NEW YORK CHEESECAKE

La Cocina de Morilands

NEW YORK CHEESECAKE

newyorkcheesecake1blog

Si hay una receta por excelencia que gusta en mi familia es la tarta de queso… Las he preparado de diversas formas: con cuajada, con gelatina y al horno con huevos, y creo que esta última opción es la que más nos gusta. La verdad es que cuando vas con prisas y no tienes el tiempo deseado para preparar las cosas, una tarta con cuajada es una buena opción, pero esta que os dejo hoy no tiene apenas trabajo y el resultado es extraordinario.

Se trata de una tarta de queso que se hornea al baño maría; sólo hay que tener cuidado con que no le entre agua al molde, así que cubriéndolo bien con papel de plata, no habrá problema alguno.

newyorkcheesecake2blog

En la receta que os dejo veréis que se prepara con la thermomix, pero si os dais cuenta, no es imprescindible ya que se puede mezclar y batir todo en un bol grande, triturar las galletas con una picadora o incluso metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas bien con un rodillo. A veces, es más fácil adaptar una receta de lo que parece. Lo que sí que nos hace la thermo o cualquier otro robot es ayudarnos y facilitarnos el trabajo.

Como os he dicho anteriormente, para mi familia el mejor postre es una tarta de queso así que preparé esta para la comida de navidad y el resultado ha sido fantástico… estaba tan rica que siempre que la preparo me quedo con ganas de más. Si además elijes una buena mermelada para la cobertura, el éxito quedará asegurado.

cheesecakeenelhornoblog

Vamos con la receta…

NEW YORK CHEESECAKE

Necesitarás…

Para la base

  • 300 gr de galletas tipo chiquilín o digestive.
  • 70 gr de mantequilla.

Para el relleno

  • 5 huevos grandes.
  • 600 gr de queso crema tipo philadelphia.
  • 200 ml de nata líquida.
  • 200 ml de crème fraîche (nata fresca).
  • 200 ml de leche condensada desnatada.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 2-3 gotas de esencia de limón.

Para la cobertura

  • Mermelada de frambuesa, arándanos, frutas del bosque, fresa…

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar la base. Tritura las galletas 5 segundos en velocidad 5-7-9.  Agrega la mantequilla  y programa 5 minutos, 80ºC y velocidad 3.
  2. Prepara un molde redondo desmontable de unos 20 cm de diámetro y engrásalo con spray desmoldante o con mantequilla.
  3. Vierte la preparación de galletas en el molde y cubre toda la superficie y las paredes hasta media altura. Reserva en el congelador.
  4. Ahora vamos a preparar el relleno. Para ello, vierte en el vaso limpio (o en un bol) los huevos y bate 30 segundos a velocidad 5. Agrega el queso crema, la leche condensada, la crème fraîche, la nata, el azúcar vainillado y las gotas de esencia de limón. Programa 30 segundos en velocidad 5 (bate a velocidad media hasta que quede bien integrado).
  5. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo. Vierte agua en un recipiente que pueda ir al horno y en el que quepa el molde y mételo a calentar. (yo he puesto el agua directamente en la bandeja del horno, hasta media altura)
  6. Saca el molde reservado del congelador y cubre toda la base con varias hojas de papel de plata para evitar la entrada de agua. Vierte la mezcla reservada sobre la base de galletas e introduce el molde en el baño maría que tenemos precalentado dentro del horno
  7. Hornea al baño maría durante 55-60 minutos. Una vez pasado el tiempo, comprueba que está en su punto, pinchando con un palillo y que éste salga limpio. Saca el molde del horno, con cuidado de no quemarnos con el agua y deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez templado, deja enfriar por completo en la nevera (mejor de un día para otro).
  8. En el momento en que vayamos a consumir la tarta, cubre toda la superficie con nuestra mermelada favorita. 

Algunas consideraciones…

  • Para aquellas personas que les gustan los postres bastante dulces, esta tarta está bien de sabor, pero puede que les note un poco de falta de azúcar. Si es así, puedes ponerle unos 40-50 gr junto con el resto de ingredientes del relleno.
  • Ten en cuenta que necesitarás un molde que te quepa dentro de un recipiente donde vayas a poner el agua al baño maría. Si no es así, usa la propia bandeja de horno, con cuidado de no echar demasiado agua, puesto que el molde con la tarta pesa y el agua puede derramarse.

Fuente: Velocidadcuchara

La Cocina de Morilands

NEW YORK CHEESECAKE

NEW YORK CHEESECAKE

newyorkcheesecake1blog

Si hay una receta por excelencia que gusta en mi familia es la tarta de queso… Las he preparado de diversas formas: con cuajada, con gelatina y al horno con huevos, y creo que esta última opción es la que más nos gusta. La verdad es que cuando vas con prisas y no tienes el tiempo deseado para preparar las cosas, una tarta con cuajada es una buena opción, pero esta que os dejo hoy no tiene apenas trabajo y el resultado es extraordinario.

Se trata de una tarta de queso que se hornea al baño maría; sólo hay que tener cuidado con que no le entre agua al molde, así que cubriéndolo bien con papel de plata, no habrá problema alguno.

newyorkcheesecake2blog

En la receta que os dejo veréis que se prepara con la thermomix, pero si os dais cuenta, no es imprescindible ya que se puede mezclar y batir todo en un bol grande, triturar las galletas con una picadora o incluso metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas bien con un rodillo. A veces, es más fácil adaptar una receta de lo que parece. Lo que sí que nos hace la thermo o cualquier otro robot es ayudarnos y facilitarnos el trabajo.

Como os he dicho anteriormente, para mi familia el mejor postre es una tarta de queso así que preparé esta para la comida de navidad y el resultado ha sido fantástico… estaba tan rica que siempre que la preparo me quedo con ganas de más. Si además elijes una buena mermelada para la cobertura, el éxito quedará asegurado.

cheesecakeenelhornoblog

Vamos con la receta…

NEW YORK CHEESECAKE

Necesitarás…

Para la base

  • 300 gr de galletas tipo chiquilín o digestive.
  • 70 gr de mantequilla.

Para el relleno

  • 5 huevos grandes.
  • 600 gr de queso crema tipo philadelphia.
  • 200 ml de nata líquida.
  • 200 ml de crème fraîche (nata fresca).
  • 200 ml de leche condensada desnatada.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 2-3 gotas de esencia de limón.

Para la cobertura

  • Mermelada de frambuesa, arándanos, frutas del bosque, fresa…

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar la base. Tritura las galletas 5 segundos en velocidad 5-7-9.  Agrega la mantequilla  y programa 5 minutos, 80ºC y velocidad 3.
  2. Prepara un molde redondo desmontable de unos 20 cm de diámetro y engrásalo con spray desmoldante o con mantequilla.
  3. Vierte la preparación de galletas en el molde y cubre toda la superficie y las paredes hasta media altura. Reserva en el congelador.
  4. Ahora vamos a preparar el relleno. Para ello, vierte en el vaso limpio (o en un bol) los huevos y bate 30 segundos a velocidad 5. Agrega el queso crema, la leche condensada, la crème fraîche, la nata, el azúcar vainillado y las gotas de esencia de limón. Programa 30 segundos en velocidad 5 (bate a velocidad media hasta que quede bien integrado).
  5. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo. Vierte agua en un recipiente que pueda ir al horno y en el que quepa el molde y mételo a calentar. (yo he puesto el agua directamente en la bandeja del horno, hasta media altura)
  6. Saca el molde reservado del congelador y cubre toda la base con varias hojas de papel de plata para evitar la entrada de agua. Vierte la mezcla reservada sobre la base de galletas e introduce el molde en el baño maría que tenemos precalentado dentro del horno
  7. Hornea al baño maría durante 55-60 minutos. Una vez pasado el tiempo, comprueba que está en su punto, pinchando con un palillo y que éste salga limpio. Saca el molde del horno, con cuidado de no quemarnos con el agua y deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez templado, deja enfriar por completo en la nevera (mejor de un día para otro).
  8. En el momento en que vayamos a consumir la tarta, cubre toda la superficie con nuestra mermelada favorita. 

Algunas consideraciones…

  • Para aquellas personas que les gustan los postres bastante dulces, esta tarta está bien de sabor, pero puede que les note un poco de falta de azúcar. Si es así, puedes ponerle unos 40-50 gr junto con el resto de ingredientes del relleno.
  • Ten en cuenta que necesitarás un molde que te quepa dentro de un recipiente donde vayas a poner el agua al baño maría. Si no es así, usa la propia bandeja de horno, con cuidado de no echar demasiado agua, puesto que el molde con la tarta pesa y el agua puede derramarse.

Fuente: Velocidadcuchara

newyorkcheesecake1blog

Si hay una receta por excelencia que gusta en mi familia es la tarta de queso… Las he preparado de diversas formas: con cuajada, con gelatina y al horno con huevos, y creo que esta última opción es la que más nos gusta. La verdad es que cuando vas con prisas y no tienes el tiempo deseado para preparar las cosas, una tarta con cuajada es una buena opción, pero esta que os dejo hoy no tiene apenas trabajo y el resultado es extraordinario.

Se trata de una tarta de queso que se hornea al baño maría; sólo hay que tener cuidado con que no le entre agua al molde, así que cubriéndolo bien con papel de plata, no habrá problema alguno.

newyorkcheesecake2blog

En la receta que os dejo veréis que se prepara con la thermomix, pero si os dais cuenta, no es imprescindible ya que se puede mezclar y batir todo en un bol grande, triturar las galletas con una picadora o incluso metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas bien con un rodillo. A veces, es más fácil adaptar una receta de lo que parece. Lo que sí que nos hace la thermo o cualquier otro robot es ayudarnos y facilitarnos el trabajo.

Como os he dicho anteriormente, para mi familia el mejor postre es una tarta de queso así que preparé esta para la comida de navidad y el resultado ha sido fantástico… estaba tan rica que siempre que la preparo me quedo con ganas de más. Si además elijes una buena mermelada para la cobertura, el éxito quedará asegurado.

cheesecakeenelhornoblog

Vamos con la receta…

NEW YORK CHEESECAKE

Necesitarás…

Para la base

  • 300 gr de galletas tipo chiquilín o digestive.
  • 70 gr de mantequilla.

Para el relleno

  • 5 huevos grandes.
  • 600 gr de queso crema tipo philadelphia.
  • 200 ml de nata líquida.
  • 200 ml de crème fraîche (nata fresca).
  • 200 ml de leche condensada desnatada.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 2-3 gotas de esencia de limón.

Para la cobertura

  • Mermelada de frambuesa, arándanos, frutas del bosque, fresa…

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar la base. Tritura las galletas 5 segundos en velocidad 5-7-9.  Agrega la mantequilla  y programa 5 minutos, 80ºC y velocidad 3.
  2. Prepara un molde redondo desmontable de unos 20 cm de diámetro y engrásalo con spray desmoldante o con mantequilla.
  3. Vierte la preparación de galletas en el molde y cubre toda la superficie y las paredes hasta media altura. Reserva en el congelador.
  4. Ahora vamos a preparar el relleno. Para ello, vierte en el vaso limpio (o en un bol) los huevos y bate 30 segundos a velocidad 5. Agrega el queso crema, la leche condensada, la crème fraîche, la nata, el azúcar vainillado y las gotas de esencia de limón. Programa 30 segundos en velocidad 5 (bate a velocidad media hasta que quede bien integrado).
  5. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo. Vierte agua en un recipiente que pueda ir al horno y en el que quepa el molde y mételo a calentar. (yo he puesto el agua directamente en la bandeja del horno, hasta media altura)
  6. Saca el molde reservado del congelador y cubre toda la base con varias hojas de papel de plata para evitar la entrada de agua. Vierte la mezcla reservada sobre la base de galletas e introduce el molde en el baño maría que tenemos precalentado dentro del horno
  7. Hornea al baño maría durante 55-60 minutos. Una vez pasado el tiempo, comprueba que está en su punto, pinchando con un palillo y que éste salga limpio. Saca el molde del horno, con cuidado de no quemarnos con el agua y deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez templado, deja enfriar por completo en la nevera (mejor de un día para otro).
  8. En el momento en que vayamos a consumir la tarta, cubre toda la superficie con nuestra mermelada favorita. 

Algunas consideraciones…

  • Para aquellas personas que les gustan los postres bastante dulces, esta tarta está bien de sabor, pero puede que les note un poco de falta de azúcar. Si es así, puedes ponerle unos 40-50 gr junto con el resto de ingredientes del relleno.
  • Ten en cuenta que necesitarás un molde que te quepa dentro de un recipiente donde vayas a poner el agua al baño maría. Si no es así, usa la propia bandeja de horno, con cuidado de no echar demasiado agua, puesto que el molde con la tarta pesa y el agua puede derramarse.

Fuente: Velocidadcuchara





3 Comentarios a “NEW YORK CHEESECAKE”

  1. Es la misma receta que la de velocidad cuchara, ¿no?. Cómo no pone fuente no se sabe.

    buabuabua, diciembre 26, 2013, 11:12 pm | Responder a este comentario
  2. Una pinta deliciosa Juanfra!!! Felices fiestas! Ésta receta también la hice yo hace mucho tiempo pero no la he repetido porque siempre las hago diferentes para ver cual nos gusta más pero es cierto que ésta está deliciosa!!!

    Besos

    Beatriz Mandarinas, diciembre 27, 2013, 10:47 am | Responder a este comentario

Responder a Beatriz Mandarinas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: