HELADO de vainilla

La Cocina de Morilands

HELADO de vainilla

El helado de vainilla es ya un clásico en todos los expositores de heladerías y demás establecimientos que los venden. Cada vez los hacen de más variedades y con diferentes “extras” para hacerlos más llamativos.  Además, se usa mucho para acompañar otros postres como el brownie y el coulant.

Aunque siempre he matado por un helado y sobre todo por uno de vainilla, mi obsesión este verano es ya brutal. No tomo de otro que no sea vainilla, pistacho o chocolate y es que cada día me gustan más. Los de vainilla con nueces de macadamia, con nueces de pecán, con galletas oreo… y es que hay tantas variedades y cada una con un sabor distinto que no sé por cuál decidirme.

No os imagináis lo rico que está este helado, de todos los que he hecho con heladera, éste se lleva la palma. El sabor de las semillas de vainilla en la crema es tan auténtico que lo hace único. Además, es muy fácil de preparar, tanto con heladera como sin ella.

HELADO de vainilla

Necesitarás…

  • 150 ml de leche.
  • 150 ml de nata para montar.
  • 4 yemas de huevo.
  • 120 gr de azúcar.
  • 300 ml de nata.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 pizca de sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, parte la vaina de vainilla por la mitad y extrae las semillas con cuidado. Reserva.
  2. En un cazo pon la leche, la nata, la vaina de vainilla y las semillas. Calienta pero sin llegar a hervir.
  3. Mientras tanto, en un bol aparte bate el azúcar y las yemas de huevo hasta que estén integrados por completo. Yo lo he mezclado en la Kitchen Aid a velocidad baja.
  4. Retira la vaina de vainilla del cazo y ve echando con cuidado y sin dejar de mover la mezcla de nata y leche. Cuando esté totalmente integrado, vuelve a echar esta mezcla en el cazo y calienta sin dejar de remover hasta conseguir que la crema se espese un poco y empiecen a aparecer pequeñas burbujas (no tiene que hervir). Pasa la mezcla a un bol más grande y mezcla con los 300 ml de nata y  la sal. Mezcla bien para que quede bien integrado todo.
  5. Tapa con un film transparente y deja enfriar bien en la nevera.
  6. Pasadas unas horas y una vez que la crema está completamente fría, vierte en una heladera y ponla a funcionar según las instrucciones de la máquina. A mi me ha tardado unos 2o minutos aproximadamente. Pasa el helado a un recipiente y congela hasta el momento de servir.
  7. Si no tienes heladera, pasa la crema a un recipiente y congela. Cada hora saca y ve batiendo enérgicamente para eliminar los cristales que se van formando.  Repite la operación 3-4 veces hasta comprobar que tiene una textura de helado cremoso.

Algunas cosinderaciones…

  • Si no tienes vaina de vainilla o no la encuentras en los super, puedes sustituirla por dos cucharaditas de esencia de vainilla natural.
  • Si quieres poner galletas, lacasitos o cualquier otro “extra”, incorpóralo cuando ya esté casi acabado de hacer el helado. Pon la heladera a funcionar para integrarlo bien y listo. Si no tienes heladera y lo bates con varillas, incorpóralos al final.
  • Pues combinar éste helado como más te guste, con trocitos de fruta de temporada, con chocolate, bizcocho…

Fuente: wholekitchen

La Cocina de Morilands

HELADO de vainilla

HELADO de vainilla

El helado de vainilla es ya un clásico en todos los expositores de heladerías y demás establecimientos que los venden. Cada vez los hacen de más variedades y con diferentes “extras” para hacerlos más llamativos.  Además, se usa mucho para acompañar otros postres como el brownie y el coulant.

Aunque siempre he matado por un helado y sobre todo por uno de vainilla, mi obsesión este verano es ya brutal. No tomo de otro que no sea vainilla, pistacho o chocolate y es que cada día me gustan más. Los de vainilla con nueces de macadamia, con nueces de pecán, con galletas oreo… y es que hay tantas variedades y cada una con un sabor distinto que no sé por cuál decidirme.

No os imagináis lo rico que está este helado, de todos los que he hecho con heladera, éste se lleva la palma. El sabor de las semillas de vainilla en la crema es tan auténtico que lo hace único. Además, es muy fácil de preparar, tanto con heladera como sin ella.

HELADO de vainilla

Necesitarás…

  • 150 ml de leche.
  • 150 ml de nata para montar.
  • 4 yemas de huevo.
  • 120 gr de azúcar.
  • 300 ml de nata.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 pizca de sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, parte la vaina de vainilla por la mitad y extrae las semillas con cuidado. Reserva.
  2. En un cazo pon la leche, la nata, la vaina de vainilla y las semillas. Calienta pero sin llegar a hervir.
  3. Mientras tanto, en un bol aparte bate el azúcar y las yemas de huevo hasta que estén integrados por completo. Yo lo he mezclado en la Kitchen Aid a velocidad baja.
  4. Retira la vaina de vainilla del cazo y ve echando con cuidado y sin dejar de mover la mezcla de nata y leche. Cuando esté totalmente integrado, vuelve a echar esta mezcla en el cazo y calienta sin dejar de remover hasta conseguir que la crema se espese un poco y empiecen a aparecer pequeñas burbujas (no tiene que hervir). Pasa la mezcla a un bol más grande y mezcla con los 300 ml de nata y  la sal. Mezcla bien para que quede bien integrado todo.
  5. Tapa con un film transparente y deja enfriar bien en la nevera.
  6. Pasadas unas horas y una vez que la crema está completamente fría, vierte en una heladera y ponla a funcionar según las instrucciones de la máquina. A mi me ha tardado unos 2o minutos aproximadamente. Pasa el helado a un recipiente y congela hasta el momento de servir.
  7. Si no tienes heladera, pasa la crema a un recipiente y congela. Cada hora saca y ve batiendo enérgicamente para eliminar los cristales que se van formando.  Repite la operación 3-4 veces hasta comprobar que tiene una textura de helado cremoso.

Algunas cosinderaciones…

  • Si no tienes vaina de vainilla o no la encuentras en los super, puedes sustituirla por dos cucharaditas de esencia de vainilla natural.
  • Si quieres poner galletas, lacasitos o cualquier otro “extra”, incorpóralo cuando ya esté casi acabado de hacer el helado. Pon la heladera a funcionar para integrarlo bien y listo. Si no tienes heladera y lo bates con varillas, incorpóralos al final.
  • Pues combinar éste helado como más te guste, con trocitos de fruta de temporada, con chocolate, bizcocho…

Fuente: wholekitchen

El helado de vainilla es ya un clásico en todos los expositores de heladerías y demás establecimientos que los venden. Cada vez los hacen de más variedades y con diferentes “extras” para hacerlos más llamativos.  Además, se usa mucho para acompañar otros postres como el brownie y el coulant.

Aunque siempre he matado por un helado y sobre todo por uno de vainilla, mi obsesión este verano es ya brutal. No tomo de otro que no sea vainilla, pistacho o chocolate y es que cada día me gustan más. Los de vainilla con nueces de macadamia, con nueces de pecán, con galletas oreo… y es que hay tantas variedades y cada una con un sabor distinto que no sé por cuál decidirme.

No os imagináis lo rico que está este helado, de todos los que he hecho con heladera, éste se lleva la palma. El sabor de las semillas de vainilla en la crema es tan auténtico que lo hace único. Además, es muy fácil de preparar, tanto con heladera como sin ella.

HELADO de vainilla

Necesitarás…

  • 150 ml de leche.
  • 150 ml de nata para montar.
  • 4 yemas de huevo.
  • 120 gr de azúcar.
  • 300 ml de nata.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 pizca de sal.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, parte la vaina de vainilla por la mitad y extrae las semillas con cuidado. Reserva.
  2. En un cazo pon la leche, la nata, la vaina de vainilla y las semillas. Calienta pero sin llegar a hervir.
  3. Mientras tanto, en un bol aparte bate el azúcar y las yemas de huevo hasta que estén integrados por completo. Yo lo he mezclado en la Kitchen Aid a velocidad baja.
  4. Retira la vaina de vainilla del cazo y ve echando con cuidado y sin dejar de mover la mezcla de nata y leche. Cuando esté totalmente integrado, vuelve a echar esta mezcla en el cazo y calienta sin dejar de remover hasta conseguir que la crema se espese un poco y empiecen a aparecer pequeñas burbujas (no tiene que hervir). Pasa la mezcla a un bol más grande y mezcla con los 300 ml de nata y  la sal. Mezcla bien para que quede bien integrado todo.
  5. Tapa con un film transparente y deja enfriar bien en la nevera.
  6. Pasadas unas horas y una vez que la crema está completamente fría, vierte en una heladera y ponla a funcionar según las instrucciones de la máquina. A mi me ha tardado unos 2o minutos aproximadamente. Pasa el helado a un recipiente y congela hasta el momento de servir.
  7. Si no tienes heladera, pasa la crema a un recipiente y congela. Cada hora saca y ve batiendo enérgicamente para eliminar los cristales que se van formando.  Repite la operación 3-4 veces hasta comprobar que tiene una textura de helado cremoso.

Algunas cosinderaciones…

  • Si no tienes vaina de vainilla o no la encuentras en los super, puedes sustituirla por dos cucharaditas de esencia de vainilla natural.
  • Si quieres poner galletas, lacasitos o cualquier otro “extra”, incorpóralo cuando ya esté casi acabado de hacer el helado. Pon la heladera a funcionar para integrarlo bien y listo. Si no tienes heladera y lo bates con varillas, incorpóralos al final.
  • Pues combinar éste helado como más te guste, con trocitos de fruta de temporada, con chocolate, bizcocho…

Fuente: wholekitchen





12 Comentarios a “HELADO de vainilla”

  1. Buenisima la pinta de este helado, que sepas que has sido el culpable de que me compre la heladera, al final he picado viendo tus recetas, ummmmmmmm ya veremos que tal me sale, bueno un besito y feliz verano.

    sonia, agosto 5, 2012, 1:06 pm | Responder a este comentario
  2. Siempre te leo,aunque es la primera vez que comento, y me gustan mucho tus recetas. Te lo curras mucho!!.
    Unas preguntitas:
    Que heladera usas?, le sacas partido a la kitchen aid teniendo la thermo? Donde la has comprado?, es que llevo tiempo tentada…y no se si picare…
    Gracias!!

    María, agosto 5, 2012, 9:15 pm | Responder a este comentario
    • Pues la heladera que uso es una que me dió mi tía, es antigua, una Moulinex normal y corriente. Yo sí que uso la kitchen Aid, pero no lo que me gustaría, porque todo lo que hago en ella es repostería y la verdad es que no debo comer mucho, así que… pero sí que la uso. Uso la Kaid todo lo posible, dejando la thermo para las recetas que sólo son para eso. A veces uso las dos, la Thermo para pesar ingredientes y en la Kaid hago todas las mezclas.. Yo sí que te la recomiendo. Me la compré en el Corte inglés. Un saludo

      Juanfra, agosto 7, 2012, 1:04 am | Responder a este comentario
  3. Necesito hacer helado de vainilla para una cena especial de muchas personas, voy a hacer unas de tus recetas,pero cual me recomiendas?con maicena y la nata montada o esta?gracias

    Kika, septiembre 11, 2012, 9:10 am | Responder a este comentario
  4. Ayer hice el helado de vainilla con el brownie clásico y una salsa caliente de chocolate.¡Fué todo un éxito! Gracias por tus recetas.

    Kika, septiembre 19, 2012, 6:39 pm | Responder a este comentario
  5. En los ingredientes haces referencia a 150 ml de nata para montar y 300 ml de nata. ¿De qué tipo es la segunda? ¿Qué cantidad habría que añadir de nueces de macadamia para esta receta?

    Miguel, mayo 25, 2013, 6:33 pm | Responder a este comentario
    • Los dos tipos de nata son para montar. En cuanto a las nueces de macadamia, puedes ponérselas al final, cuando ya esté casi listo el helado, las incorporas y dejas mover un poco más la mezcla en la heladera para que se integren bien por toda la mezcla.

      Juanfra, mayo 25, 2013, 6:38 pm | Responder a este comentario
  6. Hola. Me encanta tu blog. Acabo de comprarme una heladera y este fin de semana me pongo a ello para ir probando. Quiero hacer este helado de vainilla pero me gustaria con nueces de macadamia. Me podrías explicar como poner este ingrediente y que cantidad mas o menos?gracias

    Anna, abril 6, 2017, 12:01 am | Responder a este comentario
    • Pon las nueces de macadamia troceadas una vez que el helado esté ya casi acabado y lo mezclas un poco en la misma heladera (al final de todo). Y nada más, lo dejas mezclar con la crema y al congelador. Espero que te guste. Un saludo

      Juanfra, abril 10, 2017, 5:55 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: