YOGUR HELADO con frambuesas

La Cocina de Morilands

YOGUR HELADO con frambuesas

Quién no conoce hoy en día los helados de yogur que tan de moda están en todas las ciudades españolas? Son cada vez más conocidas las franquicias que nos invaden con helados de este tipo cargados con diferentes toppings (pepitas de chocolate, lacasitos, frutas frescas, almendra crocanti, galleta en polvo…). Lo bueno que tienen estos helados es que son de yogurt natural y no tienen la grasa que otros helados pueden contener. Los locales donde los venden son blancos impolutos combinados con colores fostoritos (verde, fucsia…) que te llaman la atención y que además, hacen que entres al menos a mirar.

Yo los he probado en contadas ocasiones, y siempre los he combinado con fruta fresca; no me gustan las combinaciones del yogur natural con el chocolate y allegados.

Pues ha llegado el momento de prepararlo en casa de manera muy sencilla, con unos simples pasos que nos dejarán un helado listo para combinarlo con los toppings que más nos gusten. Además, así vamos preparándonos para despedir las vacaciones y empezar «el plan» reduciendo algunas calorías… Es cuestión de proponérselo, aunque yo no lo consigo de ninguna forma.

YOGUR HELADO con frambuesas

Necesitarás…

  • 8 yogures griegos de calidad (azucarados).
  • 2 cucharadas de azúcar vainillada.
  • 100 gr de azúcar.
  • 2 cucharadas colmadas de mermelada de frambuesas.
  • Decoración: frambuesas naturales y/o hojas de menta.

Así se prepara…

  1. Vierte el contenido de los yogures griegos en un bol grande junto con el azúcar blanco y el vainillado. Mezcla bien con unas varillas eléctricas o manuales hasta conseguir una crema homogénea y el azúcar esté disuelto.
  2. Si tienes heladera, viérte el contenido en el recipiente de la misma y ponla a funcionar hasta comprobar que la crema está adquiriendo la textura mantecada del helado. Para la heladera y écha las cucharadas de mermelada de frambuesa. Ponla de nuevo a funcionar para que se mezcle la mermelada con el yogur (un par de minutos). Pasa el helado a un recipiente adecuado y guarda en el congelador hasta el momento de consumirlo.
  3. Si no tienes heladera, pon la crema batida en un recipiente apto para el congelador y guarda en él durante una hora. Pasada una hora, saca y vuelve a batir enérgicamente para evitar que ser formen cristales. Vuelve a meter la crema en el congelador y repite la operación unos 45 minutos después. Sigue este procedimiento durante las 2-3 horas siguientes. En el último batido, vierte la mermelada de frambuesa y mézclala con cuidado ayudándote con una cuchara o unas varillas manuales. Finalmente, deja en el congelador hasta el momento de servir.
  4. Cuando la vayas a consumir, saca el helado unos minutos antes para que recupere la textura cremosa y decora con unas hojitas de menta y unas frambuesas naturales (también las puedes tener congeladas).

Algunas consideraciones…

  • Si has comprado los yogures griegos sin azúcar, tendrás que doblar las cantidades de azúcar en la receta (100+100 gr). El azúcar vainillado seguirá con la misma proporción (2 cucharaditas).
  • Cuanta más calidad tenga el yogur griego, mejor quedará el helado. La misma grasa que tiene el yogur hace que el helado quede más cremoso.
  • Puedes combinar éste helado con la mermelada que más te guste, y ponerle los toppings que desees (piña fresca, kiwi, coulis de frambuesa, sirope de chocolate, almendra crocanti, M&Ms, …).
  • Los tiempos empleados en el proceso de elaboración final (mezclas y congelación) son orientativos dependiendo de la heladera, o del congelador y batido manual que les hagamos. Tienes que comprobar la textura helada que más te gusta.
  • Si te gusta esta receta y quieres compartirla, deja un comentario en esta entrada o bien puedes pasar por el grupo de facebook «La cocina de Morilands» y dejar una foto de tu helado. En ambos casos estaremos encantados de ver los resultados de tus recetas.

Fuente: Recetas de rechupete.

La Cocina de Morilands

YOGUR HELADO con frambuesas

YOGUR HELADO con frambuesas

Quién no conoce hoy en día los helados de yogur que tan de moda están en todas las ciudades españolas? Son cada vez más conocidas las franquicias que nos invaden con helados de este tipo cargados con diferentes toppings (pepitas de chocolate, lacasitos, frutas frescas, almendra crocanti, galleta en polvo…). Lo bueno que tienen estos helados es que son de yogurt natural y no tienen la grasa que otros helados pueden contener. Los locales donde los venden son blancos impolutos combinados con colores fostoritos (verde, fucsia…) que te llaman la atención y que además, hacen que entres al menos a mirar.

Yo los he probado en contadas ocasiones, y siempre los he combinado con fruta fresca; no me gustan las combinaciones del yogur natural con el chocolate y allegados.

Pues ha llegado el momento de prepararlo en casa de manera muy sencilla, con unos simples pasos que nos dejarán un helado listo para combinarlo con los toppings que más nos gusten. Además, así vamos preparándonos para despedir las vacaciones y empezar «el plan» reduciendo algunas calorías… Es cuestión de proponérselo, aunque yo no lo consigo de ninguna forma.

YOGUR HELADO con frambuesas

Necesitarás…

  • 8 yogures griegos de calidad (azucarados).
  • 2 cucharadas de azúcar vainillada.
  • 100 gr de azúcar.
  • 2 cucharadas colmadas de mermelada de frambuesas.
  • Decoración: frambuesas naturales y/o hojas de menta.

Así se prepara…

  1. Vierte el contenido de los yogures griegos en un bol grande junto con el azúcar blanco y el vainillado. Mezcla bien con unas varillas eléctricas o manuales hasta conseguir una crema homogénea y el azúcar esté disuelto.
  2. Si tienes heladera, viérte el contenido en el recipiente de la misma y ponla a funcionar hasta comprobar que la crema está adquiriendo la textura mantecada del helado. Para la heladera y écha las cucharadas de mermelada de frambuesa. Ponla de nuevo a funcionar para que se mezcle la mermelada con el yogur (un par de minutos). Pasa el helado a un recipiente adecuado y guarda en el congelador hasta el momento de consumirlo.
  3. Si no tienes heladera, pon la crema batida en un recipiente apto para el congelador y guarda en él durante una hora. Pasada una hora, saca y vuelve a batir enérgicamente para evitar que ser formen cristales. Vuelve a meter la crema en el congelador y repite la operación unos 45 minutos después. Sigue este procedimiento durante las 2-3 horas siguientes. En el último batido, vierte la mermelada de frambuesa y mézclala con cuidado ayudándote con una cuchara o unas varillas manuales. Finalmente, deja en el congelador hasta el momento de servir.
  4. Cuando la vayas a consumir, saca el helado unos minutos antes para que recupere la textura cremosa y decora con unas hojitas de menta y unas frambuesas naturales (también las puedes tener congeladas).

Algunas consideraciones…

  • Si has comprado los yogures griegos sin azúcar, tendrás que doblar las cantidades de azúcar en la receta (100+100 gr). El azúcar vainillado seguirá con la misma proporción (2 cucharaditas).
  • Cuanta más calidad tenga el yogur griego, mejor quedará el helado. La misma grasa que tiene el yogur hace que el helado quede más cremoso.
  • Puedes combinar éste helado con la mermelada que más te guste, y ponerle los toppings que desees (piña fresca, kiwi, coulis de frambuesa, sirope de chocolate, almendra crocanti, M&Ms, …).
  • Los tiempos empleados en el proceso de elaboración final (mezclas y congelación) son orientativos dependiendo de la heladera, o del congelador y batido manual que les hagamos. Tienes que comprobar la textura helada que más te gusta.
  • Si te gusta esta receta y quieres compartirla, deja un comentario en esta entrada o bien puedes pasar por el grupo de facebook «La cocina de Morilands» y dejar una foto de tu helado. En ambos casos estaremos encantados de ver los resultados de tus recetas.

Fuente: Recetas de rechupete.

Quién no conoce hoy en día los helados de yogur que tan de moda están en todas las ciudades españolas? Son cada vez más conocidas las franquicias que nos invaden con helados de este tipo cargados con diferentes toppings (pepitas de chocolate, lacasitos, frutas frescas, almendra crocanti, galleta en polvo…). Lo bueno que tienen estos helados es que son de yogurt natural y no tienen la grasa que otros helados pueden contener. Los locales donde los venden son blancos impolutos combinados con colores fostoritos (verde, fucsia…) que te llaman la atención y que además, hacen que entres al menos a mirar.

Yo los he probado en contadas ocasiones, y siempre los he combinado con fruta fresca; no me gustan las combinaciones del yogur natural con el chocolate y allegados.

Pues ha llegado el momento de prepararlo en casa de manera muy sencilla, con unos simples pasos que nos dejarán un helado listo para combinarlo con los toppings que más nos gusten. Además, así vamos preparándonos para despedir las vacaciones y empezar «el plan» reduciendo algunas calorías… Es cuestión de proponérselo, aunque yo no lo consigo de ninguna forma.

YOGUR HELADO con frambuesas

Necesitarás…

  • 8 yogures griegos de calidad (azucarados).
  • 2 cucharadas de azúcar vainillada.
  • 100 gr de azúcar.
  • 2 cucharadas colmadas de mermelada de frambuesas.
  • Decoración: frambuesas naturales y/o hojas de menta.

Así se prepara…

  1. Vierte el contenido de los yogures griegos en un bol grande junto con el azúcar blanco y el vainillado. Mezcla bien con unas varillas eléctricas o manuales hasta conseguir una crema homogénea y el azúcar esté disuelto.
  2. Si tienes heladera, viérte el contenido en el recipiente de la misma y ponla a funcionar hasta comprobar que la crema está adquiriendo la textura mantecada del helado. Para la heladera y écha las cucharadas de mermelada de frambuesa. Ponla de nuevo a funcionar para que se mezcle la mermelada con el yogur (un par de minutos). Pasa el helado a un recipiente adecuado y guarda en el congelador hasta el momento de consumirlo.
  3. Si no tienes heladera, pon la crema batida en un recipiente apto para el congelador y guarda en él durante una hora. Pasada una hora, saca y vuelve a batir enérgicamente para evitar que ser formen cristales. Vuelve a meter la crema en el congelador y repite la operación unos 45 minutos después. Sigue este procedimiento durante las 2-3 horas siguientes. En el último batido, vierte la mermelada de frambuesa y mézclala con cuidado ayudándote con una cuchara o unas varillas manuales. Finalmente, deja en el congelador hasta el momento de servir.
  4. Cuando la vayas a consumir, saca el helado unos minutos antes para que recupere la textura cremosa y decora con unas hojitas de menta y unas frambuesas naturales (también las puedes tener congeladas).

Algunas consideraciones…

  • Si has comprado los yogures griegos sin azúcar, tendrás que doblar las cantidades de azúcar en la receta (100+100 gr). El azúcar vainillado seguirá con la misma proporción (2 cucharaditas).
  • Cuanta más calidad tenga el yogur griego, mejor quedará el helado. La misma grasa que tiene el yogur hace que el helado quede más cremoso.
  • Puedes combinar éste helado con la mermelada que más te guste, y ponerle los toppings que desees (piña fresca, kiwi, coulis de frambuesa, sirope de chocolate, almendra crocanti, M&Ms, …).
  • Los tiempos empleados en el proceso de elaboración final (mezclas y congelación) son orientativos dependiendo de la heladera, o del congelador y batido manual que les hagamos. Tienes que comprobar la textura helada que más te gusta.
  • Si te gusta esta receta y quieres compartirla, deja un comentario en esta entrada o bien puedes pasar por el grupo de facebook «La cocina de Morilands» y dejar una foto de tu helado. En ambos casos estaremos encantados de ver los resultados de tus recetas.

Fuente: Recetas de rechupete.





9 Comentarios a “YOGUR HELADO con frambuesas”

  1. GRACIAS , GRACIAS Y GRACIAS . NO PUEDO DECIR NADA MAS

    guada, agosto 21, 2012, 2:07 pm | Responder a este comentario
  2. hola:
    una cuestión, le podemos añadir azúcar invertido?en la proporción correspondiente claro. gracias

    natalia, agosto 23, 2012, 6:26 pm | Responder a este comentario
  3. Mis hijas estan abonadas a ese yogurth helado.Hoy he preparado esta receta y les ha encantado.Gracias por la receta.La de la tarta helada con vainilla la hice pero fué un rotundo fracaso,el bizcocho estaba incomestible y despues de dos horas fuera del congelador aún no había forma de partirlo, no sé que falló

    Kika, agosto 23, 2012, 11:02 pm | Responder a este comentario
    • Kika, qué bien que les haya gustado el helado. Lo de la tarta no lo entiendo, es raro, porque yo la he hecho ya dos veces este verano y el bizcocho es exquisito, queda genial… Le has puesto las cantidades exactas??? Inténtalo de nuevo, y ya me dices. Un saludo, y gracias por comentar…

      Juanfra, agosto 24, 2012, 8:39 am | Responder a este comentario
  4. Vale,lo intentaré otra vez y ya te contaré.Cuánto tiempo antes lo sacas del congelador?

    Kika, agosto 24, 2012, 4:17 pm | Responder a este comentario
  5. Se podría sustituir el azúcar por algún edulcorante? Y en qué proporción?
    Enhorabuena por tu blog, además de recetas buenas, vistosas. Igual que la imagen del blog. Todo muy cuidado.

    Ana, abril 7, 2013, 4:39 pm | Responder a este comentario
    • Hola Ana… por supuesto que lo puedes sustituir, tanto por asparmato, sacarina en polvo, truvía, lo que pasa es que cambiará el sabor. Las proporciones no las sé, pero te lo pondrá seguro en el envase del edulcorante…. Gracias por tus palabras… Un saludo

      Juanfra, abril 7, 2013, 5:42 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: