CHEESECAKE al chocolate blanco

La Cocina de Morilands

CHEESECAKE al chocolate blanco

Me encantan las tartas de queso, las americanas las que más, aunque poco a poco voy descubriendo nuevas recetas que os iré dejando por aquí y que seguro que os sorprenden, porque para ser queso el ingrediente principal, algunas no tienen nada que ver con otras. Mientras que unas se preparan con cuajada o con gelatina, otras llevan huevo y se hornean al baño maría. Algunas llevan galleta en la base, otras en la base y en las paredes… pero todas ellas, tienen un toque diferente y sofisticado. Son uno de mis postres favoritos junto al tiramisú.

Esta tarta que os presento hoy tiene su historia. La preparé para el cumple de mi amiga Flori, que cada año lo celebra en su casa de campo con amigos; hacemos barbacoa y cada uno aporta algún plato. Yo como siempre, llevo el postre y ya que el año anterior hice la New York Cheesecake, este año no podía repetir, pero sí que quería seguir la misma línea. ¿Os ha pasado alguna vez, que cuando crees que conoces muy bien a una persona, te sigue sorprendiendo? Pues resulta que a Flori no le gusta el chocolate blanco, y me enteré en la misma fiesta cuando me preguntaron que qué llevaba la tarta. Algunos/as se quedaron de piedra y le hicimos pasar a la pobre cumpleañera la prueba de fuego. Aunque le gustó, dijo que llevaba algo raro, y no podíamos parar de reirnos hasta que lo confesamos. Para los que seáis amantes del chocolate blanco, esta es vuestra tarta.

CHEESECAKE al chocolate blanco

Necesitarás…

Para la base de galletas…

  • 300 gr de galletas tipo digestive.
  • 60 gr de margarina.
  • 50 gr de almendras.
Para el relleno…
  • 600 gr de queso crema.
  • 70 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 500 gr de chocolate blanco.
  • 70 gr de mantequilla.
  • 125 gr de nata líquida para montar.
Para la cobertura…
  • 1 bote de mermelada de arándanos.
  • 50 gr de agua.
  • 1 cucharada de zumo de limón.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara la base de galletas. Tritura las galletas hasta quedar completamente desechas. Agrega la mantequilla y las almendras y mezcla bien hasta que esté todo muy bien integrado. En thermomix, tritura a velocidad 5-7-9, agrega las almendras y la mantequilla y programa 5 minutos, 80º, velocidad 3. Forra un molde desmontable con las galletas poniendo en la base y en las paredes de manera que quede bien repartido. Ayúdate de un vaso o similar para poder hacerlo con más precisión. Introduce en el congelador mientras preparas el relleno.
  2. Ahora prepara el relleno. Bate el queso crema con el azúcar y la nata hasta conseguir que quede una crema ligera y suave. Funde el chocolate blanco con la mantequilla al baño maría o en el microondas. Cuida que se derrita bien y quede bien integrado. Añade el chocolate fundido a la mezcla de queso y azúcar. Integra bien ayudándote de una espátula y con movimientos envolventes.
  3. Vierte esta preparación sobre la base de galletas que teníamos reservada en el congelador. Deja enfriar a temperatura ambiente y una vez frío y reposado, introduce en la nevera de un día para otro.
  4. Pasado un mínimo de 12 horas, puedes preparar la cobertura. Vierte en un cazo la mermelada, el agua y el zumo de limón y calienta a temperatura media para que quede todo bien disuelto. Deja enfriar unos minutos y vierte sobre la tarta.  Deja enfriar por completo hasta el momento de degustarla.
  • Si te parece demasiada cantidad de chocolate blanco, puedes reducirla a tu gusto.
  • Creo que han sacado ahora un chocolate blanco de nestlé para postres y para coberturas. No lo he usado, aunque ya he oído pros y contras.
  • La cobertura la puedes poner al gusto: mermelada de fresa, frambuesa, fruta de la pasión…
La Cocina de Morilands

CHEESECAKE al chocolate blanco

CHEESECAKE al chocolate blanco

Me encantan las tartas de queso, las americanas las que más, aunque poco a poco voy descubriendo nuevas recetas que os iré dejando por aquí y que seguro que os sorprenden, porque para ser queso el ingrediente principal, algunas no tienen nada que ver con otras. Mientras que unas se preparan con cuajada o con gelatina, otras llevan huevo y se hornean al baño maría. Algunas llevan galleta en la base, otras en la base y en las paredes… pero todas ellas, tienen un toque diferente y sofisticado. Son uno de mis postres favoritos junto al tiramisú.

Esta tarta que os presento hoy tiene su historia. La preparé para el cumple de mi amiga Flori, que cada año lo celebra en su casa de campo con amigos; hacemos barbacoa y cada uno aporta algún plato. Yo como siempre, llevo el postre y ya que el año anterior hice la New York Cheesecake, este año no podía repetir, pero sí que quería seguir la misma línea. ¿Os ha pasado alguna vez, que cuando crees que conoces muy bien a una persona, te sigue sorprendiendo? Pues resulta que a Flori no le gusta el chocolate blanco, y me enteré en la misma fiesta cuando me preguntaron que qué llevaba la tarta. Algunos/as se quedaron de piedra y le hicimos pasar a la pobre cumpleañera la prueba de fuego. Aunque le gustó, dijo que llevaba algo raro, y no podíamos parar de reirnos hasta que lo confesamos. Para los que seáis amantes del chocolate blanco, esta es vuestra tarta.

CHEESECAKE al chocolate blanco

Necesitarás…

Para la base de galletas…

  • 300 gr de galletas tipo digestive.
  • 60 gr de margarina.
  • 50 gr de almendras.
Para el relleno…
  • 600 gr de queso crema.
  • 70 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 500 gr de chocolate blanco.
  • 70 gr de mantequilla.
  • 125 gr de nata líquida para montar.
Para la cobertura…
  • 1 bote de mermelada de arándanos.
  • 50 gr de agua.
  • 1 cucharada de zumo de limón.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara la base de galletas. Tritura las galletas hasta quedar completamente desechas. Agrega la mantequilla y las almendras y mezcla bien hasta que esté todo muy bien integrado. En thermomix, tritura a velocidad 5-7-9, agrega las almendras y la mantequilla y programa 5 minutos, 80º, velocidad 3. Forra un molde desmontable con las galletas poniendo en la base y en las paredes de manera que quede bien repartido. Ayúdate de un vaso o similar para poder hacerlo con más precisión. Introduce en el congelador mientras preparas el relleno.
  2. Ahora prepara el relleno. Bate el queso crema con el azúcar y la nata hasta conseguir que quede una crema ligera y suave. Funde el chocolate blanco con la mantequilla al baño maría o en el microondas. Cuida que se derrita bien y quede bien integrado. Añade el chocolate fundido a la mezcla de queso y azúcar. Integra bien ayudándote de una espátula y con movimientos envolventes.
  3. Vierte esta preparación sobre la base de galletas que teníamos reservada en el congelador. Deja enfriar a temperatura ambiente y una vez frío y reposado, introduce en la nevera de un día para otro.
  4. Pasado un mínimo de 12 horas, puedes preparar la cobertura. Vierte en un cazo la mermelada, el agua y el zumo de limón y calienta a temperatura media para que quede todo bien disuelto. Deja enfriar unos minutos y vierte sobre la tarta.  Deja enfriar por completo hasta el momento de degustarla.
  • Si te parece demasiada cantidad de chocolate blanco, puedes reducirla a tu gusto.
  • Creo que han sacado ahora un chocolate blanco de nestlé para postres y para coberturas. No lo he usado, aunque ya he oído pros y contras.
  • La cobertura la puedes poner al gusto: mermelada de fresa, frambuesa, fruta de la pasión…

Me encantan las tartas de queso, las americanas las que más, aunque poco a poco voy descubriendo nuevas recetas que os iré dejando por aquí y que seguro que os sorprenden, porque para ser queso el ingrediente principal, algunas no tienen nada que ver con otras. Mientras que unas se preparan con cuajada o con gelatina, otras llevan huevo y se hornean al baño maría. Algunas llevan galleta en la base, otras en la base y en las paredes… pero todas ellas, tienen un toque diferente y sofisticado. Son uno de mis postres favoritos junto al tiramisú.

Esta tarta que os presento hoy tiene su historia. La preparé para el cumple de mi amiga Flori, que cada año lo celebra en su casa de campo con amigos; hacemos barbacoa y cada uno aporta algún plato. Yo como siempre, llevo el postre y ya que el año anterior hice la New York Cheesecake, este año no podía repetir, pero sí que quería seguir la misma línea. ¿Os ha pasado alguna vez, que cuando crees que conoces muy bien a una persona, te sigue sorprendiendo? Pues resulta que a Flori no le gusta el chocolate blanco, y me enteré en la misma fiesta cuando me preguntaron que qué llevaba la tarta. Algunos/as se quedaron de piedra y le hicimos pasar a la pobre cumpleañera la prueba de fuego. Aunque le gustó, dijo que llevaba algo raro, y no podíamos parar de reirnos hasta que lo confesamos. Para los que seáis amantes del chocolate blanco, esta es vuestra tarta.

CHEESECAKE al chocolate blanco

Necesitarás…

Para la base de galletas…

  • 300 gr de galletas tipo digestive.
  • 60 gr de margarina.
  • 50 gr de almendras.
Para el relleno…
  • 600 gr de queso crema.
  • 70 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 500 gr de chocolate blanco.
  • 70 gr de mantequilla.
  • 125 gr de nata líquida para montar.
Para la cobertura…
  • 1 bote de mermelada de arándanos.
  • 50 gr de agua.
  • 1 cucharada de zumo de limón.

Así se prepara…

  1. En primer lugar, prepara la base de galletas. Tritura las galletas hasta quedar completamente desechas. Agrega la mantequilla y las almendras y mezcla bien hasta que esté todo muy bien integrado. En thermomix, tritura a velocidad 5-7-9, agrega las almendras y la mantequilla y programa 5 minutos, 80º, velocidad 3. Forra un molde desmontable con las galletas poniendo en la base y en las paredes de manera que quede bien repartido. Ayúdate de un vaso o similar para poder hacerlo con más precisión. Introduce en el congelador mientras preparas el relleno.
  2. Ahora prepara el relleno. Bate el queso crema con el azúcar y la nata hasta conseguir que quede una crema ligera y suave. Funde el chocolate blanco con la mantequilla al baño maría o en el microondas. Cuida que se derrita bien y quede bien integrado. Añade el chocolate fundido a la mezcla de queso y azúcar. Integra bien ayudándote de una espátula y con movimientos envolventes.
  3. Vierte esta preparación sobre la base de galletas que teníamos reservada en el congelador. Deja enfriar a temperatura ambiente y una vez frío y reposado, introduce en la nevera de un día para otro.
  4. Pasado un mínimo de 12 horas, puedes preparar la cobertura. Vierte en un cazo la mermelada, el agua y el zumo de limón y calienta a temperatura media para que quede todo bien disuelto. Deja enfriar unos minutos y vierte sobre la tarta.  Deja enfriar por completo hasta el momento de degustarla.
  • Si te parece demasiada cantidad de chocolate blanco, puedes reducirla a tu gusto.
  • Creo que han sacado ahora un chocolate blanco de nestlé para postres y para coberturas. No lo he usado, aunque ya he oído pros y contras.
  • La cobertura la puedes poner al gusto: mermelada de fresa, frambuesa, fruta de la pasión…




14 Comentarios a “CHEESECAKE al chocolate blanco”

  1. Increíble, me la guardo. A mi tambien me encantan las tartas de queso y aunque hay un montón de recetas adaptadas a Thermomix justamente estaba buscando una que quedase como la tuya.

    Me ha encantado, un beso

    Lucía, junio 21, 2012, 11:43 am | Responder a este comentario
  2. IMPRESIONANTE!!! Me la apunto para hacerla seguro. Me encantan este tipo de tartas en las que no hay que usar el horno…mmmmmmmmmm Tiene que estar de muerte 🙂

    Martha, junio 21, 2012, 9:55 pm | Responder a este comentario
  3. Me jure y me perjure que no iba a venir a verla….pero cai como una tonta, ahora no tengo mas remedio que hacerla porque esto si que es mi perdicion!!! Ja me mateeen!!! Besiños…

    Amara Costa, junio 22, 2012, 11:08 pm | Responder a este comentario
  4. Juanfra ¡¡¡¡¡Espectacular!!!!!!, la he traido a la guardia para el cafelito, un éxito, dicen mis compis que es pecado mortal.

    Marian Villares, julio 17, 2012, 6:36 pm | Responder a este comentario
  5. Hola Juanfra. Una preguntita…¿El chocolate blanco funde bien al baño maria? Es que una vez lo intenté y fue un desastre. Lo tuve que tirar. Al empezar a fundir se cuarteó y quedó como a grumos. A lo mejor es la marca de chocolate….¿cual has utilizado para la tarta? Es que la quiero haceeeer……Bss y ¡gracias! Eres un crack de la cocina…..

    Montse, julio 23, 2012, 11:15 am | Responder a este comentario
    • Montse, yo también he tenido problemas con el choco blanco, pero ahora han sacado uno de postres de Nestlé que está muy bien, así que yo lo hice con ese, y no me dió problemas. Gracias por los piropos. Un beso

      Juanfra, julio 23, 2012, 11:33 am | Responder a este comentario
  6. Hice la tarta y fue todo un desastre.Muy rica d sabor peo no llego a cuajar.Le ha pasado a alguien esto?

    Flowercilla, agosto 5, 2012, 3:17 pm | Responder a este comentario
  7. La he hecho hoy…… Y sólo puede decir que facilísima y EXQUISITA!!

    Lucía, noviembre 17, 2012, 9:23 pm | Responder a este comentario
  8. Hice esta tarta el sábado para un cumpleaños al que fui y fue un éxito absoluto. Muchas gracias por la receta!!

    Nuria, noviembre 18, 2013, 8:00 am | Responder a este comentario
  9. Hola! Me ha encantado esta receta! Que diámetro de molde se usa para que quede igual de bonita?

    Teresa, septiembre 10, 2018, 10:38 am | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: