TARTA de nata, chocolate y caramelo salado

La Cocina de Morilands

TARTA de nata, chocolate y caramelo salado

Últimamente tengo muchas cenas veraniegas en las que cada uno aportamos algo y así compartimos entre todos. A mi como siempre, me toca el postre y como tengo tantas recetas pendientes, nunca me decido por qué preparar. Finalmente, opto por llevar tartas que tengan un buen “saque” y gusten por su calidad de sabor. Ésta tarta es impresionante;  la he preparado ya en varias ocasiones y siempre es un triunfo, por el sabor de la base mezclada con el chocolate y el toque que le da el caramelo salado.

Es sencilla de preparar, aunque un poco “liosilla” en cuanto a los horarios puesto que hay que hacerlo con tiempo y tranquilidad, mejor de un día para otro. Yo empecé a hacerla por la noche, y se me hizo tarde con los tiempos de reposo de la masa en la nevera. La decoración la dejé para el día siguiente casi en el momento de consumirla. Si te organizas, todo irá sobre ruedas.

Vamos con la receta…

TARTA de nata, chocolate y caramelo salado

Necesitarás…

Para la masa:

  • 250 gr de harina.
  • 30 gr de almendra molida.
  • 150 gr de mantequilla.
  • 80 gr de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de vainilla en polvo o esencia de vainilla.
Para la salsa de caramelo salado:
  • 70 gr de azúcar.
  • 70 gr de nata.
  • 1 cucharadita de mantequilla.
  • 1 pizca de sal.
Para la crema de chocolate:
  • 500 gr de nata para montar.
  • 350 gr de chocolate fondant.
Para la nata montada:
  • 300 gr de nata para montar.
  • 50 gr de azúcar glas.
  • Cacao en polvo para espolvorear.

Así se prepara…

  1. Prepara en primer lugar, la masa quebrada. Mezcla la mantequilla muy fría cortada en taquitos y el resto de ingredientes hasta formar una bola y estar todo bien integrado. Si lo haces con Kitchen Aid, mezcla con la pala a velocidad media hasta que esté todo integrado. Si usas thermomix, 15 segundos a velocidad 6. Envuelve la bola en papel film transparente y deja reposar en el frigorífico durante 30 minutos como mínimo.
  2. Prepara un molde desmontable de 24 cm aproximadamente y engrásalo bien. Coloca una hoja de papel de hornear en la base.
  3. Pasado el tiempo de reposo de la masa, saca y extiende bien con ayuda de un rodillo hasta conseguir un grosor de 3 mm aproximadamente. Enrolla con el rodillo la masa y ve desenrollándola sobre el molde. Ajusta bien dándo la forma del molde y sella bien las paredes. Si quedan huecos vacíos cúbrelos con trozos de masa para que quede todo bien tapado. Elimina los restos de masa sobrante con ayuda del rodillo o de un cuchillo.  Reserva de nuevo en la nevera un mínimo de 30 minutos.
  4. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  5. Saca la tarta de la nevera y cubre bien toda la masa con papel de alumnio. Sobre ésta, pon un buen puñado de garbanzos para que hagan peso y la masa no suba al hornearla (no te preocupes que los garbanzos no se van a cocinar). Sella bien las paredes y pincha con un tenedor. Introduce en el horno y cuece durante 30-35 minutos hasta comprobar que la masa está lista. Una vez pasado el tiempo, saca y deja enfriar en una rejilla.
  6. Prepara ahora el caramelo salado. Prepara la nata y la mantequilla para tenerlas listas a la hora de incorporarlas. Pon el azúcar en un cazo a fuego medio y esperamos unos 2-3 minutos hasta que se convierta en caramelo.  Cuando tengamos un caramelo dorado, retiramos el cazo del fuego y rápidamente echamos la mantequilla, la sal y la nata que teníamos reservadas. Hemos de remover constantemente mientras las echamos para que no se endurezca y se vaya haciendo una crema líquida y espesa. Dejamos enfriar un poco el caramelo antes de verterlo sobre la base de la tarta.
  7. Desmolda con cuidado la base de la tarta y vierte el caramelo salado sobre ella. Extiende bien por toda la superficie. Reserva la tarta en la nevera.
  8. Prepara ahora la crema de chocolate.  Pon la nata a hervir en un cazo y mientras trocea el chocolate. Cuando hierva, retiramos el cazo del fuego y echamos el chocolate. Esperamos 2-3 minutos y empezamos a mover constantemente hasta que se convierta en una crema homogénea. Cuando la crema de chocolate haya enfriado un poco la vertemos sobre la tarta que teníamos reservada en la nevera y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente (mejor de un día para otro).
  9. Al día siguiente o momentos antes de consumir la tarta, montamos la nata. Vierte la nata muy fría y el azúcar en la batidora y monta hasta conseguir la textura deseada. Pon la nata en una manga pastelera con boquilla redonda y forma pequeños montoncitos sobre la crema de chocolate hasta acabar con toda ella. Finalmente, espolvorea un poco de cacao puro sobre la nata y reserva en la nevera hasta el momento de consumirla.
Ya tienes tu tarta lista para degustar. Aunque parezca una receta larga, no lo es. Simplemente es tener todos los ingredientes preparados y estar pendiente de los tiempos. Si quieres acelerar el proceso, puedes usar una base de masa quebrada comprada (no quedará igual que ésta) e incluso cambiar la base de masa quebrada por galletas pulverizadas con mantequilla. Os aconsejo seguir esta receta, el resultado es increible…

Fuente: La receta de la felicidad.

La Cocina de Morilands

TARTA de nata, chocolate y caramelo salado

TARTA de nata, chocolate y caramelo salado

Últimamente tengo muchas cenas veraniegas en las que cada uno aportamos algo y así compartimos entre todos. A mi como siempre, me toca el postre y como tengo tantas recetas pendientes, nunca me decido por qué preparar. Finalmente, opto por llevar tartas que tengan un buen “saque” y gusten por su calidad de sabor. Ésta tarta es impresionante;  la he preparado ya en varias ocasiones y siempre es un triunfo, por el sabor de la base mezclada con el chocolate y el toque que le da el caramelo salado.

Es sencilla de preparar, aunque un poco “liosilla” en cuanto a los horarios puesto que hay que hacerlo con tiempo y tranquilidad, mejor de un día para otro. Yo empecé a hacerla por la noche, y se me hizo tarde con los tiempos de reposo de la masa en la nevera. La decoración la dejé para el día siguiente casi en el momento de consumirla. Si te organizas, todo irá sobre ruedas.

Vamos con la receta…

TARTA de nata, chocolate y caramelo salado

Necesitarás…

Para la masa:

  • 250 gr de harina.
  • 30 gr de almendra molida.
  • 150 gr de mantequilla.
  • 80 gr de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de vainilla en polvo o esencia de vainilla.
Para la salsa de caramelo salado:
  • 70 gr de azúcar.
  • 70 gr de nata.
  • 1 cucharadita de mantequilla.
  • 1 pizca de sal.
Para la crema de chocolate:
  • 500 gr de nata para montar.
  • 350 gr de chocolate fondant.
Para la nata montada:
  • 300 gr de nata para montar.
  • 50 gr de azúcar glas.
  • Cacao en polvo para espolvorear.

Así se prepara…

  1. Prepara en primer lugar, la masa quebrada. Mezcla la mantequilla muy fría cortada en taquitos y el resto de ingredientes hasta formar una bola y estar todo bien integrado. Si lo haces con Kitchen Aid, mezcla con la pala a velocidad media hasta que esté todo integrado. Si usas thermomix, 15 segundos a velocidad 6. Envuelve la bola en papel film transparente y deja reposar en el frigorífico durante 30 minutos como mínimo.
  2. Prepara un molde desmontable de 24 cm aproximadamente y engrásalo bien. Coloca una hoja de papel de hornear en la base.
  3. Pasado el tiempo de reposo de la masa, saca y extiende bien con ayuda de un rodillo hasta conseguir un grosor de 3 mm aproximadamente. Enrolla con el rodillo la masa y ve desenrollándola sobre el molde. Ajusta bien dándo la forma del molde y sella bien las paredes. Si quedan huecos vacíos cúbrelos con trozos de masa para que quede todo bien tapado. Elimina los restos de masa sobrante con ayuda del rodillo o de un cuchillo.  Reserva de nuevo en la nevera un mínimo de 30 minutos.
  4. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  5. Saca la tarta de la nevera y cubre bien toda la masa con papel de alumnio. Sobre ésta, pon un buen puñado de garbanzos para que hagan peso y la masa no suba al hornearla (no te preocupes que los garbanzos no se van a cocinar). Sella bien las paredes y pincha con un tenedor. Introduce en el horno y cuece durante 30-35 minutos hasta comprobar que la masa está lista. Una vez pasado el tiempo, saca y deja enfriar en una rejilla.
  6. Prepara ahora el caramelo salado. Prepara la nata y la mantequilla para tenerlas listas a la hora de incorporarlas. Pon el azúcar en un cazo a fuego medio y esperamos unos 2-3 minutos hasta que se convierta en caramelo.  Cuando tengamos un caramelo dorado, retiramos el cazo del fuego y rápidamente echamos la mantequilla, la sal y la nata que teníamos reservadas. Hemos de remover constantemente mientras las echamos para que no se endurezca y se vaya haciendo una crema líquida y espesa. Dejamos enfriar un poco el caramelo antes de verterlo sobre la base de la tarta.
  7. Desmolda con cuidado la base de la tarta y vierte el caramelo salado sobre ella. Extiende bien por toda la superficie. Reserva la tarta en la nevera.
  8. Prepara ahora la crema de chocolate.  Pon la nata a hervir en un cazo y mientras trocea el chocolate. Cuando hierva, retiramos el cazo del fuego y echamos el chocolate. Esperamos 2-3 minutos y empezamos a mover constantemente hasta que se convierta en una crema homogénea. Cuando la crema de chocolate haya enfriado un poco la vertemos sobre la tarta que teníamos reservada en la nevera y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente (mejor de un día para otro).
  9. Al día siguiente o momentos antes de consumir la tarta, montamos la nata. Vierte la nata muy fría y el azúcar en la batidora y monta hasta conseguir la textura deseada. Pon la nata en una manga pastelera con boquilla redonda y forma pequeños montoncitos sobre la crema de chocolate hasta acabar con toda ella. Finalmente, espolvorea un poco de cacao puro sobre la nata y reserva en la nevera hasta el momento de consumirla.
Ya tienes tu tarta lista para degustar. Aunque parezca una receta larga, no lo es. Simplemente es tener todos los ingredientes preparados y estar pendiente de los tiempos. Si quieres acelerar el proceso, puedes usar una base de masa quebrada comprada (no quedará igual que ésta) e incluso cambiar la base de masa quebrada por galletas pulverizadas con mantequilla. Os aconsejo seguir esta receta, el resultado es increible…

Fuente: La receta de la felicidad.

Últimamente tengo muchas cenas veraniegas en las que cada uno aportamos algo y así compartimos entre todos. A mi como siempre, me toca el postre y como tengo tantas recetas pendientes, nunca me decido por qué preparar. Finalmente, opto por llevar tartas que tengan un buen “saque” y gusten por su calidad de sabor. Ésta tarta es impresionante;  la he preparado ya en varias ocasiones y siempre es un triunfo, por el sabor de la base mezclada con el chocolate y el toque que le da el caramelo salado.

Es sencilla de preparar, aunque un poco “liosilla” en cuanto a los horarios puesto que hay que hacerlo con tiempo y tranquilidad, mejor de un día para otro. Yo empecé a hacerla por la noche, y se me hizo tarde con los tiempos de reposo de la masa en la nevera. La decoración la dejé para el día siguiente casi en el momento de consumirla. Si te organizas, todo irá sobre ruedas.

Vamos con la receta…

TARTA de nata, chocolate y caramelo salado

Necesitarás…

Para la masa:

  • 250 gr de harina.
  • 30 gr de almendra molida.
  • 150 gr de mantequilla.
  • 80 gr de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de vainilla en polvo o esencia de vainilla.
Para la salsa de caramelo salado:
  • 70 gr de azúcar.
  • 70 gr de nata.
  • 1 cucharadita de mantequilla.
  • 1 pizca de sal.
Para la crema de chocolate:
  • 500 gr de nata para montar.
  • 350 gr de chocolate fondant.
Para la nata montada:
  • 300 gr de nata para montar.
  • 50 gr de azúcar glas.
  • Cacao en polvo para espolvorear.

Así se prepara…

  1. Prepara en primer lugar, la masa quebrada. Mezcla la mantequilla muy fría cortada en taquitos y el resto de ingredientes hasta formar una bola y estar todo bien integrado. Si lo haces con Kitchen Aid, mezcla con la pala a velocidad media hasta que esté todo integrado. Si usas thermomix, 15 segundos a velocidad 6. Envuelve la bola en papel film transparente y deja reposar en el frigorífico durante 30 minutos como mínimo.
  2. Prepara un molde desmontable de 24 cm aproximadamente y engrásalo bien. Coloca una hoja de papel de hornear en la base.
  3. Pasado el tiempo de reposo de la masa, saca y extiende bien con ayuda de un rodillo hasta conseguir un grosor de 3 mm aproximadamente. Enrolla con el rodillo la masa y ve desenrollándola sobre el molde. Ajusta bien dándo la forma del molde y sella bien las paredes. Si quedan huecos vacíos cúbrelos con trozos de masa para que quede todo bien tapado. Elimina los restos de masa sobrante con ayuda del rodillo o de un cuchillo.  Reserva de nuevo en la nevera un mínimo de 30 minutos.
  4. Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
  5. Saca la tarta de la nevera y cubre bien toda la masa con papel de alumnio. Sobre ésta, pon un buen puñado de garbanzos para que hagan peso y la masa no suba al hornearla (no te preocupes que los garbanzos no se van a cocinar). Sella bien las paredes y pincha con un tenedor. Introduce en el horno y cuece durante 30-35 minutos hasta comprobar que la masa está lista. Una vez pasado el tiempo, saca y deja enfriar en una rejilla.
  6. Prepara ahora el caramelo salado. Prepara la nata y la mantequilla para tenerlas listas a la hora de incorporarlas. Pon el azúcar en un cazo a fuego medio y esperamos unos 2-3 minutos hasta que se convierta en caramelo.  Cuando tengamos un caramelo dorado, retiramos el cazo del fuego y rápidamente echamos la mantequilla, la sal y la nata que teníamos reservadas. Hemos de remover constantemente mientras las echamos para que no se endurezca y se vaya haciendo una crema líquida y espesa. Dejamos enfriar un poco el caramelo antes de verterlo sobre la base de la tarta.
  7. Desmolda con cuidado la base de la tarta y vierte el caramelo salado sobre ella. Extiende bien por toda la superficie. Reserva la tarta en la nevera.
  8. Prepara ahora la crema de chocolate.  Pon la nata a hervir en un cazo y mientras trocea el chocolate. Cuando hierva, retiramos el cazo del fuego y echamos el chocolate. Esperamos 2-3 minutos y empezamos a mover constantemente hasta que se convierta en una crema homogénea. Cuando la crema de chocolate haya enfriado un poco la vertemos sobre la tarta que teníamos reservada en la nevera y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente (mejor de un día para otro).
  9. Al día siguiente o momentos antes de consumir la tarta, montamos la nata. Vierte la nata muy fría y el azúcar en la batidora y monta hasta conseguir la textura deseada. Pon la nata en una manga pastelera con boquilla redonda y forma pequeños montoncitos sobre la crema de chocolate hasta acabar con toda ella. Finalmente, espolvorea un poco de cacao puro sobre la nata y reserva en la nevera hasta el momento de consumirla.
Ya tienes tu tarta lista para degustar. Aunque parezca una receta larga, no lo es. Simplemente es tener todos los ingredientes preparados y estar pendiente de los tiempos. Si quieres acelerar el proceso, puedes usar una base de masa quebrada comprada (no quedará igual que ésta) e incluso cambiar la base de masa quebrada por galletas pulverizadas con mantequilla. Os aconsejo seguir esta receta, el resultado es increible…

Fuente: La receta de la felicidad.





12 Comentarios a “TARTA de nata, chocolate y caramelo salado”

  1. ¿Pero, esto qué es? Es un espectáculo de tarta!!!! Una maravilla!!
    A ver si algún dia soy capaz de hacerla……
    Saludos,
    Olga

    Olga Casanova, julio 29, 2012, 1:20 am | Responder a este comentario
  2. Tiene un aspecto espectacular. Voy a intentar hacerla pronto.
    Muchas gracias por tus recetas.Me encanta tu blog.
    Saludos cordiales.

    Mar, julio 29, 2012, 4:06 pm | Responder a este comentario
  3. Estupenda tarta, espero no tardar en probarla.

    Bicos.

    Majes, julio 31, 2012, 9:37 pm | Responder a este comentario
  4. espectacular……ya te dirê como me ha quedado….mmmmmmm ;)

    marta, agosto 9, 2012, 2:00 pm | Responder a este comentario
  5. La he hecho por fin, estaba en unas de mis pendientes recetas, jajaja, estaba realmente buena, sobre todo a quien le encante el chocolate, genial. Fue todo un exito la llevamos a una invitacion para tomar cafe y triunfo. GRACIAS.

    ana teruel, octubre 30, 2012, 10:12 am | Responder a este comentario
  6. Chico guapo, ¡¡que tarta más buena!! La masa quebrada sale riquísima y el puntito salado del caramelo es espectacular. Cuando la probaron los amigos sólo se oía decir “uuummmm” Fue un éxito total.

    Un besote

    Belén Martínez Ripoll, marzo 4, 2013, 12:18 pm | Responder a este comentario
    • Muchas gracias chica guapa…!!! A mi me encantó y la he repetido en un par de ocasiones más.. La verdad es que con tantas recetas pendientes, nunca me da tiempo a repetir… Me la has recordado, así que tendré que volver a hacerla… Un super besote

      Juanfra, marzo 4, 2013, 9:44 pm | Responder a este comentario
  7. una duda no tendrás las medidas de los ingredientes en tazas y otra para el caramelo salado te refieres al decir preparar que hay que batir la nata o se hecha liquida y la mantequilla como se incorpora? ojala me respondas porque si me interesa prepararla gracias!

    sarai, febrero 13, 2014, 5:21 am | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Tus recetas por correo: