PASTÉIS DE BELÉM

La Cocina de Morilands

PASTÉIS DE BELÉM

No sé qué tienen estos dulces que me han dejado impactado desde que visité Lisboa. No paro de acordarme de su sabor, de su dulzura, de su calor al morderlos, y de ese hojaldre increiblemente rico que tienen. Es que son espectaculares, es que son únicos e irreptibles. Tengo ganas de hacerlos con la receta que viene en el libro «Cocino a mi manera», pero sé que no podrán igualar a los de la auténtica fábrica de Pasteís de Belém, donde estuvimos degustándolos, y donde no dudaría volver a merendar si volviese a Lisboa en algún momento de mi vida.

Os dejo unas fotos de cómo es la pastelaria más típica y famosa de todo Lisboa, tanto por dentro como por fuera.

En esta foto podeís apreciar una de las inifinitas partes que tiene, porque es grandísima, tiene un montón de salones que van adentrándose y que siempre están repletos de gente.

Es imposible echar una foto a los mostradores de exposición puesto que están siempre repletos de gente, y es muy dificil encontrar el momento en que esté todo bien colocado y sin gente para la foto. Además de pastéis de belém, también tienen otros dulces e incluso comida salada.

En esta última foto podeís apreciar el interior del horno donde se preparan los pasteles, con una bandeja al fondo repleta. En la siguiente foto, una vista más de cerca de las bandejas llenas.
Y como no podía faltar, el local también tiene decoración fotográfica por las paredes, en grandes paneles donde pueden verse a los trabajadores manejando la masa, preparando los pastéis de belém…
Y nada más que decir de esta maravilla de receta pastelera, que hay que ir a Lisboa, hay que recorrer sus calles, subir en los tranvías, admirar los bellos paisajes desde sus miradores, y como no, empaparse a tope de su gastronomía, muy rica, por cierto.
La Cocina de Morilands

PASTÉIS DE BELÉM

No sé qué tienen estos dulces que me han dejado impactado desde que visité Lisboa. No paro de acordarme de su sabor, de su dulzura, de su calor al morderlos, y de ese hojaldre increiblemente rico que tienen. Es que son espectaculares, es que son únicos e irreptibles. Tengo ganas de hacerlos con la receta que viene en el libro «Cocino a mi manera», pero sé que no podrán igualar a los de la auténtica fábrica de Pasteís de Belém, donde estuvimos degustándolos, y donde no dudaría volver a merendar si volviese a Lisboa en algún momento de mi vida.

Os dejo unas fotos de cómo es la pastelaria más típica y famosa de todo Lisboa, tanto por dentro como por fuera.

En esta foto podeís apreciar una de las inifinitas partes que tiene, porque es grandísima, tiene un montón de salones que van adentrándose y que siempre están repletos de gente.

Es imposible echar una foto a los mostradores de exposición puesto que están siempre repletos de gente, y es muy dificil encontrar el momento en que esté todo bien colocado y sin gente para la foto. Además de pastéis de belém, también tienen otros dulces e incluso comida salada.

En esta última foto podeís apreciar el interior del horno donde se preparan los pasteles, con una bandeja al fondo repleta. En la siguiente foto, una vista más de cerca de las bandejas llenas.
Y como no podía faltar, el local también tiene decoración fotográfica por las paredes, en grandes paneles donde pueden verse a los trabajadores manejando la masa, preparando los pastéis de belém…
Y nada más que decir de esta maravilla de receta pastelera, que hay que ir a Lisboa, hay que recorrer sus calles, subir en los tranvías, admirar los bellos paisajes desde sus miradores, y como no, empaparse a tope de su gastronomía, muy rica, por cierto.
No sé qué tienen estos dulces que me han dejado impactado desde que visité Lisboa. No paro de acordarme de su sabor, de su dulzura, de su calor al morderlos, y de ese hojaldre increiblemente rico que tienen. Es que son espectaculares, es que son únicos e irreptibles. Tengo ganas de hacerlos con la receta que viene en el libro «Cocino a mi manera», pero sé que no podrán igualar a los de la auténtica fábrica de Pasteís de Belém, donde estuvimos degustándolos, y donde no dudaría volver a merendar si volviese a Lisboa en algún momento de mi vida.

Os dejo unas fotos de cómo es la pastelaria más típica y famosa de todo Lisboa, tanto por dentro como por fuera.

En esta foto podeís apreciar una de las inifinitas partes que tiene, porque es grandísima, tiene un montón de salones que van adentrándose y que siempre están repletos de gente.

Es imposible echar una foto a los mostradores de exposición puesto que están siempre repletos de gente, y es muy dificil encontrar el momento en que esté todo bien colocado y sin gente para la foto. Además de pastéis de belém, también tienen otros dulces e incluso comida salada.

En esta última foto podeís apreciar el interior del horno donde se preparan los pasteles, con una bandeja al fondo repleta. En la siguiente foto, una vista más de cerca de las bandejas llenas.
Y como no podía faltar, el local también tiene decoración fotográfica por las paredes, en grandes paneles donde pueden verse a los trabajadores manejando la masa, preparando los pastéis de belém…
Y nada más que decir de esta maravilla de receta pastelera, que hay que ir a Lisboa, hay que recorrer sus calles, subir en los tranvías, admirar los bellos paisajes desde sus miradores, y como no, empaparse a tope de su gastronomía, muy rica, por cierto.




4 Comentarios a “PASTÉIS DE BELÉM”

  1. Es que son únicos esos pastelitos… de hecho, aunque siempre me ha gustado cocinar, me aficioné a la repostería intentando reproducir, infructuosamente, esos pastelitos. Hay muchas versiones, y algunas muy ricas, pero todas a años-luz de los originales.
    En fin, que habrá que volver a hacer una escapadita hasta Lisboa.
    Un saludo

    Mer, septiembre 7, 2010, 11:50 am | Responder a este comentario
  2. Hace 3 años me fuí a Lisboa, y aluciné con los dulces que tenían, me encantó y estoy loca por volver. con respecto a los dichosos pastelitos, los he buscado y al final encontré una receta que para mí es la más parecida, si te animas puedes probarla.
    http://recetinesasgaya.blogspot.com/2010/03/pasteis-de-belem.html
    Un besazo

    María, septiembre 7, 2010, 12:48 pm | Responder a este comentario
  3. Muy buen reportaje, y muy buenos recuerdos me has traído a la mente.

    Besos
    Vicky

    VelocidadCuchara.com - Vicky Ortiz, septiembre 7, 2010, 11:19 pm | Responder a este comentario
  4. Ya volviste y veo que se la pasaron genial!

    Esos pastelitos los tengo en la mente desde un reportaje de un viajero, que vi en Discovery channel, jaja… cuando viaje a Europa sin duda pasaré a probarlos, ya han contado tanto de ellos!

    Tambien te quiero dar las gracias por tus felicitaciones.
    Buen fin de semana
    Gaby

    Gabriela, clavo y canela, septiembre 11, 2010, 7:39 am | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus recetas por correo: