TARTA cristales rotos

La Cocina de Morilands

TARTA cristales rotos

tartacristalesrotosblog

L@s que me conocéis sabéis que no soy de celebrar halloween ni de decorar la casa ni nada por el estilo. Me parece una fiesta que no es propia de nuestro país y que la estamos introduciendo cada día más sin necesidad. Pero por otro lado, sí que hay muchas cosas que se pueden hacer para celebrar esta fiesta, tanto de manualidades, recetas, disfraces, etc.

Hace unos años hice con mis peques un proyecto sobre los miedos en el primer trimestre y trabajamos las brujas, monstruos,  fantasmas y muchos otros contenidos interesantes para investigar.  En el blog podéis encontrar algunas recetas que he ido preparando en estos dos últimos años y que me han parecido interesantes, pero sin llegar a llenar en exceso la página de recetas típicas de esta fiesta.

tartacristalesrotos1blog

Esta tarta que os dejo hoy es la última que he preparado; la hice este fin de semana pasado y la verdad es que fue un éxito rotundo. La vi el año pasado en el blog de Cristina, Kanela y Limón y me encantó; no sé si os habrá pasado alguna vez eso de tener una cosa en la cabeza durante mucho tiempo y hasta que no lo haces no te quedas tranquilo; pues eso es lo que me pasó a mi con esta tarta, desde que la vi hasta que la he preparado la he tenido ahí presente en mi subconsciente sabiendo que si preparaba algo este año para halloween tenía que ser esta tarta.

tartacristalesrotos3blog

Aunque la receta parece larga no es nada complicada. Sólo hay que organizarse para tener preparadas algunas cosas con antelación. Yo preparé los dedos de bruja y el bizcocho de la tarta un día, al siguiente el caramelo de los cristales, el almíbar, el merengue suizo y el montaje y al día siguiente la decoré y saqué las fotos. Puedes hacerla toda en el mismo día, pero queda mejor asentado el bizcocho si lo preparas con antelación.

tartacristalesrotos2blog

Vamos con la receta…

TARTA cristales rotos

Necesitarás…

Para el bizcocho

  • 250 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 225 gr de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.
  • 50 ml de leche evaporada.
  • 50 gr de cacao puro en polvo.
  • 1 sobre de levadura química.

Para el almíbar

  • 250 ml de agua.
  • 250 gr de azúcar.
  • 50 ml de licor al gusto.

Para el merengue suizo

  • 125 gr de claras de huevo.
  • 250 gr de azúcar.
  • 500 gr de mantequilla blanda.
  • 1 cucharada de pasta de vainilla.

Para el cristal de caramelo

  • 100 gr de azúcar.
  • 100 ml de agua.

Para decorar

Así se prepara…

  1. En primer lugar, comenzamos preparando el bizcocho de chocolate. En un bol amplio bate la mantequilla y el azúcar hasta que blanquee.
  2. Tamiza la harina, la levadura y el cacao en polvo. Reserva.
  3.  Ve añadiendo los huevos de uno en uno sin dejar de batir a velocidad media-baja dejando que se vayan integrando e la masa.
  4. Añade el extracto de vainilla.
  5. Ahora ve añadiendo la leche y la mezcla de harina reservada alternándolas y acabando con la harina.
  6. Una vez que esté todo bien integrado, vierte la preparación en dos moldes de 18 cm de diámetro previamente engrasados con mantequilla o spray desmoldante. Alisa bien para que esté bien repartida la masa en los dos moldes por igual e introduce en el horno previamente precalentado a 180ºC calor arriba y abajo. Hornea durante 45 minutos aproximadamente o hasta comprobar con un palillo que están bien cocidos. Retira y deja enfriar unos minutos en el mismo molde. A continuación, desmolda y deja enfriar por completo sobre una rejilla.
  7. Ahora vamos a preparar el almíbar. Vierte en un cazo el agua y el azúcar y ponlo a hervir durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retira del fuego y añade el licor elegido. Deja reposar.
  8. Preparamos el cristal de caramelo. En un cazo, pon el agua y el azúcar a fuego medio y sin tocar hasta que el azúcar se disuelva y se forme un caramelo fuerte (intenta que no coja color). Estará listo cuando alcance unos 147ºC aproximadamente. Vierte en una bandeja con papel de hornear y deja enfriar por completo para que solidifique y podamos cortarlo con las manos de forma grosera.
  9. Por último, preparamos el merengue suizo. Pon en un recipiente al baño maría las claras con el azúcar. Remueve constantemente hasta que el azúcar se disuelva por completo y no se noten los granillos de azúcar (puedes meter el dedo con cuidado y frotar un poco para comprobarlo). Lo ideal es comprobarlo con un termómetro especial para estas cosas, cuando alcance los 65ºC.  Retira ahora el recipiente de las claras del baño maría e introduce en un bol que contenga agua fría con hielos (para cortar la cocción) y lo tenemos ahí hasta que enfríe. Una vez frío, vierte en un bol y con unas varillas comienza a montar las claras a velocidad alta hasta conseguir una crema blanca y brillante que forma picos. Una vez el merengue listo, vamos añadiendo la mantequilla que teníamos reservada (a tª ambiente) y continuamos batiendo para que se integre por completo. (Si tienes kitchen aid, cambia las varillas a la pala antes de agregar la mantequilla, quedará mejor). Hay un momento en el que parecerá que se ha cortado la crema, pero hay que continuar batiendo hasta conseguir una textura densa y lisa. Finalmente, agrega la pasta de vainilla y mezcla un poco más para que se integre por toda la crema.
  10. Es el momento de montar toda la tarta. Corta los bizcochos por la mitad ayudándote de un cuchillo grande o una lira especial para ello. Coloca la primera capa de bizcocho sobre el plato o fuente donde lo vayas a presentar y pon almíbar por toda la superficie de modo que cale bien. Ahora pon un par de cucharadas de merengue suizo y extiende bien. Sobre éste, pon otra capa de bizcocho y vuelve a calar. Sigue el mismo procedimiento hasta acabar con una capa de bizcocho y calando bien con almíbar.
  11. Cubre ahora toda la tarta con una capa fina de merengue suizo de modo que actúe como una capa sujetamigas y lleva a la nevera unos 10 minutos para que enfríe.
  12. Pasado este tiempo, saca de la nevera y cubre toda la tarta por igual con el merengue suizo, tanto laterales como superficie. Decora con una espátula o dejándola irregular.
  13. Finalmente, vamos a decorar la tarta con los dedos de bruja y los cristales rotos. Rompe el caramelo con las manos y coloca varios cristales por la superficie de la tarta. Corta algunos dedos de bruja por la mitad y ponles un poco de sirope de fresa para que hagan el efecto de sangre.

Algunas consideraciones…

  • Puedes decorar la tarta a tu gusto, quitando o poniendo más elementos. Yo os aconsejo preparar los dedos de bruja con antelación, no son nada trabajosos pero es un paso que ya tendréis listo.
  • Puedes poner sirope de fresa o mermelada de tomate para simular la sangre, depende de los gustos de cada uno.
  • Cuidado al preparar el cristal de caramelo, hay que dejar la preparación en el fuego hasta alcanzar una temperatura adecuada, de lo contrario no se formará el cristal al enfriar. A mi me pasó y tuve que repetirlo porque no lo había tenido el suficiente tiempo.
  • El merengue suizo no lleva pasta de vainilla, pero se la puse para darle un sabor más acentuado puesto que me resultaba demasiado densa y con sabor a mantequilla.
  • El termómetro para este tipo de preparaciones lo podéis encontrar aquí.
  • El cazo para el baño maría que yo uso y que me resulta muy práctico lo compré aquí. De todas formas, podéis hacer el baño maría de manera tradicional metiendo un bol en el cazo.
  • Si te ha gustado esta receta y quieres comentarla, puedes hacerlo aquí mismo o en la página de facebook.

Fuente: Kanela y limón

La Cocina de Morilands

TARTA cristales rotos

TARTA cristales rotos

tartacristalesrotosblog

L@s que me conocéis sabéis que no soy de celebrar halloween ni de decorar la casa ni nada por el estilo. Me parece una fiesta que no es propia de nuestro país y que la estamos introduciendo cada día más sin necesidad. Pero por otro lado, sí que hay muchas cosas que se pueden hacer para celebrar esta fiesta, tanto de manualidades, recetas, disfraces, etc.

Hace unos años hice con mis peques un proyecto sobre los miedos en el primer trimestre y trabajamos las brujas, monstruos,  fantasmas y muchos otros contenidos interesantes para investigar.  En el blog podéis encontrar algunas recetas que he ido preparando en estos dos últimos años y que me han parecido interesantes, pero sin llegar a llenar en exceso la página de recetas típicas de esta fiesta.

tartacristalesrotos1blog

Esta tarta que os dejo hoy es la última que he preparado; la hice este fin de semana pasado y la verdad es que fue un éxito rotundo. La vi el año pasado en el blog de Cristina, Kanela y Limón y me encantó; no sé si os habrá pasado alguna vez eso de tener una cosa en la cabeza durante mucho tiempo y hasta que no lo haces no te quedas tranquilo; pues eso es lo que me pasó a mi con esta tarta, desde que la vi hasta que la he preparado la he tenido ahí presente en mi subconsciente sabiendo que si preparaba algo este año para halloween tenía que ser esta tarta.

tartacristalesrotos3blog

Aunque la receta parece larga no es nada complicada. Sólo hay que organizarse para tener preparadas algunas cosas con antelación. Yo preparé los dedos de bruja y el bizcocho de la tarta un día, al siguiente el caramelo de los cristales, el almíbar, el merengue suizo y el montaje y al día siguiente la decoré y saqué las fotos. Puedes hacerla toda en el mismo día, pero queda mejor asentado el bizcocho si lo preparas con antelación.

tartacristalesrotos2blog

Vamos con la receta…

TARTA cristales rotos

Necesitarás…

Para el bizcocho

  • 250 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 225 gr de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.
  • 50 ml de leche evaporada.
  • 50 gr de cacao puro en polvo.
  • 1 sobre de levadura química.

Para el almíbar

  • 250 ml de agua.
  • 250 gr de azúcar.
  • 50 ml de licor al gusto.

Para el merengue suizo

  • 125 gr de claras de huevo.
  • 250 gr de azúcar.
  • 500 gr de mantequilla blanda.
  • 1 cucharada de pasta de vainilla.

Para el cristal de caramelo

  • 100 gr de azúcar.
  • 100 ml de agua.

Para decorar

Así se prepara…

  1. En primer lugar, comenzamos preparando el bizcocho de chocolate. En un bol amplio bate la mantequilla y el azúcar hasta que blanquee.
  2. Tamiza la harina, la levadura y el cacao en polvo. Reserva.
  3.  Ve añadiendo los huevos de uno en uno sin dejar de batir a velocidad media-baja dejando que se vayan integrando e la masa.
  4. Añade el extracto de vainilla.
  5. Ahora ve añadiendo la leche y la mezcla de harina reservada alternándolas y acabando con la harina.
  6. Una vez que esté todo bien integrado, vierte la preparación en dos moldes de 18 cm de diámetro previamente engrasados con mantequilla o spray desmoldante. Alisa bien para que esté bien repartida la masa en los dos moldes por igual e introduce en el horno previamente precalentado a 180ºC calor arriba y abajo. Hornea durante 45 minutos aproximadamente o hasta comprobar con un palillo que están bien cocidos. Retira y deja enfriar unos minutos en el mismo molde. A continuación, desmolda y deja enfriar por completo sobre una rejilla.
  7. Ahora vamos a preparar el almíbar. Vierte en un cazo el agua y el azúcar y ponlo a hervir durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retira del fuego y añade el licor elegido. Deja reposar.
  8. Preparamos el cristal de caramelo. En un cazo, pon el agua y el azúcar a fuego medio y sin tocar hasta que el azúcar se disuelva y se forme un caramelo fuerte (intenta que no coja color). Estará listo cuando alcance unos 147ºC aproximadamente. Vierte en una bandeja con papel de hornear y deja enfriar por completo para que solidifique y podamos cortarlo con las manos de forma grosera.
  9. Por último, preparamos el merengue suizo. Pon en un recipiente al baño maría las claras con el azúcar. Remueve constantemente hasta que el azúcar se disuelva por completo y no se noten los granillos de azúcar (puedes meter el dedo con cuidado y frotar un poco para comprobarlo). Lo ideal es comprobarlo con un termómetro especial para estas cosas, cuando alcance los 65ºC.  Retira ahora el recipiente de las claras del baño maría e introduce en un bol que contenga agua fría con hielos (para cortar la cocción) y lo tenemos ahí hasta que enfríe. Una vez frío, vierte en un bol y con unas varillas comienza a montar las claras a velocidad alta hasta conseguir una crema blanca y brillante que forma picos. Una vez el merengue listo, vamos añadiendo la mantequilla que teníamos reservada (a tª ambiente) y continuamos batiendo para que se integre por completo. (Si tienes kitchen aid, cambia las varillas a la pala antes de agregar la mantequilla, quedará mejor). Hay un momento en el que parecerá que se ha cortado la crema, pero hay que continuar batiendo hasta conseguir una textura densa y lisa. Finalmente, agrega la pasta de vainilla y mezcla un poco más para que se integre por toda la crema.
  10. Es el momento de montar toda la tarta. Corta los bizcochos por la mitad ayudándote de un cuchillo grande o una lira especial para ello. Coloca la primera capa de bizcocho sobre el plato o fuente donde lo vayas a presentar y pon almíbar por toda la superficie de modo que cale bien. Ahora pon un par de cucharadas de merengue suizo y extiende bien. Sobre éste, pon otra capa de bizcocho y vuelve a calar. Sigue el mismo procedimiento hasta acabar con una capa de bizcocho y calando bien con almíbar.
  11. Cubre ahora toda la tarta con una capa fina de merengue suizo de modo que actúe como una capa sujetamigas y lleva a la nevera unos 10 minutos para que enfríe.
  12. Pasado este tiempo, saca de la nevera y cubre toda la tarta por igual con el merengue suizo, tanto laterales como superficie. Decora con una espátula o dejándola irregular.
  13. Finalmente, vamos a decorar la tarta con los dedos de bruja y los cristales rotos. Rompe el caramelo con las manos y coloca varios cristales por la superficie de la tarta. Corta algunos dedos de bruja por la mitad y ponles un poco de sirope de fresa para que hagan el efecto de sangre.

Algunas consideraciones…

  • Puedes decorar la tarta a tu gusto, quitando o poniendo más elementos. Yo os aconsejo preparar los dedos de bruja con antelación, no son nada trabajosos pero es un paso que ya tendréis listo.
  • Puedes poner sirope de fresa o mermelada de tomate para simular la sangre, depende de los gustos de cada uno.
  • Cuidado al preparar el cristal de caramelo, hay que dejar la preparación en el fuego hasta alcanzar una temperatura adecuada, de lo contrario no se formará el cristal al enfriar. A mi me pasó y tuve que repetirlo porque no lo había tenido el suficiente tiempo.
  • El merengue suizo no lleva pasta de vainilla, pero se la puse para darle un sabor más acentuado puesto que me resultaba demasiado densa y con sabor a mantequilla.
  • El termómetro para este tipo de preparaciones lo podéis encontrar aquí.
  • El cazo para el baño maría que yo uso y que me resulta muy práctico lo compré aquí. De todas formas, podéis hacer el baño maría de manera tradicional metiendo un bol en el cazo.
  • Si te ha gustado esta receta y quieres comentarla, puedes hacerlo aquí mismo o en la página de facebook.

Fuente: Kanela y limón

tartacristalesrotosblog

L@s que me conocéis sabéis que no soy de celebrar halloween ni de decorar la casa ni nada por el estilo. Me parece una fiesta que no es propia de nuestro país y que la estamos introduciendo cada día más sin necesidad. Pero por otro lado, sí que hay muchas cosas que se pueden hacer para celebrar esta fiesta, tanto de manualidades, recetas, disfraces, etc.

Hace unos años hice con mis peques un proyecto sobre los miedos en el primer trimestre y trabajamos las brujas, monstruos,  fantasmas y muchos otros contenidos interesantes para investigar.  En el blog podéis encontrar algunas recetas que he ido preparando en estos dos últimos años y que me han parecido interesantes, pero sin llegar a llenar en exceso la página de recetas típicas de esta fiesta.

tartacristalesrotos1blog

Esta tarta que os dejo hoy es la última que he preparado; la hice este fin de semana pasado y la verdad es que fue un éxito rotundo. La vi el año pasado en el blog de Cristina, Kanela y Limón y me encantó; no sé si os habrá pasado alguna vez eso de tener una cosa en la cabeza durante mucho tiempo y hasta que no lo haces no te quedas tranquilo; pues eso es lo que me pasó a mi con esta tarta, desde que la vi hasta que la he preparado la he tenido ahí presente en mi subconsciente sabiendo que si preparaba algo este año para halloween tenía que ser esta tarta.

tartacristalesrotos3blog

Aunque la receta parece larga no es nada complicada. Sólo hay que organizarse para tener preparadas algunas cosas con antelación. Yo preparé los dedos de bruja y el bizcocho de la tarta un día, al siguiente el caramelo de los cristales, el almíbar, el merengue suizo y el montaje y al día siguiente la decoré y saqué las fotos. Puedes hacerla toda en el mismo día, pero queda mejor asentado el bizcocho si lo preparas con antelación.

tartacristalesrotos2blog

Vamos con la receta…

TARTA cristales rotos

Necesitarás…

Para el bizcocho

  • 250 gr de mantequilla a tª ambiente.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 225 gr de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.
  • 50 ml de leche evaporada.
  • 50 gr de cacao puro en polvo.
  • 1 sobre de levadura química.

Para el almíbar

  • 250 ml de agua.
  • 250 gr de azúcar.
  • 50 ml de licor al gusto.

Para el merengue suizo

  • 125 gr de claras de huevo.
  • 250 gr de azúcar.
  • 500 gr de mantequilla blanda.
  • 1 cucharada de pasta de vainilla.

Para el cristal de caramelo

  • 100 gr de azúcar.
  • 100 ml de agua.

Para decorar

Así se prepara…

  1. En primer lugar, comenzamos preparando el bizcocho de chocolate. En un bol amplio bate la mantequilla y el azúcar hasta que blanquee.
  2. Tamiza la harina, la levadura y el cacao en polvo. Reserva.
  3.  Ve añadiendo los huevos de uno en uno sin dejar de batir a velocidad media-baja dejando que se vayan integrando e la masa.
  4. Añade el extracto de vainilla.
  5. Ahora ve añadiendo la leche y la mezcla de harina reservada alternándolas y acabando con la harina.
  6. Una vez que esté todo bien integrado, vierte la preparación en dos moldes de 18 cm de diámetro previamente engrasados con mantequilla o spray desmoldante. Alisa bien para que esté bien repartida la masa en los dos moldes por igual e introduce en el horno previamente precalentado a 180ºC calor arriba y abajo. Hornea durante 45 minutos aproximadamente o hasta comprobar con un palillo que están bien cocidos. Retira y deja enfriar unos minutos en el mismo molde. A continuación, desmolda y deja enfriar por completo sobre una rejilla.
  7. Ahora vamos a preparar el almíbar. Vierte en un cazo el agua y el azúcar y ponlo a hervir durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retira del fuego y añade el licor elegido. Deja reposar.
  8. Preparamos el cristal de caramelo. En un cazo, pon el agua y el azúcar a fuego medio y sin tocar hasta que el azúcar se disuelva y se forme un caramelo fuerte (intenta que no coja color). Estará listo cuando alcance unos 147ºC aproximadamente. Vierte en una bandeja con papel de hornear y deja enfriar por completo para que solidifique y podamos cortarlo con las manos de forma grosera.
  9. Por último, preparamos el merengue suizo. Pon en un recipiente al baño maría las claras con el azúcar. Remueve constantemente hasta que el azúcar se disuelva por completo y no se noten los granillos de azúcar (puedes meter el dedo con cuidado y frotar un poco para comprobarlo). Lo ideal es comprobarlo con un termómetro especial para estas cosas, cuando alcance los 65ºC.  Retira ahora el recipiente de las claras del baño maría e introduce en un bol que contenga agua fría con hielos (para cortar la cocción) y lo tenemos ahí hasta que enfríe. Una vez frío, vierte en un bol y con unas varillas comienza a montar las claras a velocidad alta hasta conseguir una crema blanca y brillante que forma picos. Una vez el merengue listo, vamos añadiendo la mantequilla que teníamos reservada (a tª ambiente) y continuamos batiendo para que se integre por completo. (Si tienes kitchen aid, cambia las varillas a la pala antes de agregar la mantequilla, quedará mejor). Hay un momento en el que parecerá que se ha cortado la crema, pero hay que continuar batiendo hasta conseguir una textura densa y lisa. Finalmente, agrega la pasta de vainilla y mezcla un poco más para que se integre por toda la crema.
  10. Es el momento de montar toda la tarta. Corta los bizcochos por la mitad ayudándote de un cuchillo grande o una lira especial para ello. Coloca la primera capa de bizcocho sobre el plato o fuente donde lo vayas a presentar y pon almíbar por toda la superficie de modo que cale bien. Ahora pon un par de cucharadas de merengue suizo y extiende bien. Sobre éste, pon otra capa de bizcocho y vuelve a calar. Sigue el mismo procedimiento hasta acabar con una capa de bizcocho y calando bien con almíbar.
  11. Cubre ahora toda la tarta con una capa fina de merengue suizo de modo que actúe como una capa sujetamigas y lleva a la nevera unos 10 minutos para que enfríe.
  12. Pasado este tiempo, saca de la nevera y cubre toda la tarta por igual con el merengue suizo, tanto laterales como superficie. Decora con una espátula o dejándola irregular.
  13. Finalmente, vamos a decorar la tarta con los dedos de bruja y los cristales rotos. Rompe el caramelo con las manos y coloca varios cristales por la superficie de la tarta. Corta algunos dedos de bruja por la mitad y ponles un poco de sirope de fresa para que hagan el efecto de sangre.

Algunas consideraciones…

  • Puedes decorar la tarta a tu gusto, quitando o poniendo más elementos. Yo os aconsejo preparar los dedos de bruja con antelación, no son nada trabajosos pero es un paso que ya tendréis listo.
  • Puedes poner sirope de fresa o mermelada de tomate para simular la sangre, depende de los gustos de cada uno.
  • Cuidado al preparar el cristal de caramelo, hay que dejar la preparación en el fuego hasta alcanzar una temperatura adecuada, de lo contrario no se formará el cristal al enfriar. A mi me pasó y tuve que repetirlo porque no lo había tenido el suficiente tiempo.
  • El merengue suizo no lleva pasta de vainilla, pero se la puse para darle un sabor más acentuado puesto que me resultaba demasiado densa y con sabor a mantequilla.
  • El termómetro para este tipo de preparaciones lo podéis encontrar aquí.
  • El cazo para el baño maría que yo uso y que me resulta muy práctico lo compré aquí. De todas formas, podéis hacer el baño maría de manera tradicional metiendo un bol en el cazo.
  • Si te ha gustado esta receta y quieres comentarla, puedes hacerlo aquí mismo o en la página de facebook.

Fuente: Kanela y limón





6 Comentarios a “TARTA cristales rotos”

  1. Debe estar riquísima como no. A mí tampoco me gusta nada esta fiesta, no me dice nada. Además soy una persona bastante miedosa con todo esto de espíritus y demás. Pero bueno una buena tarta no hace daño 😉

    Susana Abad, octubre 29, 2013, 8:38 am | Responder a este comentario
  2. Que pinta mas buena tiene esta tarta!!! me podrias decir donde encontrar la pasta de vainilla? gracias

    Esperanza, octubre 29, 2013, 4:04 pm | Responder a este comentario
  3. Sabes que estoy totalmente de acuerdo contigo en eso de importar fiestas que no nos dicen nada, bueno, si nos dicen algo y es que no tenemos remedio, que nos gusta más lo que viene de fuera como si no tuviéramos nuestras propias fiestas de difuntos. En fin, la tarta me parece fantástica y los cristales de caramelo me recuerdan a una que hace años hacía y que a mi hija Lourdes le encantaba, era de chocolate y nueces y los adornos de cristal de caramelo. Tengo que volver a recuperar mis viejas recetas porque desde que vivo de vuestros blogs las tengo olvidadas jijiji.
    Nota para Susana Abad:
    Su querida, no hay que tener miedo de los muertos ni de los espíritus porque no te pueden hacer daño, de los que hay que tener miedo es de los vivos que esos si te pueden dar un buen susto.
    Un bico desde Ferrol

    Piqui Ces, octubre 31, 2013, 7:42 am | Responder a este comentario
  4. Es la primera vez que entro en tu página y quiero felicitarte por las recetas y por el formato de la propia página que me parece que está hecha de una forma muy elegante y cómoda de utilizar.
    Sí me gustaría hacer un inciso en cuanto a la fiesta de Halloween, que aunque es cierto que como tal nos parece un poco ajena, tiene un antecedente en una festividad celta llamada Samhain que aquí en Galicia se está recuperando y que parece que los irlandeses llevaron a EEUU.
    Bueno, como digo, felicidades por tu trabajo.

    Terefm, noviembre 15, 2013, 2:42 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: