco mientras bates a velocidad baja.
  5. Una vez agregada toda la harina, añade la vainilla en pasta y mezcla hasta que la masa esté homogénea.
  6. Pesa la masa y distribuye de manera igualitaria en los tres moldes preparados de manera que tenga la misma cantidad en cada uno de ellos.
  7. Hornea durante 20-25  minutos aproximadamente o hasta que los bordes del bizcocho se separen del molde y al introducir un palillo salga limpio.
  8. Ahora es el momento de ir preparar el almíbar. En un cazo pon el azúcar y el agua y calienta hasta que la mezcla comience a hervir. Retira del fuego y agrega la vainilla en pasta. Mezcla bien y reserva.
  9. Cuando estén los bizcochos cocidos, saca del horno y deja enfriar 5 minutos en su molde. Una vez desmoldados y fríos iguala cada uno de los bizcochos con una lira o un cuchillo para que tengan el mismo tamaño. Reserva.
  10. Ahora vamos  a montar la nata. Vierte en un bol amplio el litro de nata y las cucharadas de queso crema. Comienza a batir y cuando esté semi-montada, agrega el azúcar glas. Continúa batiendo hasta conseguir una nata firme y con picos. Pasa toda la nata a una manga pastelera, cierra bien y reserva en la nevera.
  11. Ahora es el momento de montar la tarta. Coloca el primer bizcocho sobre el plato o fuente de presentación y pincha bien con un palillo. Cubre con una capa generosa de almíbar y sobre éste pon otra capa de mermelada de fresa. Pon una buena capa de nata montada y distribuye bien para que quede homogénea. Coloca ahora otro bizcocho y vuelve a hacer el mismo procedimiento: almíbar, mermelada y nata. Finalmente, pon el último bizcocho y cubre con una capa fina de nata para igualar la superficie y los laterales. Lleva a la nevera durante una media hora para que repose y «coja cuerpo».
  12. Ya sólo nos quedará la decoración final. Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla con forma de estrella cerrada, ve haciendo líneas verticales de abajo a arriba alrededor de toda la tarta. En la superficie forma rosetones con el resto de nata que te quede. Coloca unas fresas naturales (lavadas y secas) por toda la superficie y espolvorea un poco de azúcar glas y/o perlado.

Algunas consideraciones…

  • Es interesante pinchar los bizcochos con un palillo a la hora de impregnarlos con el almíbar porque de esta manera, el almíbar puede calar mejor. No hace falta emborrachar demasiado la tarta, pero sí que quede un poco mojada.
  • Para montar la nata podéis usar cualquier batidora eléctrica que tengáis en casa o incluso la thermomix. Yo he usado la kitchen aid y he montado en dos partes, 1/2 litro para el relleno y el otro 1/2 litro para la decoración exterior de la tarta.
  • La mermelada de fresa podéis hacerla casera y quedará incluso mejor. Si no es casera, intenta comprar una que sea de calidad ya que le dará un toque bastante interesante a la tarta.
  • Si no tienes vainilla en pasta puedes preparar el almíbar sacando las semillas de una vaina de vainilla y echándolas en el cazo junto con el azúcar y el agua para que coja el sabor.
  • Puedes usar extracto o esencia de vainilla para sustituir la pasta, pero es aconsejable usar ésta última. Si puedes conseguirla mejor, puesto que vamos a utilizarla en muchas recetas más.
  • Si te gusta otra decoración exterior puedes cambiar de boquilla o ponerle las fresas a tu gusto.




1 Comentario a “TARTA de nata y fresa”

  1. Que pinta mas rica sino lo dices ni se nota que tengas fallos al decorar las tartas porque todas las que pones tienen una pinta buenisima.

    inma, marzo 19, 2014, 10:27 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: