PASTAS noruegas

La Cocina de Morilands

PASTAS noruegas

¿Quién ha dicho que el verano se está acabando? Yo creo que al menos por esta zona del sur, ahora está en pleno apogeo y que no tienen pensamientos de irse tan pronto. Hace mucho calor, bochorno, aunque nada comparado con aquella semana horrible a la vuelta de mis vacaciones en Francia. No se podía estar en la calle…!!!

A pesar de hacer calor, y que apetezcan recetas frescas, yo sigo encendiendo el horno como el que más. Aire acondicionado a tope y una buena dosis de paciencia, al final tenemos repostería fresca y casera que nos encanta y que no es nada comparable con la comprada. A que sí? Pues hay que encender el horno en verano como en invierno, que luego tenemos unos resultados muy buenos y nos alegramos.

Estas pastas noruegas (o galletas de mantequilla), son para chuparse los dedos. Son sencillas de preparar y además, llevan muy pocos ingredientes. Las tendrás preparadas en poco tiempo y quedarás genial para un café o merienda con los amigos (si es que consigues que te queden y no te las has comido conforme van saliendo del horno). Yo se las he llevado a mis padres, aunque me he quedado con unas 6-7 para tenerlas en la lata guardadas, aunque no creo que duren mucho.

Vamos con la receta…

PASTAS noruegas

Necesitarás…

Para unas 24 pastas aproximadamente.

  • 300 gr de harina de repostería.
  • 1 yema de huevo grande cruda.
  • 1 yema de huevo grande cocida.
  • 150 gr de mantequilla de calidad.
  • 70 gr de azúcar.
Para adornar:
  • Un huevo batido.
  • Almendras laminadas.
  • Un tenedor.

Así se prepara…

  1. SI tienes thermomix, vierte todos los ingredientes en el vaso siguiendo el mismo orden en el que aparecen en la lista de ingredientes. Programa 20 segundos velocidad 6.
  2. Saca la masa del vaso y haz una bola compacta. Aplástala un poco dando forma de óvalo y cubre con film transparente. Deja reposar unos 30 minutos en el frigorífico.
  3. Pasado el tiempo de reposo, precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo y saca la masa del frigo. Colócala entre dos láminas de film transparente o papel de horno y con ayuda de un rodillo extiende la masa hasta dejarla de un grosor de un centímetro.
  4. Con ayuda de un cortapastas de bordes rizados o uno redondo cualquiera ve formando porciones.  Colócalas suficientemente separadas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.
  5. Bate un huevo y pincela con él las galletas, con cuidado de dar un baño uniforme y no en grandes cantidades. Pasa los dientes de un tenedor por encima para hacerle unas marcas en el centro de la galleta. Deja reposar otros 10 minutos en la nevera. Pasado este tiempo, hornea durante 12-15 minutos aproximadamente.
  6. Con el resto de la masa sigue el mismo procedimiento hasta acabar con la misma. A éstas puedes ponerles las almendras laminadas en la superficie justo en el momento que vayas a hornearlas. Deja reposar las galletas cortadas en la bandeja dentro de la nevera.
  7. Una vez horneadas, y en el punto de cocción que más te gusten, saca y deja enfriar en una rejilla. Al principio estarán más blandas, pero conforme enfrían se van endureciendo. No te pases con la cocción que se tostarán demasiado.
  8. Si NO tienes thermomix, comienza poniendo la mantequilla unos segundos en el microondas para ablandarla. En un bol haz con la harina un volcán; añade en medio la mantequilla, el azúcar, la yema de huevo cruda y la cocida (desmenuzada). Mezcla hasta conseguir una masa homogénea, nada pegajosa y que se pueda manejar fácilmente. Para el resto, sigue el mismo procedimiento anteriormente explicado.

Algunas consideraciones:

  • Puedes usar el cortapastas que más te guste para dar forma a las galletas; si no tienes de bordes rizados, puedes ayudarte incluso con los bordes de un vaso pequeño.
  • Si quieres endulzar un poco más las galletas, puedes darles un baño de chocolate, a toda la galleta, a una parte o hacer rallitas sobre la superficie.
  • Usa unos buenos ingredientes y te quedarán unas galletas más sabrosas. En esta receta, un ingrediente de calidad sería una buena mantequilla.
  • Si quieres comentar esta receta, puedes hacerlo en apartado que tenéis abajo o pasándote por el grupo de facebook «La cocina de Morilands«.  Además, puedes enseñarnos tus pastas horneadas.

Fuente: webosfritos

La Cocina de Morilands

PASTAS noruegas

PASTAS noruegas

¿Quién ha dicho que el verano se está acabando? Yo creo que al menos por esta zona del sur, ahora está en pleno apogeo y que no tienen pensamientos de irse tan pronto. Hace mucho calor, bochorno, aunque nada comparado con aquella semana horrible a la vuelta de mis vacaciones en Francia. No se podía estar en la calle…!!!

A pesar de hacer calor, y que apetezcan recetas frescas, yo sigo encendiendo el horno como el que más. Aire acondicionado a tope y una buena dosis de paciencia, al final tenemos repostería fresca y casera que nos encanta y que no es nada comparable con la comprada. A que sí? Pues hay que encender el horno en verano como en invierno, que luego tenemos unos resultados muy buenos y nos alegramos.

Estas pastas noruegas (o galletas de mantequilla), son para chuparse los dedos. Son sencillas de preparar y además, llevan muy pocos ingredientes. Las tendrás preparadas en poco tiempo y quedarás genial para un café o merienda con los amigos (si es que consigues que te queden y no te las has comido conforme van saliendo del horno). Yo se las he llevado a mis padres, aunque me he quedado con unas 6-7 para tenerlas en la lata guardadas, aunque no creo que duren mucho.

Vamos con la receta…

PASTAS noruegas

Necesitarás…

Para unas 24 pastas aproximadamente.

  • 300 gr de harina de repostería.
  • 1 yema de huevo grande cruda.
  • 1 yema de huevo grande cocida.
  • 150 gr de mantequilla de calidad.
  • 70 gr de azúcar.
Para adornar:
  • Un huevo batido.
  • Almendras laminadas.
  • Un tenedor.

Así se prepara…

  1. SI tienes thermomix, vierte todos los ingredientes en el vaso siguiendo el mismo orden en el que aparecen en la lista de ingredientes. Programa 20 segundos velocidad 6.
  2. Saca la masa del vaso y haz una bola compacta. Aplástala un poco dando forma de óvalo y cubre con film transparente. Deja reposar unos 30 minutos en el frigorífico.
  3. Pasado el tiempo de reposo, precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo y saca la masa del frigo. Colócala entre dos láminas de film transparente o papel de horno y con ayuda de un rodillo extiende la masa hasta dejarla de un grosor de un centímetro.
  4. Con ayuda de un cortapastas de bordes rizados o uno redondo cualquiera ve formando porciones.  Colócalas suficientemente separadas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.
  5. Bate un huevo y pincela con él las galletas, con cuidado de dar un baño uniforme y no en grandes cantidades. Pasa los dientes de un tenedor por encima para hacerle unas marcas en el centro de la galleta. Deja reposar otros 10 minutos en la nevera. Pasado este tiempo, hornea durante 12-15 minutos aproximadamente.
  6. Con el resto de la masa sigue el mismo procedimiento hasta acabar con la misma. A éstas puedes ponerles las almendras laminadas en la superficie justo en el momento que vayas a hornearlas. Deja reposar las galletas cortadas en la bandeja dentro de la nevera.
  7. Una vez horneadas, y en el punto de cocción que más te gusten, saca y deja enfriar en una rejilla. Al principio estarán más blandas, pero conforme enfrían se van endureciendo. No te pases con la cocción que se tostarán demasiado.
  8. Si NO tienes thermomix, comienza poniendo la mantequilla unos segundos en el microondas para ablandarla. En un bol haz con la harina un volcán; añade en medio la mantequilla, el azúcar, la yema de huevo cruda y la cocida (desmenuzada). Mezcla hasta conseguir una masa homogénea, nada pegajosa y que se pueda manejar fácilmente. Para el resto, sigue el mismo procedimiento anteriormente explicado.

Algunas consideraciones:

  • Puedes usar el cortapastas que más te guste para dar forma a las galletas; si no tienes de bordes rizados, puedes ayudarte incluso con los bordes de un vaso pequeño.
  • Si quieres endulzar un poco más las galletas, puedes darles un baño de chocolate, a toda la galleta, a una parte o hacer rallitas sobre la superficie.
  • Usa unos buenos ingredientes y te quedarán unas galletas más sabrosas. En esta receta, un ingrediente de calidad sería una buena mantequilla.
  • Si quieres comentar esta receta, puedes hacerlo en apartado que tenéis abajo o pasándote por el grupo de facebook «La cocina de Morilands«.  Además, puedes enseñarnos tus pastas horneadas.

Fuente: webosfritos

¿Quién ha dicho que el verano se está acabando? Yo creo que al menos por esta zona del sur, ahora está en pleno apogeo y que no tienen pensamientos de irse tan pronto. Hace mucho calor, bochorno, aunque nada comparado con aquella semana horrible a la vuelta de mis vacaciones en Francia. No se podía estar en la calle…!!!

A pesar de hacer calor, y que apetezcan recetas frescas, yo sigo encendiendo el horno como el que más. Aire acondicionado a tope y una buena dosis de paciencia, al final tenemos repostería fresca y casera que nos encanta y que no es nada comparable con la comprada. A que sí? Pues hay que encender el horno en verano como en invierno, que luego tenemos unos resultados muy buenos y nos alegramos.

Estas pastas noruegas (o galletas de mantequilla), son para chuparse los dedos. Son sencillas de preparar y además, llevan muy pocos ingredientes. Las tendrás preparadas en poco tiempo y quedarás genial para un café o merienda con los amigos (si es que consigues que te queden y no te las has comido conforme van saliendo del horno). Yo se las he llevado a mis padres, aunque me he quedado con unas 6-7 para tenerlas en la lata guardadas, aunque no creo que duren mucho.

Vamos con la receta…

PASTAS noruegas

Necesitarás…

Para unas 24 pastas aproximadamente.

  • 300 gr de harina de repostería.
  • 1 yema de huevo grande cruda.
  • 1 yema de huevo grande cocida.
  • 150 gr de mantequilla de calidad.
  • 70 gr de azúcar.
Para adornar:
  • Un huevo batido.
  • Almendras laminadas.
  • Un tenedor.

Así se prepara…

  1. SI tienes thermomix, vierte todos los ingredientes en el vaso siguiendo el mismo orden en el que aparecen en la lista de ingredientes. Programa 20 segundos velocidad 6.
  2. Saca la masa del vaso y haz una bola compacta. Aplástala un poco dando forma de óvalo y cubre con film transparente. Deja reposar unos 30 minutos en el frigorífico.
  3. Pasado el tiempo de reposo, precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo y saca la masa del frigo. Colócala entre dos láminas de film transparente o papel de horno y con ayuda de un rodillo extiende la masa hasta dejarla de un grosor de un centímetro.
  4. Con ayuda de un cortapastas de bordes rizados o uno redondo cualquiera ve formando porciones.  Colócalas suficientemente separadas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.
  5. Bate un huevo y pincela con él las galletas, con cuidado de dar un baño uniforme y no en grandes cantidades. Pasa los dientes de un tenedor por encima para hacerle unas marcas en el centro de la galleta. Deja reposar otros 10 minutos en la nevera. Pasado este tiempo, hornea durante 12-15 minutos aproximadamente.
  6. Con el resto de la masa sigue el mismo procedimiento hasta acabar con la misma. A éstas puedes ponerles las almendras laminadas en la superficie justo en el momento que vayas a hornearlas. Deja reposar las galletas cortadas en la bandeja dentro de la nevera.
  7. Una vez horneadas, y en el punto de cocción que más te gusten, saca y deja enfriar en una rejilla. Al principio estarán más blandas, pero conforme enfrían se van endureciendo. No te pases con la cocción que se tostarán demasiado.
  8. Si NO tienes thermomix, comienza poniendo la mantequilla unos segundos en el microondas para ablandarla. En un bol haz con la harina un volcán; añade en medio la mantequilla, el azúcar, la yema de huevo cruda y la cocida (desmenuzada). Mezcla hasta conseguir una masa homogénea, nada pegajosa y que se pueda manejar fácilmente. Para el resto, sigue el mismo procedimiento anteriormente explicado.

Algunas consideraciones:

  • Puedes usar el cortapastas que más te guste para dar forma a las galletas; si no tienes de bordes rizados, puedes ayudarte incluso con los bordes de un vaso pequeño.
  • Si quieres endulzar un poco más las galletas, puedes darles un baño de chocolate, a toda la galleta, a una parte o hacer rallitas sobre la superficie.
  • Usa unos buenos ingredientes y te quedarán unas galletas más sabrosas. En esta receta, un ingrediente de calidad sería una buena mantequilla.
  • Si quieres comentar esta receta, puedes hacerlo en apartado que tenéis abajo o pasándote por el grupo de facebook «La cocina de Morilands«.  Además, puedes enseñarnos tus pastas horneadas.

Fuente: webosfritos





3 Comentarios a “PASTAS noruegas”

  1. me parecen buenisimas , esta tarde ya tengo trabajo , mi hija ya lo esta deseando . un saludo

    guada, agosto 24, 2012, 10:11 am | Responder a este comentario
  2. Me gusta mucho tu página.
    Como la tienes planteada y las recetas
    Felicidades

    Viki, septiembre 15, 2012, 5:09 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: