TARTA de vainilla y chocolate

La Cocina de Morilands

TARTA de vainilla y chocolate

No os exagero si os digo que hice esta tarta para finales de Julio y aún la tenía ahí guardada sin publicar y lo peor de todo es que ni me acordaba de ella.

La preparé para Santa Ana, para una celebración especial y allí arrasamos con ella. No pudimos ni repetir, éramos bastante gente y tocamos a una pequeña porción. Por una parte, me encanta que no sobre tarta y que nos la comamos toda, pero por otra, me quedé con muchas ganas de repetir… Tendré que preparar otra y así disfrutarla como es debido.

La tarta en sí no tiene mucho de elaboración. Es un bizcocho de chocolate que podrás tener preparado desde el día anterior, y luego la decoración es nata montada y buttercream con aroma de vainilla, éste último, comprado.

Yo no soy mucho de comprar preparados de este tipo, pero me asaltaba una gran curiosidad probar y poder apreciar el sabor que tienen. La verdad es que te sacan de un apuro y te ayudan a preparar algún postre y bueno, están bastante bien. No se encuentran muy fácilmente por todos los supermercados. Yo lo compré en Iceland, que está cerca de donde veraneo, pero sí que los puedes comprar online en muchas tiendas especializadas.

Vamos con la receta…

TARTA de vainilla y chocolate

Necesitarás…

Para el bizcocho de chocolate

  • 200 gr de harina de repostería.
  • 300 gr de azúcar.
  • 90 gr de cacao puro en polvo.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 huevos.
  • 200 gr de buttermilk.
  • 125 gr de mantequilla fundida.
  • 200 gr de café recién hecho.

Para decorar

  • 500 gr de nata líquida para montar (35,1%materia grasa).
  • 80 gr de azúcar glas.
  • Esencia de vainilla o azúcar vainillado.
  • Buttercream de vainilla.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara el bizcocho de chocolate. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  2. Mezcla en un bol amplio los ingredientes secos: harina, cacao en polvo, azúcar, levadura química y sal.
  3. Bate los huevos y añádelos a lo anterior junto con el buttermilk y la mantequilla fundida y continúa batiendo a velocidad media hasta que esté todo bien mezclado.
  4. Cuando esté todo bien integrado, ve agregando el café y sigue batiendo para que se mezcle por completo. Comprobaréis que es una masa muy líquida de bizcocho, pero es la textura adecuada.
  5. Prepara dos moldes iguales para hornear el bizcocho y engrása bien. Yo he usado el spray antiadherente, pero también puedes engrasar con mantequilla y espolvorear un poco de harina sobre la misma.  Reparte la masa en los dos moldes y llévalos al horno durante 20-25 minutos aproximadamente.  Saca del horno, deja reposar unos 10 minutos en el molde y a continuación pásalo a una rejilla dejándolo enfriar por completo. Sigue el mismo procedimiento para el otro bizcocho.
  6. Mientras tanto, monta la nata. Vierte en un bol los 500 gr de nata líquida, con el azúcar glas y una cucharadita de postre de esencia de vainilla (en su defecto, de azúcar vainillado). Monta la nata a velocidad media hasta comprobar que está en el punto exacto. (Si lo deseas y tienes, puedes ponerle antes de montar una cucharadita pequeña de café de estabilizante para la nata). Una vez montada, retira y reserva en un bol una parte para el relleno y el resto pásalo a una manga pastelera de boquilla rizada para decorar los laterales.
  7. Ahora es el momento de montar la tarta.  Coloca el primer bizcocho y sobre él extiende una parte de la nata reservada. Coloca el otro bizcocho encima y ajústalo bien para que quede bien liso y centrado. Cubre todo el lateral del bizcocho con una capa muy fina de nata.
  8. Ayudándote de la manga pastelera, decora los laterales empezando desde abajo hacia arriba, haciendo líneas verticales.
  9. Sigue el mismo procedimiento para la parte de arriba de la tarta, pero ahora poniendo en la manga, el buttercream de vainilla. Haremos rosetones con una boquilla rizada pequeña empezando desde el centro y con movimientos circulares hasta acabar con cada uno de ellos. Completa los huecos que queden con el buttercream y si quieres puedes ponerle algunos sprinkles de decoración.
  10. Reserva en la nevera hasta que esté completamente fría y la vayas a consumir.

Algunas consideraciones…

  • Si no tienes dos moldes iguales para hornear, puedes hacerlo el bizcocho en dos tandas de horneado usando el mismo molde o haciendo un sólo bizcocho y cortándolo por la mitad una vez horneado.
  • No uses moldes desmontables, ya que la masa es muy líquida y se saldrá por los cierres.
  • Tanto para los laterales como para los rosetones de la parte superior, he usado la boquilla 1M de Wilton, pero puedes usar cualquiera que sea rizada y encuentres en el mercado.
  • Si no encuentras el buttercream de vainilla, puedes completar la tarta con más nata montada o cambiar la decoración a tu gusto.
  • El buttermilk puedes encontrarlo en tiendas como Iceland, Lild, Aldi… o si no lo encuentras puedes prepararlo de forma casera mezclando 200 gr de leche entera y una cucharada de vinagre. Si lo haces casero, prepáralo unos 10-15 minutos antes de usarlo y deja reposar para que adquiera la consistencia de una leche cortada.
  • El estabilizante para la nata sólo lo necesitarás si quieres que te aguante de un día para otro una vez montada en su totalidad. De lo contrario, no es necesario, porque una buena nata aguanta montada bastante tiempo.

 

La Cocina de Morilands

TARTA de vainilla y chocolate

TARTA de vainilla y chocolate

No os exagero si os digo que hice esta tarta para finales de Julio y aún la tenía ahí guardada sin publicar y lo peor de todo es que ni me acordaba de ella.

La preparé para Santa Ana, para una celebración especial y allí arrasamos con ella. No pudimos ni repetir, éramos bastante gente y tocamos a una pequeña porción. Por una parte, me encanta que no sobre tarta y que nos la comamos toda, pero por otra, me quedé con muchas ganas de repetir… Tendré que preparar otra y así disfrutarla como es debido.

La tarta en sí no tiene mucho de elaboración. Es un bizcocho de chocolate que podrás tener preparado desde el día anterior, y luego la decoración es nata montada y buttercream con aroma de vainilla, éste último, comprado.

Yo no soy mucho de comprar preparados de este tipo, pero me asaltaba una gran curiosidad probar y poder apreciar el sabor que tienen. La verdad es que te sacan de un apuro y te ayudan a preparar algún postre y bueno, están bastante bien. No se encuentran muy fácilmente por todos los supermercados. Yo lo compré en Iceland, que está cerca de donde veraneo, pero sí que los puedes comprar online en muchas tiendas especializadas.

Vamos con la receta…

TARTA de vainilla y chocolate

Necesitarás…

Para el bizcocho de chocolate

  • 200 gr de harina de repostería.
  • 300 gr de azúcar.
  • 90 gr de cacao puro en polvo.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 huevos.
  • 200 gr de buttermilk.
  • 125 gr de mantequilla fundida.
  • 200 gr de café recién hecho.

Para decorar

  • 500 gr de nata líquida para montar (35,1%materia grasa).
  • 80 gr de azúcar glas.
  • Esencia de vainilla o azúcar vainillado.
  • Buttercream de vainilla.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara el bizcocho de chocolate. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  2. Mezcla en un bol amplio los ingredientes secos: harina, cacao en polvo, azúcar, levadura química y sal.
  3. Bate los huevos y añádelos a lo anterior junto con el buttermilk y la mantequilla fundida y continúa batiendo a velocidad media hasta que esté todo bien mezclado.
  4. Cuando esté todo bien integrado, ve agregando el café y sigue batiendo para que se mezcle por completo. Comprobaréis que es una masa muy líquida de bizcocho, pero es la textura adecuada.
  5. Prepara dos moldes iguales para hornear el bizcocho y engrása bien. Yo he usado el spray antiadherente, pero también puedes engrasar con mantequilla y espolvorear un poco de harina sobre la misma.  Reparte la masa en los dos moldes y llévalos al horno durante 20-25 minutos aproximadamente.  Saca del horno, deja reposar unos 10 minutos en el molde y a continuación pásalo a una rejilla dejándolo enfriar por completo. Sigue el mismo procedimiento para el otro bizcocho.
  6. Mientras tanto, monta la nata. Vierte en un bol los 500 gr de nata líquida, con el azúcar glas y una cucharadita de postre de esencia de vainilla (en su defecto, de azúcar vainillado). Monta la nata a velocidad media hasta comprobar que está en el punto exacto. (Si lo deseas y tienes, puedes ponerle antes de montar una cucharadita pequeña de café de estabilizante para la nata). Una vez montada, retira y reserva en un bol una parte para el relleno y el resto pásalo a una manga pastelera de boquilla rizada para decorar los laterales.
  7. Ahora es el momento de montar la tarta.  Coloca el primer bizcocho y sobre él extiende una parte de la nata reservada. Coloca el otro bizcocho encima y ajústalo bien para que quede bien liso y centrado. Cubre todo el lateral del bizcocho con una capa muy fina de nata.
  8. Ayudándote de la manga pastelera, decora los laterales empezando desde abajo hacia arriba, haciendo líneas verticales.
  9. Sigue el mismo procedimiento para la parte de arriba de la tarta, pero ahora poniendo en la manga, el buttercream de vainilla. Haremos rosetones con una boquilla rizada pequeña empezando desde el centro y con movimientos circulares hasta acabar con cada uno de ellos. Completa los huecos que queden con el buttercream y si quieres puedes ponerle algunos sprinkles de decoración.
  10. Reserva en la nevera hasta que esté completamente fría y la vayas a consumir.

Algunas consideraciones…

  • Si no tienes dos moldes iguales para hornear, puedes hacerlo el bizcocho en dos tandas de horneado usando el mismo molde o haciendo un sólo bizcocho y cortándolo por la mitad una vez horneado.
  • No uses moldes desmontables, ya que la masa es muy líquida y se saldrá por los cierres.
  • Tanto para los laterales como para los rosetones de la parte superior, he usado la boquilla 1M de Wilton, pero puedes usar cualquiera que sea rizada y encuentres en el mercado.
  • Si no encuentras el buttercream de vainilla, puedes completar la tarta con más nata montada o cambiar la decoración a tu gusto.
  • El buttermilk puedes encontrarlo en tiendas como Iceland, Lild, Aldi… o si no lo encuentras puedes prepararlo de forma casera mezclando 200 gr de leche entera y una cucharada de vinagre. Si lo haces casero, prepáralo unos 10-15 minutos antes de usarlo y deja reposar para que adquiera la consistencia de una leche cortada.
  • El estabilizante para la nata sólo lo necesitarás si quieres que te aguante de un día para otro una vez montada en su totalidad. De lo contrario, no es necesario, porque una buena nata aguanta montada bastante tiempo.

 

No os exagero si os digo que hice esta tarta para finales de Julio y aún la tenía ahí guardada sin publicar y lo peor de todo es que ni me acordaba de ella.

La preparé para Santa Ana, para una celebración especial y allí arrasamos con ella. No pudimos ni repetir, éramos bastante gente y tocamos a una pequeña porción. Por una parte, me encanta que no sobre tarta y que nos la comamos toda, pero por otra, me quedé con muchas ganas de repetir… Tendré que preparar otra y así disfrutarla como es debido.

La tarta en sí no tiene mucho de elaboración. Es un bizcocho de chocolate que podrás tener preparado desde el día anterior, y luego la decoración es nata montada y buttercream con aroma de vainilla, éste último, comprado.

Yo no soy mucho de comprar preparados de este tipo, pero me asaltaba una gran curiosidad probar y poder apreciar el sabor que tienen. La verdad es que te sacan de un apuro y te ayudan a preparar algún postre y bueno, están bastante bien. No se encuentran muy fácilmente por todos los supermercados. Yo lo compré en Iceland, que está cerca de donde veraneo, pero sí que los puedes comprar online en muchas tiendas especializadas.

Vamos con la receta…

TARTA de vainilla y chocolate

Necesitarás…

Para el bizcocho de chocolate

  • 200 gr de harina de repostería.
  • 300 gr de azúcar.
  • 90 gr de cacao puro en polvo.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 huevos.
  • 200 gr de buttermilk.
  • 125 gr de mantequilla fundida.
  • 200 gr de café recién hecho.

Para decorar

  • 500 gr de nata líquida para montar (35,1%materia grasa).
  • 80 gr de azúcar glas.
  • Esencia de vainilla o azúcar vainillado.
  • Buttercream de vainilla.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara el bizcocho de chocolate. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  2. Mezcla en un bol amplio los ingredientes secos: harina, cacao en polvo, azúcar, levadura química y sal.
  3. Bate los huevos y añádelos a lo anterior junto con el buttermilk y la mantequilla fundida y continúa batiendo a velocidad media hasta que esté todo bien mezclado.
  4. Cuando esté todo bien integrado, ve agregando el café y sigue batiendo para que se mezcle por completo. Comprobaréis que es una masa muy líquida de bizcocho, pero es la textura adecuada.
  5. Prepara dos moldes iguales para hornear el bizcocho y engrása bien. Yo he usado el spray antiadherente, pero también puedes engrasar con mantequilla y espolvorear un poco de harina sobre la misma.  Reparte la masa en los dos moldes y llévalos al horno durante 20-25 minutos aproximadamente.  Saca del horno, deja reposar unos 10 minutos en el molde y a continuación pásalo a una rejilla dejándolo enfriar por completo. Sigue el mismo procedimiento para el otro bizcocho.
  6. Mientras tanto, monta la nata. Vierte en un bol los 500 gr de nata líquida, con el azúcar glas y una cucharadita de postre de esencia de vainilla (en su defecto, de azúcar vainillado). Monta la nata a velocidad media hasta comprobar que está en el punto exacto. (Si lo deseas y tienes, puedes ponerle antes de montar una cucharadita pequeña de café de estabilizante para la nata). Una vez montada, retira y reserva en un bol una parte para el relleno y el resto pásalo a una manga pastelera de boquilla rizada para decorar los laterales.
  7. Ahora es el momento de montar la tarta.  Coloca el primer bizcocho y sobre él extiende una parte de la nata reservada. Coloca el otro bizcocho encima y ajústalo bien para que quede bien liso y centrado. Cubre todo el lateral del bizcocho con una capa muy fina de nata.
  8. Ayudándote de la manga pastelera, decora los laterales empezando desde abajo hacia arriba, haciendo líneas verticales.
  9. Sigue el mismo procedimiento para la parte de arriba de la tarta, pero ahora poniendo en la manga, el buttercream de vainilla. Haremos rosetones con una boquilla rizada pequeña empezando desde el centro y con movimientos circulares hasta acabar con cada uno de ellos. Completa los huecos que queden con el buttercream y si quieres puedes ponerle algunos sprinkles de decoración.
  10. Reserva en la nevera hasta que esté completamente fría y la vayas a consumir.

Algunas consideraciones…

  • Si no tienes dos moldes iguales para hornear, puedes hacerlo el bizcocho en dos tandas de horneado usando el mismo molde o haciendo un sólo bizcocho y cortándolo por la mitad una vez horneado.
  • No uses moldes desmontables, ya que la masa es muy líquida y se saldrá por los cierres.
  • Tanto para los laterales como para los rosetones de la parte superior, he usado la boquilla 1M de Wilton, pero puedes usar cualquiera que sea rizada y encuentres en el mercado.
  • Si no encuentras el buttercream de vainilla, puedes completar la tarta con más nata montada o cambiar la decoración a tu gusto.
  • El buttermilk puedes encontrarlo en tiendas como Iceland, Lild, Aldi… o si no lo encuentras puedes prepararlo de forma casera mezclando 200 gr de leche entera y una cucharada de vinagre. Si lo haces casero, prepáralo unos 10-15 minutos antes de usarlo y deja reposar para que adquiera la consistencia de una leche cortada.
  • El estabilizante para la nata sólo lo necesitarás si quieres que te aguante de un día para otro una vez montada en su totalidad. De lo contrario, no es necesario, porque una buena nata aguanta montada bastante tiempo.

 





16 Comentarios a “TARTA de vainilla y chocolate”

  1. FANTASTICA , ya se me acaban los adjetivos

    guada, octubre 20, 2012, 7:51 pm | Responder a este comentario
  2. Hola. ¿Podrías decirme dónde puedo comprar el estabilizante para la nata montada y si da buen resultado?.

    Gracias

    lolilla, octubre 20, 2012, 8:26 pm | Responder a este comentario
    • El estabilizante para nata lo encontrarás en algunas tiendas especializadas y también si compras online. Yo lo compré en expo-tarta (Madrid), pero apenas lo he usado (sólo un par de veces). Suelen usarlo los pasteleros para que sus tartas de nata aguanten más. Yo no te lo aconsejo porque una buena nata montada, te puede aguantar bien un par de días…

      Juanfra, octubre 21, 2012, 10:03 am | Responder a este comentario
  3. Donde se puede encotrar una tienda de iceland? saludos y felicidades por tu blog.

    Rocio, octubre 20, 2012, 11:31 pm | Responder a este comentario
    • Hola Rocío. Pues suelen encontrarse por zonas de costa porque son frecuentados sobre todo por ingleses que viven en España. Yo la tengo cerca en Vera (Almería) y también hay otra en San Javier (MUrcia). Puedes mirarlo en internet en overseas.com, ahí aparece todo el listado de tiendas.

      Juanfra, octubre 21, 2012, 10:01 am | Responder a este comentario
  4. Dicen en mi pueblo que más vale tarde que nunca ;D me alegra que la hayas publicado porque así me la guardo en mi lista de «pendientes»

    Besos

    Beatriz Mandarinas, octubre 20, 2012, 11:45 pm | Responder a este comentario
  5. Oye, eso de la buttercream no sabía yo que se podía hacer caserita, caserita.
    Por cierto que el bizcocho de chocolate voy a aprovechar el de la entrada anterior porque como bien dices está de morirse.
    Un bicoooooo va para allá desde esta esquinita norte.

    Piqui Ces, octubre 22, 2012, 8:50 am | Responder a este comentario
  6. El rey de la manga pastelera ataca de nuevo!!! Jo, la habia visto en tu grupo de facebook pero hasta ahora no me habia podido pasar (hoy tengo la mañana mas o menos libre y aprovecho, jeje). Me rechufla la decoracion de la tarta..eres un maestro!!
    Besiños!!!

    Amara Costa, octubre 22, 2012, 9:12 am | Responder a este comentario
  7. ¡Qué pinta tiene esta tarta y qué rica tiene que estar!, la apunto en pendientes. Un beso.

    Elena Calderón, octubre 23, 2012, 10:21 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: