TARTA mousse de queso

La Cocina de Morilands

TARTA mousse de queso

tartamoussedequesoblog

Tenía ésta mermelada de kiwi y limón guardada como oro en paño desde este verano en que una gran amiga me regaló un set de productos gourmet. Me gustaron tanto que no veía el momento de usarla pero tenía que esperar a una receta en que quedase bien, alguna receta precisa y que la fuese a disfrutar bien. Llegó el momento, preparé esta tarta de queso para un día cualquiera (viernes tarde) porque me apetecía disfrutar de un postre casero y no demasiado laborioso, donde el contraste de sabores pudiese notarse y apreciar este sabor tan delicado de la mermelada.

tartamoussedequeso1blog

La verdad es que excepto el primer trozo que saqué para la foto, el resto de la tarta me la tomé yo mismo (sin contemplaciones)  entre sábado y domingo. Menudo homenaje me dí, pero me sentó de bien….!!! Ni os cuento.

Se trata de una tarta con una textura ligera; es como una mousse de queso que queda bien cuajada y le podéis poner la mermelada que más os guste. Así mismo, las galletas de la base podéis ponerlas a vuestro antojo, yo usé unas bretonas francesas que le quedaron genial, pero cualquier otras tipo digestive, chiquilín o maría normales quedarán bien.

tartamoussedequeso2blog

Vamos con la receta…

TARTA mousse de queso

Necesitarás…

  • 15 galletas tipo maría o digestive.
  • 50 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 300 gr de queso crema tipo philadelphia.
  • 3-4 hojas de gelatina.
  • 100 gr de leche condensada desnatada.
  • 3 claras de huevo.
  • 50 gr de azúcar.
  • Mermelada para cubrir (al gusto).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara un molde redondo desmontable de unos 18-20 cm engrasándolo con spray desmoldante o con un poco de mantequilla.
  2. Pon las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten (unos 10 minutos aproximadamente).
  3. Tritura las galletas ayudándote de un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas con un rodillo. Vierte en un bol y mezcla bien con la mantequilla hasta conseguir que queden bien integradas. Cubre con esta mezcla la base del molde que teníamos preparado y reserva en la nevera.
  4. Saca las hojas de gelatina del agua y escurre con delicadeza.
  5. Vierte en un bol 150 gr de queso crema y las hojas de gelatina y bate durante 2 minutos aproximadamente a velocidad media (la gelatina ha de integrarse bien con el queso, de lo contrario mezcla un par de minutos más).
  6. Agrega a esta mezcla los 150 gr de queso restantes y la leche condensada y vuelve a batir 1 minuto aproximadamente a velocidad media para que se integre todo bien.
  7. En un bol aparte, monta las claras a punto de nieve. Cuando estén casi montadas ve agregando el azúcar poco a poco mientras continúas batiendo hasta conseguir un merengue blanco brillante y bien firme.
  8. Incorpora la mezcla de queso poco a poco con el merengue y con movimientos envolventes hasta conseguir una mousse homogénea.
  9. Vierte esta mousse sobre la base de galleta que teníamos reservada y alisa bien con una espátula. Tapa con film transparente y deja reposar en la nevera durante varias horas y si puede ser de un día para otro.
  10. En el momento que vayas a consumirla pon la mermelada deseada por toda la superficie y a continuación desmolda con cuidado.

Algunas consideraciones…

  • Puedes poner cualquier mermelada que te guste (arándanos, fresas, piña, melocotón) y si es casera mucho mejor.
  • Yo he usado un molde desmontable de 18 cm, es por eso por lo que ha salido bien alta pero si usas uno más ancho te quedará más bajita.
  • Si no te gusta tan firme y cuajada pon sólo 3 hojas de gelatina, quedará algo más blanda.
  • Para asegurarte un buen desmoldado engrasa previamente el molde con un spray desmoldante o pasa un cuchillo afilado por todo el borde antes de desmoldar.
  • Si quieres la receta íntegra con thermomix pincha aquí.

Fuente: Velocidad cuchara

La Cocina de Morilands

TARTA mousse de queso

TARTA mousse de queso

tartamoussedequesoblog

Tenía ésta mermelada de kiwi y limón guardada como oro en paño desde este verano en que una gran amiga me regaló un set de productos gourmet. Me gustaron tanto que no veía el momento de usarla pero tenía que esperar a una receta en que quedase bien, alguna receta precisa y que la fuese a disfrutar bien. Llegó el momento, preparé esta tarta de queso para un día cualquiera (viernes tarde) porque me apetecía disfrutar de un postre casero y no demasiado laborioso, donde el contraste de sabores pudiese notarse y apreciar este sabor tan delicado de la mermelada.

tartamoussedequeso1blog

La verdad es que excepto el primer trozo que saqué para la foto, el resto de la tarta me la tomé yo mismo (sin contemplaciones)  entre sábado y domingo. Menudo homenaje me dí, pero me sentó de bien….!!! Ni os cuento.

Se trata de una tarta con una textura ligera; es como una mousse de queso que queda bien cuajada y le podéis poner la mermelada que más os guste. Así mismo, las galletas de la base podéis ponerlas a vuestro antojo, yo usé unas bretonas francesas que le quedaron genial, pero cualquier otras tipo digestive, chiquilín o maría normales quedarán bien.

tartamoussedequeso2blog

Vamos con la receta…

TARTA mousse de queso

Necesitarás…

  • 15 galletas tipo maría o digestive.
  • 50 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 300 gr de queso crema tipo philadelphia.
  • 3-4 hojas de gelatina.
  • 100 gr de leche condensada desnatada.
  • 3 claras de huevo.
  • 50 gr de azúcar.
  • Mermelada para cubrir (al gusto).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara un molde redondo desmontable de unos 18-20 cm engrasándolo con spray desmoldante o con un poco de mantequilla.
  2. Pon las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten (unos 10 minutos aproximadamente).
  3. Tritura las galletas ayudándote de un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas con un rodillo. Vierte en un bol y mezcla bien con la mantequilla hasta conseguir que queden bien integradas. Cubre con esta mezcla la base del molde que teníamos preparado y reserva en la nevera.
  4. Saca las hojas de gelatina del agua y escurre con delicadeza.
  5. Vierte en un bol 150 gr de queso crema y las hojas de gelatina y bate durante 2 minutos aproximadamente a velocidad media (la gelatina ha de integrarse bien con el queso, de lo contrario mezcla un par de minutos más).
  6. Agrega a esta mezcla los 150 gr de queso restantes y la leche condensada y vuelve a batir 1 minuto aproximadamente a velocidad media para que se integre todo bien.
  7. En un bol aparte, monta las claras a punto de nieve. Cuando estén casi montadas ve agregando el azúcar poco a poco mientras continúas batiendo hasta conseguir un merengue blanco brillante y bien firme.
  8. Incorpora la mezcla de queso poco a poco con el merengue y con movimientos envolventes hasta conseguir una mousse homogénea.
  9. Vierte esta mousse sobre la base de galleta que teníamos reservada y alisa bien con una espátula. Tapa con film transparente y deja reposar en la nevera durante varias horas y si puede ser de un día para otro.
  10. En el momento que vayas a consumirla pon la mermelada deseada por toda la superficie y a continuación desmolda con cuidado.

Algunas consideraciones…

  • Puedes poner cualquier mermelada que te guste (arándanos, fresas, piña, melocotón) y si es casera mucho mejor.
  • Yo he usado un molde desmontable de 18 cm, es por eso por lo que ha salido bien alta pero si usas uno más ancho te quedará más bajita.
  • Si no te gusta tan firme y cuajada pon sólo 3 hojas de gelatina, quedará algo más blanda.
  • Para asegurarte un buen desmoldado engrasa previamente el molde con un spray desmoldante o pasa un cuchillo afilado por todo el borde antes de desmoldar.
  • Si quieres la receta íntegra con thermomix pincha aquí.

Fuente: Velocidad cuchara

tartamoussedequesoblog

Tenía ésta mermelada de kiwi y limón guardada como oro en paño desde este verano en que una gran amiga me regaló un set de productos gourmet. Me gustaron tanto que no veía el momento de usarla pero tenía que esperar a una receta en que quedase bien, alguna receta precisa y que la fuese a disfrutar bien. Llegó el momento, preparé esta tarta de queso para un día cualquiera (viernes tarde) porque me apetecía disfrutar de un postre casero y no demasiado laborioso, donde el contraste de sabores pudiese notarse y apreciar este sabor tan delicado de la mermelada.

tartamoussedequeso1blog

La verdad es que excepto el primer trozo que saqué para la foto, el resto de la tarta me la tomé yo mismo (sin contemplaciones)  entre sábado y domingo. Menudo homenaje me dí, pero me sentó de bien….!!! Ni os cuento.

Se trata de una tarta con una textura ligera; es como una mousse de queso que queda bien cuajada y le podéis poner la mermelada que más os guste. Así mismo, las galletas de la base podéis ponerlas a vuestro antojo, yo usé unas bretonas francesas que le quedaron genial, pero cualquier otras tipo digestive, chiquilín o maría normales quedarán bien.

tartamoussedequeso2blog

Vamos con la receta…

TARTA mousse de queso

Necesitarás…

  • 15 galletas tipo maría o digestive.
  • 50 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 300 gr de queso crema tipo philadelphia.
  • 3-4 hojas de gelatina.
  • 100 gr de leche condensada desnatada.
  • 3 claras de huevo.
  • 50 gr de azúcar.
  • Mermelada para cubrir (al gusto).

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara un molde redondo desmontable de unos 18-20 cm engrasándolo con spray desmoldante o con un poco de mantequilla.
  2. Pon las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten (unos 10 minutos aproximadamente).
  3. Tritura las galletas ayudándote de un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas con un rodillo. Vierte en un bol y mezcla bien con la mantequilla hasta conseguir que queden bien integradas. Cubre con esta mezcla la base del molde que teníamos preparado y reserva en la nevera.
  4. Saca las hojas de gelatina del agua y escurre con delicadeza.
  5. Vierte en un bol 150 gr de queso crema y las hojas de gelatina y bate durante 2 minutos aproximadamente a velocidad media (la gelatina ha de integrarse bien con el queso, de lo contrario mezcla un par de minutos más).
  6. Agrega a esta mezcla los 150 gr de queso restantes y la leche condensada y vuelve a batir 1 minuto aproximadamente a velocidad media para que se integre todo bien.
  7. En un bol aparte, monta las claras a punto de nieve. Cuando estén casi montadas ve agregando el azúcar poco a poco mientras continúas batiendo hasta conseguir un merengue blanco brillante y bien firme.
  8. Incorpora la mezcla de queso poco a poco con el merengue y con movimientos envolventes hasta conseguir una mousse homogénea.
  9. Vierte esta mousse sobre la base de galleta que teníamos reservada y alisa bien con una espátula. Tapa con film transparente y deja reposar en la nevera durante varias horas y si puede ser de un día para otro.
  10. En el momento que vayas a consumirla pon la mermelada deseada por toda la superficie y a continuación desmolda con cuidado.

Algunas consideraciones…

  • Puedes poner cualquier mermelada que te guste (arándanos, fresas, piña, melocotón) y si es casera mucho mejor.
  • Yo he usado un molde desmontable de 18 cm, es por eso por lo que ha salido bien alta pero si usas uno más ancho te quedará más bajita.
  • Si no te gusta tan firme y cuajada pon sólo 3 hojas de gelatina, quedará algo más blanda.
  • Para asegurarte un buen desmoldado engrasa previamente el molde con un spray desmoldante o pasa un cuchillo afilado por todo el borde antes de desmoldar.
  • Si quieres la receta íntegra con thermomix pincha aquí.

Fuente: Velocidad cuchara





2 Comentarios a “TARTA mousse de queso”

  1. Muy buen viernes con esa tarta, tiene una pinta estupenda 😉

    Miguel Angel, noviembre 26, 2013, 10:23 pm | Responder a este comentario
  2. Me he enamorado de esta tarta nada mas verla, voy hacerla ahora mismo te contare el resultado.

    Gema Naranjo, diciembre 10, 2013, 6:32 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: