CRÊPES

La Cocina de Morilands

CRÊPES

Los crêpes son tan conocidos hoy en día que no necesitan explición alguna sobre qué son ni de dónde proceden aunque sí que cabe hacer algunas menciones sobre su origen. Los verdaderos crêpes, los que llevan este nombre en concreto proceden de la región francesa de Bretagne y allí hay dos variantes muy conocidas, los dulces y los salados. Ha sido tal su repercusión que hoy en día los encontramos por numerosos establecimientos en muchos rincones de las ciudades, e incluso nos venden ya unos preparados en polvo parra agregar leche y tener la masa lista.  Lógicamente, ésta no es la mejor opción, donde se ponga una buena masa con huevos y leche fresca, que se quiten los preparados.

Cada vez son más los lugares donde podemos encontrar crêpes, desde auténticos establecimientos al más puro estilo francés que se dedican exclusivamente a su preparación hasta pequeños puestecillos en mercadillos medievales donde también tiene su encanto degustar uno de éstos.

Hay muchas recetas y bastante diferentes, sobre todo en la combinación final: en algunos casos se flambean con licores, en otras se rellenan de nutella, de miel, de mermelada; la variante salada con jamón y queso, con pisto,…

Hoy os dejo la receta que he preparado y que creo que seguiré haciendo de ahora en adelante, porque es sencilla y muy rica, y nos puede servir de base para otras recetas posteriores. Aquí la tenéis…

CRÊPES

Necesitarás…

  • 2 huevos grandes.
  • 500 gr de leche entera.
  • 1 pellizco de sal.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 25 gr de mantequilla derretida.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
  • La ralladura de un limón pequeño.
  • 15 gr de azúcar.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, lava y seca el limón. Ralla sólo la parte amarilla y reserva.
  2. Vierte en un bol o en el vaso de la batidora la leche, la harina, la sal, la mantequilla derretida y los huevos y bate a velocidad media hasta conseguir una crema homogénea y sin grumos. Deja reposar la masa ahí mismo durante una hora aproximadamente.
  3. Pasado el tiempo de reposo, añade la ralladura de limón, la esencia de vainilla y los 15 gr de azúcar que teníamos reservados. Vuelve a batir hasta que quede todo bien integrado en la masa.
  4. En una sartén antiadherente pequeña o del tamaño que elijas, ve untando con un poco de mantequilla para prepararla antes de verter la masa. (el primer crêpe te saldrá un poco feo pero los demás, irán perfectos). No te pases de mantequilla, sólo la necesaria para engrasar bien la sartén.
  5. Una vez caliente la sartén y preparada, ve echando la masa de manera que cubra todo el fondo (no demasiada masa, deben de quedar finitos). Levanta, gira e inclina la sartén para que la masa se expanda por todo.
  6. Deja dorar unos 15-20 segundos a temperatura media y en el momento que esté dorada y los bordes se empiecen a doblar hacia arriba, dale la vuelta con ayuda de un tenedor y una espátula. Sigue de la misma forma hasta que estén doradas por ambos lados y una vez listas, ve reservando en un plato.
  7. Continúa con el mismo procedimiento hasta acabar con toda la masa.

Algunas consideraciones…

  • Si al darle la vuelta al crêpe compruebas que el tostado no está dorado, será porque le falta huevo a la masa. Echa un huevo pequeño en la masa y vuelve a batir hasta que quede bien integrado. Ahora continúa con la receta siguiendo los mismos pasos.
  • Con las medidas que os dejo salen crêpes para unas 3-4 personas. Yo uso una plancha que tengo para este tipo de preparaciones y se van haciendo 6 pequeños al mismo tiempo. Si los preparas en una sartén grande te saldrán menos crêpes, por lo que puedes doblar las cantidades al inicio de la receta y seguir el mismo procedimiento.
  • Ve haciendo las crêpes una a una y ve apilándolas una sobre la otra, de esta manera conservarán mejor el calor y las tomarás calientes aunque las tengas hechas desde hace más tiempo.
  • Tienes diferentes variantes para rellenar y acompañar, desde crema pastelera, nutella, mermeladas, miel, azúcar glas, licores, hasta en las saladas donde puedes usar cualquier preparación y relleno que más te guste, como salpicón de mar, pisto, foie ..

Fuente: Recetas de rechupete.

La Cocina de Morilands

CRÊPES

CRÊPES

Los crêpes son tan conocidos hoy en día que no necesitan explición alguna sobre qué son ni de dónde proceden aunque sí que cabe hacer algunas menciones sobre su origen. Los verdaderos crêpes, los que llevan este nombre en concreto proceden de la región francesa de Bretagne y allí hay dos variantes muy conocidas, los dulces y los salados. Ha sido tal su repercusión que hoy en día los encontramos por numerosos establecimientos en muchos rincones de las ciudades, e incluso nos venden ya unos preparados en polvo parra agregar leche y tener la masa lista.  Lógicamente, ésta no es la mejor opción, donde se ponga una buena masa con huevos y leche fresca, que se quiten los preparados.

Cada vez son más los lugares donde podemos encontrar crêpes, desde auténticos establecimientos al más puro estilo francés que se dedican exclusivamente a su preparación hasta pequeños puestecillos en mercadillos medievales donde también tiene su encanto degustar uno de éstos.

Hay muchas recetas y bastante diferentes, sobre todo en la combinación final: en algunos casos se flambean con licores, en otras se rellenan de nutella, de miel, de mermelada; la variante salada con jamón y queso, con pisto,…

Hoy os dejo la receta que he preparado y que creo que seguiré haciendo de ahora en adelante, porque es sencilla y muy rica, y nos puede servir de base para otras recetas posteriores. Aquí la tenéis…

CRÊPES

Necesitarás…

  • 2 huevos grandes.
  • 500 gr de leche entera.
  • 1 pellizco de sal.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 25 gr de mantequilla derretida.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
  • La ralladura de un limón pequeño.
  • 15 gr de azúcar.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, lava y seca el limón. Ralla sólo la parte amarilla y reserva.
  2. Vierte en un bol o en el vaso de la batidora la leche, la harina, la sal, la mantequilla derretida y los huevos y bate a velocidad media hasta conseguir una crema homogénea y sin grumos. Deja reposar la masa ahí mismo durante una hora aproximadamente.
  3. Pasado el tiempo de reposo, añade la ralladura de limón, la esencia de vainilla y los 15 gr de azúcar que teníamos reservados. Vuelve a batir hasta que quede todo bien integrado en la masa.
  4. En una sartén antiadherente pequeña o del tamaño que elijas, ve untando con un poco de mantequilla para prepararla antes de verter la masa. (el primer crêpe te saldrá un poco feo pero los demás, irán perfectos). No te pases de mantequilla, sólo la necesaria para engrasar bien la sartén.
  5. Una vez caliente la sartén y preparada, ve echando la masa de manera que cubra todo el fondo (no demasiada masa, deben de quedar finitos). Levanta, gira e inclina la sartén para que la masa se expanda por todo.
  6. Deja dorar unos 15-20 segundos a temperatura media y en el momento que esté dorada y los bordes se empiecen a doblar hacia arriba, dale la vuelta con ayuda de un tenedor y una espátula. Sigue de la misma forma hasta que estén doradas por ambos lados y una vez listas, ve reservando en un plato.
  7. Continúa con el mismo procedimiento hasta acabar con toda la masa.

Algunas consideraciones…

  • Si al darle la vuelta al crêpe compruebas que el tostado no está dorado, será porque le falta huevo a la masa. Echa un huevo pequeño en la masa y vuelve a batir hasta que quede bien integrado. Ahora continúa con la receta siguiendo los mismos pasos.
  • Con las medidas que os dejo salen crêpes para unas 3-4 personas. Yo uso una plancha que tengo para este tipo de preparaciones y se van haciendo 6 pequeños al mismo tiempo. Si los preparas en una sartén grande te saldrán menos crêpes, por lo que puedes doblar las cantidades al inicio de la receta y seguir el mismo procedimiento.
  • Ve haciendo las crêpes una a una y ve apilándolas una sobre la otra, de esta manera conservarán mejor el calor y las tomarás calientes aunque las tengas hechas desde hace más tiempo.
  • Tienes diferentes variantes para rellenar y acompañar, desde crema pastelera, nutella, mermeladas, miel, azúcar glas, licores, hasta en las saladas donde puedes usar cualquier preparación y relleno que más te guste, como salpicón de mar, pisto, foie ..

Fuente: Recetas de rechupete.

Los crêpes son tan conocidos hoy en día que no necesitan explición alguna sobre qué son ni de dónde proceden aunque sí que cabe hacer algunas menciones sobre su origen. Los verdaderos crêpes, los que llevan este nombre en concreto proceden de la región francesa de Bretagne y allí hay dos variantes muy conocidas, los dulces y los salados. Ha sido tal su repercusión que hoy en día los encontramos por numerosos establecimientos en muchos rincones de las ciudades, e incluso nos venden ya unos preparados en polvo parra agregar leche y tener la masa lista.  Lógicamente, ésta no es la mejor opción, donde se ponga una buena masa con huevos y leche fresca, que se quiten los preparados.

Cada vez son más los lugares donde podemos encontrar crêpes, desde auténticos establecimientos al más puro estilo francés que se dedican exclusivamente a su preparación hasta pequeños puestecillos en mercadillos medievales donde también tiene su encanto degustar uno de éstos.

Hay muchas recetas y bastante diferentes, sobre todo en la combinación final: en algunos casos se flambean con licores, en otras se rellenan de nutella, de miel, de mermelada; la variante salada con jamón y queso, con pisto,…

Hoy os dejo la receta que he preparado y que creo que seguiré haciendo de ahora en adelante, porque es sencilla y muy rica, y nos puede servir de base para otras recetas posteriores. Aquí la tenéis…

CRÊPES

Necesitarás…

  • 2 huevos grandes.
  • 500 gr de leche entera.
  • 1 pellizco de sal.
  • 200 gr de harina de repostería.
  • 25 gr de mantequilla derretida.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.
  • La ralladura de un limón pequeño.
  • 15 gr de azúcar.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, lava y seca el limón. Ralla sólo la parte amarilla y reserva.
  2. Vierte en un bol o en el vaso de la batidora la leche, la harina, la sal, la mantequilla derretida y los huevos y bate a velocidad media hasta conseguir una crema homogénea y sin grumos. Deja reposar la masa ahí mismo durante una hora aproximadamente.
  3. Pasado el tiempo de reposo, añade la ralladura de limón, la esencia de vainilla y los 15 gr de azúcar que teníamos reservados. Vuelve a batir hasta que quede todo bien integrado en la masa.
  4. En una sartén antiadherente pequeña o del tamaño que elijas, ve untando con un poco de mantequilla para prepararla antes de verter la masa. (el primer crêpe te saldrá un poco feo pero los demás, irán perfectos). No te pases de mantequilla, sólo la necesaria para engrasar bien la sartén.
  5. Una vez caliente la sartén y preparada, ve echando la masa de manera que cubra todo el fondo (no demasiada masa, deben de quedar finitos). Levanta, gira e inclina la sartén para que la masa se expanda por todo.
  6. Deja dorar unos 15-20 segundos a temperatura media y en el momento que esté dorada y los bordes se empiecen a doblar hacia arriba, dale la vuelta con ayuda de un tenedor y una espátula. Sigue de la misma forma hasta que estén doradas por ambos lados y una vez listas, ve reservando en un plato.
  7. Continúa con el mismo procedimiento hasta acabar con toda la masa.

Algunas consideraciones…

  • Si al darle la vuelta al crêpe compruebas que el tostado no está dorado, será porque le falta huevo a la masa. Echa un huevo pequeño en la masa y vuelve a batir hasta que quede bien integrado. Ahora continúa con la receta siguiendo los mismos pasos.
  • Con las medidas que os dejo salen crêpes para unas 3-4 personas. Yo uso una plancha que tengo para este tipo de preparaciones y se van haciendo 6 pequeños al mismo tiempo. Si los preparas en una sartén grande te saldrán menos crêpes, por lo que puedes doblar las cantidades al inicio de la receta y seguir el mismo procedimiento.
  • Ve haciendo las crêpes una a una y ve apilándolas una sobre la otra, de esta manera conservarán mejor el calor y las tomarás calientes aunque las tengas hechas desde hace más tiempo.
  • Tienes diferentes variantes para rellenar y acompañar, desde crema pastelera, nutella, mermeladas, miel, azúcar glas, licores, hasta en las saladas donde puedes usar cualquier preparación y relleno que más te guste, como salpicón de mar, pisto, foie ..

Fuente: Recetas de rechupete.





4 Comentarios a “CRÊPES”

  1. ¡Me gusta mucho como te han quedado! Hace mucho tiempo que no los preparo! ¡Ya sabes, el problema con la lactosa y con soja no saben igual! Ahora que hay leche sin lactosa lo mismo me animo. ¡Gracias por tu receta! Besos y feliz fin de semana.
    http://comerespecial.blogspot.com

    Rosy BM, agosto 17, 2012, 8:34 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Tus recetas por correo: