MINI GALLETAS rellenas de chocolate

La Cocina de Morilands

MINI GALLETAS rellenas de chocolate

Ya sé que me ha dado por hornear galletas y cada vez lo hago más a menudo. Esto es debido a un creciente interés por la textura de las masas, la mezcla de ingredientes y por el resultado final cuando les pegas el mordisco y compruebas lo ricas que están. Es una sensación indescriptible cuando comes tus propias galletas, que las has preparado con ingredientes básicos que casi todos tenemos en casa. Si además, las rellenas de chocolate el resultado es aún mejor.

Son tantas las recetas de galletas disponibles que podríamos tener el horno siempre encendido horneando sin parar. Cuando pruebo unas nuevas me propongo repetirlas porque me han encantado, pero es imposible, tengo siempre tantas pendientes que se me acumula el trabajo.

En esta ocasión, las mini galletas rellenas de chocolate son de Sandeea, que me involucra en la cocina cada vez que veo una de sus recetas y me entra el gusanillo de experimentar de nuevo. Con ella siempre tendrás el éxito asegurado, por eso elijo sus recetas.

MINI GALLETAS rellenas de chocolate

Necesitarás…

Para las galletas…

  • 400 gr de harina de repostería.
  • 125 gr de azúcar glas.
  • 200 gr de mantequilla fría cortada en cuadraditos.
  • 1 huevo mediano.
  • 1 pizca de sal.

Para el relleno…

  • 150 gr de chocolate negro para fundir.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 100 gr de azúcar glas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar las galletas. Vierte todos los ingredientes en un bol grande y mezcla con la mano o ayudándote de un robot de cocina hasta conseguir una masa homogénea. (Yo he usado la kitchen aid con la pala).
  2. Forma una bola con la masa y divídela en 2-3 partes. Estira con el rodillo cada una de las partes entre dos papeles de hornear y déjala a un tamaño entre 1-3 mm de grosor. Reserva las láminas de masa en el frigorífico durante 2-3 horas o en el congelador durante media hora. (esto ayudará a coger dureza para poder cortarlas con mayor precisión).
  3. Pasado el tiempo de reposo de la masa en el frigorífico, saca una de las partes y ve cortando con un cortador de galletas redondo de tamaño mini (puedes usar un tapón de botella).
  4. Colocamos las galletas sobre una bandeja forrada con papel de hornear y las llevamos de nuevo al frigorífico durante 15 minutos antes de entrar en el horno, o al congelador unos 5 minutos.
  5. Mientras tanto, precalienta el horno a 170º calor arriba y abajo.
  6. Introduce las galletas en el horno y hornéalas durante 5-7 minutos aproximadamente. Después saca, deja reposar en la bandeja de horno unos 5 minutos y a continuación deja enfriar por completo en una rejilla.
  7. Sigue el mismo procedimiento con el resto de la masa hasta acabar con toda ella.
  8. Ahora preparamos el relleno. En un cazo mediano, funde la mantequilla junto al chocolate a fuego medio-bajo y hasta que esté completamente disuelto. Agrega el azúcar glas y mezcla con cuidado hasta obtener una crema lisa, homogénea y sin grumos.
  9. Pasa el chocolate de relleno a una manga pastelera (con cuidado de no quemarte) y haz un corte pequeño en la punta. Rellena la mitad de la galleta depositando una buena dosis de relleno en el centro de la misma. Tapa con la otra mitad y aprieta con cuidado para que se distribuya el chocolate por toda la galleta. Sigue este procedimiento con todas las galletas y hasta agotar el relleno.
  10. Deja enfriar a temperatura ambiente o en el frigorífico y guarda en un recipiente hermético.

Algunas consideraciones….

  1. Con los restos de masa que vayan sobrando una vez saques marques las galletas con el cortador, forma una bola y aprovéchala siguiendo el mismo procedimiento.
  2. Puedes marcar las galletas haciendo unos puntitos ayudándote de un palo de brocheta o un palillo fino.
  3. Si quieres, puedes usar otros cortadores de galletas más grandes y con diferentes formas. Si las galletas son más grandes, quizás necesitarás un poco más de tiempo de horneado; contrólalo para que no se quemen.
  4. Si te sobra relleno de chocolate, aprovecha para hacer sandwiches con galletas compradas.

Fuente: La receta de la felicidad

La Cocina de Morilands

MINI GALLETAS rellenas de chocolate

MINI GALLETAS rellenas de chocolate

Ya sé que me ha dado por hornear galletas y cada vez lo hago más a menudo. Esto es debido a un creciente interés por la textura de las masas, la mezcla de ingredientes y por el resultado final cuando les pegas el mordisco y compruebas lo ricas que están. Es una sensación indescriptible cuando comes tus propias galletas, que las has preparado con ingredientes básicos que casi todos tenemos en casa. Si además, las rellenas de chocolate el resultado es aún mejor.

Son tantas las recetas de galletas disponibles que podríamos tener el horno siempre encendido horneando sin parar. Cuando pruebo unas nuevas me propongo repetirlas porque me han encantado, pero es imposible, tengo siempre tantas pendientes que se me acumula el trabajo.

En esta ocasión, las mini galletas rellenas de chocolate son de Sandeea, que me involucra en la cocina cada vez que veo una de sus recetas y me entra el gusanillo de experimentar de nuevo. Con ella siempre tendrás el éxito asegurado, por eso elijo sus recetas.

MINI GALLETAS rellenas de chocolate

Necesitarás…

Para las galletas…

  • 400 gr de harina de repostería.
  • 125 gr de azúcar glas.
  • 200 gr de mantequilla fría cortada en cuadraditos.
  • 1 huevo mediano.
  • 1 pizca de sal.

Para el relleno…

  • 150 gr de chocolate negro para fundir.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 100 gr de azúcar glas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar las galletas. Vierte todos los ingredientes en un bol grande y mezcla con la mano o ayudándote de un robot de cocina hasta conseguir una masa homogénea. (Yo he usado la kitchen aid con la pala).
  2. Forma una bola con la masa y divídela en 2-3 partes. Estira con el rodillo cada una de las partes entre dos papeles de hornear y déjala a un tamaño entre 1-3 mm de grosor. Reserva las láminas de masa en el frigorífico durante 2-3 horas o en el congelador durante media hora. (esto ayudará a coger dureza para poder cortarlas con mayor precisión).
  3. Pasado el tiempo de reposo de la masa en el frigorífico, saca una de las partes y ve cortando con un cortador de galletas redondo de tamaño mini (puedes usar un tapón de botella).
  4. Colocamos las galletas sobre una bandeja forrada con papel de hornear y las llevamos de nuevo al frigorífico durante 15 minutos antes de entrar en el horno, o al congelador unos 5 minutos.
  5. Mientras tanto, precalienta el horno a 170º calor arriba y abajo.
  6. Introduce las galletas en el horno y hornéalas durante 5-7 minutos aproximadamente. Después saca, deja reposar en la bandeja de horno unos 5 minutos y a continuación deja enfriar por completo en una rejilla.
  7. Sigue el mismo procedimiento con el resto de la masa hasta acabar con toda ella.
  8. Ahora preparamos el relleno. En un cazo mediano, funde la mantequilla junto al chocolate a fuego medio-bajo y hasta que esté completamente disuelto. Agrega el azúcar glas y mezcla con cuidado hasta obtener una crema lisa, homogénea y sin grumos.
  9. Pasa el chocolate de relleno a una manga pastelera (con cuidado de no quemarte) y haz un corte pequeño en la punta. Rellena la mitad de la galleta depositando una buena dosis de relleno en el centro de la misma. Tapa con la otra mitad y aprieta con cuidado para que se distribuya el chocolate por toda la galleta. Sigue este procedimiento con todas las galletas y hasta agotar el relleno.
  10. Deja enfriar a temperatura ambiente o en el frigorífico y guarda en un recipiente hermético.

Algunas consideraciones….

  1. Con los restos de masa que vayan sobrando una vez saques marques las galletas con el cortador, forma una bola y aprovéchala siguiendo el mismo procedimiento.
  2. Puedes marcar las galletas haciendo unos puntitos ayudándote de un palo de brocheta o un palillo fino.
  3. Si quieres, puedes usar otros cortadores de galletas más grandes y con diferentes formas. Si las galletas son más grandes, quizás necesitarás un poco más de tiempo de horneado; contrólalo para que no se quemen.
  4. Si te sobra relleno de chocolate, aprovecha para hacer sandwiches con galletas compradas.

Fuente: La receta de la felicidad

Ya sé que me ha dado por hornear galletas y cada vez lo hago más a menudo. Esto es debido a un creciente interés por la textura de las masas, la mezcla de ingredientes y por el resultado final cuando les pegas el mordisco y compruebas lo ricas que están. Es una sensación indescriptible cuando comes tus propias galletas, que las has preparado con ingredientes básicos que casi todos tenemos en casa. Si además, las rellenas de chocolate el resultado es aún mejor.

Son tantas las recetas de galletas disponibles que podríamos tener el horno siempre encendido horneando sin parar. Cuando pruebo unas nuevas me propongo repetirlas porque me han encantado, pero es imposible, tengo siempre tantas pendientes que se me acumula el trabajo.

En esta ocasión, las mini galletas rellenas de chocolate son de Sandeea, que me involucra en la cocina cada vez que veo una de sus recetas y me entra el gusanillo de experimentar de nuevo. Con ella siempre tendrás el éxito asegurado, por eso elijo sus recetas.

MINI GALLETAS rellenas de chocolate

Necesitarás…

Para las galletas…

  • 400 gr de harina de repostería.
  • 125 gr de azúcar glas.
  • 200 gr de mantequilla fría cortada en cuadraditos.
  • 1 huevo mediano.
  • 1 pizca de sal.

Para el relleno…

  • 150 gr de chocolate negro para fundir.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 100 gr de azúcar glas.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, vamos a preparar las galletas. Vierte todos los ingredientes en un bol grande y mezcla con la mano o ayudándote de un robot de cocina hasta conseguir una masa homogénea. (Yo he usado la kitchen aid con la pala).
  2. Forma una bola con la masa y divídela en 2-3 partes. Estira con el rodillo cada una de las partes entre dos papeles de hornear y déjala a un tamaño entre 1-3 mm de grosor. Reserva las láminas de masa en el frigorífico durante 2-3 horas o en el congelador durante media hora. (esto ayudará a coger dureza para poder cortarlas con mayor precisión).
  3. Pasado el tiempo de reposo de la masa en el frigorífico, saca una de las partes y ve cortando con un cortador de galletas redondo de tamaño mini (puedes usar un tapón de botella).
  4. Colocamos las galletas sobre una bandeja forrada con papel de hornear y las llevamos de nuevo al frigorífico durante 15 minutos antes de entrar en el horno, o al congelador unos 5 minutos.
  5. Mientras tanto, precalienta el horno a 170º calor arriba y abajo.
  6. Introduce las galletas en el horno y hornéalas durante 5-7 minutos aproximadamente. Después saca, deja reposar en la bandeja de horno unos 5 minutos y a continuación deja enfriar por completo en una rejilla.
  7. Sigue el mismo procedimiento con el resto de la masa hasta acabar con toda ella.
  8. Ahora preparamos el relleno. En un cazo mediano, funde la mantequilla junto al chocolate a fuego medio-bajo y hasta que esté completamente disuelto. Agrega el azúcar glas y mezcla con cuidado hasta obtener una crema lisa, homogénea y sin grumos.
  9. Pasa el chocolate de relleno a una manga pastelera (con cuidado de no quemarte) y haz un corte pequeño en la punta. Rellena la mitad de la galleta depositando una buena dosis de relleno en el centro de la misma. Tapa con la otra mitad y aprieta con cuidado para que se distribuya el chocolate por toda la galleta. Sigue este procedimiento con todas las galletas y hasta agotar el relleno.
  10. Deja enfriar a temperatura ambiente o en el frigorífico y guarda en un recipiente hermético.

Algunas consideraciones….

  1. Con los restos de masa que vayan sobrando una vez saques marques las galletas con el cortador, forma una bola y aprovéchala siguiendo el mismo procedimiento.
  2. Puedes marcar las galletas haciendo unos puntitos ayudándote de un palo de brocheta o un palillo fino.
  3. Si quieres, puedes usar otros cortadores de galletas más grandes y con diferentes formas. Si las galletas son más grandes, quizás necesitarás un poco más de tiempo de horneado; contrólalo para que no se quemen.
  4. Si te sobra relleno de chocolate, aprovecha para hacer sandwiches con galletas compradas.

Fuente: La receta de la felicidad





2 Comentarios a “MINI GALLETAS rellenas de chocolate”

  1. Primero felicitarte por esa foto tan preciosa, de verdad, se nota que cuidas al maximo cada detalle, ya te contare en cuanto las haga … porque vaya pinta que tienen!!!

    sonia, octubre 1, 2012, 12:24 am | Responder a este comentario
    • Gracias Sonia. La verdad es que intento sacar algunas fotos en condiciones, para mi es muy importante que todo quede bien explicadito en los post y que la foto refleje cómo son las recetas en realidad. Me alegra que te guste y que me lo digas. Un saludo

      Juanfra, octubre 1, 2012, 7:49 am | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: